Kika Superbruja: El viaje a Mandolán (2011)

Póster: Kika Superbruja: El viaje a Mandolán (2011)
El trono de Mandolán tiene una maldición. Esto es un gran problema para el Gran Visir Guliman (Jürgen Tarrach) que tiene la ambición de ser el próximo rey de Mandolán. Como su mago Abrash (Ercan Durmaz) no es capaz de quitar esta maldición del trono, Guliman llama a Kika (Alina Freund) para que le ayude a liberar el trono. Pero la superbruja no se deja tomar el pelo: Kika percibe la conspiración. Con la ayuda del pequeño dragón Héctor y Musa (Tanay Chheda) un listo chico hindú, Kika supera todas las aventuras que le pasan con sobresaliente hasta que consigue liberar al auténtico rey de Mandolán para que pueda volver a la ciudad con su gente y que el pueblo se libere también del tirano Guliman.

Calificación: 4,286.

Tráiler de la Película



Ficha

Título Original: Hexe Lilli: Die Reise nach Mandolan.
Director: Harald Sicheritz.
Guionistas: Bettine von Borries, Achim von Borries.
Actores: Alina Freund, Pilar Bardem, Anja Kling, Tanay Chheda, Jürgen Tarrach, Alexander Yassin, Ercan Durmaz, Badasar Colbiyik, Miguel Wansing Lorrio, Albert Pérez, Pegah Ferydoni, Michael Mendl, Isak Férriz, Yvonne Kolle, Lars Rudolph.
Actores de Doblaje (V. O.): Michael Mittermeier, Cosma Shiva Hagen, Ulrich Frank, Pierre Peters-Arnolds, Osman Ragheb.
Productores: Corinna Mehner, Martin Husman, Michael Coldewey.
Fotografía: Thomas W. Kiennast.
Música: Ian Honeyman.
Montaje: Alexander Dittner.
Diseño de Producción: Christoph Kanter.
Diseño de Vestuario: Bina Daigeler.
Países: Alemania, España, Austria.
Lugares de rodaje: Jaisalmer, Jodhpur (India); Potsdam (Alemania); Viena (Austria).
Fechas de Rodaje: De 18-08-2009 a 23-10-2009.
Año: 2011.
Duración: 91 minutos.
Edad: Apta para todos los públicos.
Género: Comedia, Familiar, Fantástica, Misterio.
Estreno: 11-11-2011.
DVD (Venta): 04-07-2012.
Distribuidora: The Walt Disney Company Iberia, S. L.
WEB Oficial: Web Oficial de la película en España.
Espectadores: 171.815.
Recaudación: 1.005.799,83 €.

Fotograma: Kika Superbruja: El viaje a Mandolán (2011)

Comentario

Continuación de "Kika Superbruja: El libro de los hechizos" (Stefan Ruzowitzky, 2009), esta nueva entrega traslada la acción a territorios muy lejanos. Mientras cuida de su hermano pequeño e intenta centrarse en sus estudios de brujería, Kika descubre una carta que supone todo un reto para cualquier aspirante a hechicera. El texto trasladará a la protagonista a lugares de fantasía, donde contará con la ayuda de seres muy especiales. Una cinta para el público infantil, llena de aventura y emoción. (Fotogramas: Violeta Kovacsics).

Fotograma: Kika Superbruja: El viaje a Mandolán (2011)

Crítica

15-11-2011 – JOSU EGUREN

La bruja aburrida

Coproducción germano-hispano-austriaca en la que destaca la presencia de Pilar Bardem como mentora de la niña que protagoniza la serie literaria firmada y -puede que también- escrita por el autor de bestsellers alemán apodado Knister.

En la línea de otras producciones germanófilas del mismo pelaje, como la reciente y olvidada adaptación de las correrías detectivescas de "El equipo Tigre" (Peter Gersina, 2010), "Kika superbruja" engalana un guión con olor a cartón piedra trasladando el equipo de rodaje a unos suntuosos escenarios naturales que si no brillan todo lo necesario es porque la lente que utiliza Harald Sicheritz está diseñada para filmar teatro televisivo. Así las cosas, lo que mejor funciona en el viaje de "Kika superbruja" a un exótico reino enclavado en algún lugar metafórico entre el sultanato de Shahriar y las laderas de Bollywood, es la inocente química que se establece entre Alina Freund y Tanay Chheda, dos niños que viven una aventura menor calcada a la de "La joya del Nilo" (Lewis Teague, 1985).

Quien tuvo la suerte de esquivar su anterior entrega puede albergar ciertas esperanzas de que este híbrido de dineros e intereses paneuropeistas mejore las prestaciones de nuestro cine infantil, pero no es así, y eso a pesar de que el telón se abra dando paso a un esmerado plano secuencia que nos traslada desde Mandolán hasta los dominios de Kika. Todo va sobre ruedas, siguiendo paso a paso el clásico esquema de la aventurilla de brocha gorda en la que la heroína pone la inteligencia y su partenaire humorístico (en este caso un dragón digital insoportable) los golpes de genio, hasta que se impone la certeza de que el argumento quebró cumplidos los primeros veinte minutos. Lejos, muy lejos de otros relatos orientales de los que no es heredera (compartan con su hijos el "Ladrón de Bagdad" de Conrad Veidt y Sabu y producida en 1940), "Kika superbruja" orienta sus esfuerzos a poner en escena una obra escolar que ignora dos de los ingredientes fundamentales de todo gran espectáculo: la emoción y el peligro.