Entrada destacada

Una noche con mi ex suegro

Martin (Emile Hirsch) es un músico de Los Ángeles cuya cena con el Sr. Gallo (J.K. Simmons), el padre de su novia, Ginnie (Analeigh Tipton), un tenaz hombre de negocios que siempre está ocupado, no salió nada bien. Ahora han pasado seis meses y, tras romper con ella, verá cómo un día su ex suegro se presenta en su casa. La causa es que su hija ha desaparecido, no responde a sus mensajes y Martin es la única persona que conoce en la ciudad. Juntos pasarán una noche de locura buscando a Ginnie mientras se fragua entre ellos una incómoda amistad.

Valoración:5,488.

Un amor entre dos mundos (Juan Diego Solanas, 2.012)

Póster: Un amor entre dos mundos (Juan Diego Solanas, 2.012)
Un amor entre dos mundos (Juan Diego Solanas, 2.012)

Ficha:

Título Original: Upside Down.
Director: Juan Diego Solanas.
Guionistas: Juan Diego Solanas, Santiago Amigorena.
Intérpretes: Jim Sturgess, Kirsten Dunst, Timothy Spall, Blu Mankuma, Nicholas Rose, James Kidnie, Vlasta Vrana, Kate Trotter, Holly O'Brien, Elliott Larson, Maurane Arcand, Janine Theriault, Vincent Messina, Cole K. McKenzie, Paul Ahmarani, Carolyn Guillet, Pablo Veron, Don Jordan, Edward Langham, Holden Wong, Keir Cutler, Alex Bisping.
Productores: Claude Léger, Dimitri Rassam, Aton Soumache, Jonathan Vanger, Alexis Vonarb.
Fotografía: Pierre Gill.
Música: Benoît Charest.
Montaje: Paul Jutras.
Diseño de Producción: Alex McDowell.
Diseño de Vestuario:
Países: Canadá, Francia.
Lugares de Rodaje: Montreal, Québec (Canadá).
Fechas de Rodaje: Marzo del 2.010.
Año: 2.012.
Duración: 100 minutos.
Edad: Apta para todos los públicos.
Género: Ciencia Ficción, Drama, Fantástica, Romántica.
Distribuidora: Tripictures, S. A.
Estreno: 05-04-2.013.
WEB Oficial: Web Oficial de la película en España.
Espectadores: 0.
Recaudación: 0 €.
Calificación: 6,277.

Sinopsis:

Adam es un tipo aparentemente normal en un universo extraordinario. Vive humildemente, tratando de ganarse la vida, pero su espíritu romántico se aferra a la memoria de una mujer de otro mundo que amó en otro tiempo, una chica de un mundo invertido con su propia gravedad, directamente encima, pero fuera de su alcance... una chica llamada Eden. Su coqueteo de la infancia se convierte en un amor imposible. Pero cuando ve a Eden ya adulta en la televisión, nada se interpondrá en su camino para conseguirla... Ni siquiera la ley o la ciencia.

Crítica:

06-04-2.013 – JOSU EGUREN

Cabeza abajo

«Urgente: Se busca arquitecto visual. Bilingüe. Imprescindible que acredite ocho años de experiencia. No es necesario que esté familiarizado con las reglas fundamentales de la gramática fílmica, pero se valorará su capacidad para la composición de anatomías escénicas hipertrofiadas. Incorporación inmediata».

A un perfil similar responde el currículum de Juan Diego Solanas ("Nordeste", 2.005), autor de una espectacular fantasía hiperbólica en la que el argentino da rienda suelta a un romance empapado por el hálito realista de la literatura dickensiana. Una historia de amor entre dos mundos, arriba y abajo, separados por una frontera gravitatoria que sirve de excusa para que Solanas despliegue una impresionante batería de efectos inspirada en los destellos ópticos de Terry Gilliam ("Brazil"), Alexandre Trauner ("El apartamento") y King Vidor ("Y el mundo marcha").

La cámara de Solanas acepta el reto de doblar sobre el eje vertical la metrópolis futurista diseñada por Fritz Lang y Walter Ruttmann, una operación fotográfica que da como resultado un escenario distópico en el que anidan los protagonistas de una frágil aventura romántica. La candidez del héroe proletario, interpretado por Jim Sturgess, hace imposible que "Un amor entre dos mundos" se signifique como una parábola revolucionaria sobre la lucha de clases, aunque Solanas y su operador se esfuerzan en pulir las dos caras de un espejo asimétrico en el que aparecen reflejados los males de la sociedad contemporánea.

Dueño de una poética visual -transferible-, que no empata el grado de falsa perfección de Joe Wright o Jean Pierre Jeunet, Solanas acierta al decorar la escena más emotiva con la letra de un tango interpretado por el inolvidable Roberto Goyeneche.

Comentarios