Entrada destacada

Abracadabra (2017)

Carmen (Maribel Verdú) es una ama de casa que vive en el extrarradio de Madrid con su hija y su marido Carlos (Antonio de la Torre), un hombre celoso que, sin embargo, sólo tiene ojos para el Real Madrid. Su rutinario matrimonio da un giro cuando, en la boda de su sobrino, Carlos es hipnotizado por Pepe (José Mota), primo de Carmen y mentalista aficionado. A la mañana siguiente, Carlos se comporta de manera insólita, lo que llevará a los primos a buscar cómo revertir el proceso. Mientras, Carmen empezará a sentirse atraída por su nuevo marido.

Valoración:5,538.


FICHA

Título Original: Abracadabra.
Director: Pablo Berger.
Guionista: Pablo Berger.
Reparto: Maribel Verdú, José Mota, Antonio de la Torre, Quim Gutiérrez, Josep Maria Pou, Priscilla Delgado, Javivi, Julián Villagrán, Saturnino García, Ramón Barea, Rocío Calvo.
Productores: Pablo Berger, Ibon Cormenzana, Ignasi Estapé, Mercedes Gamero, Mikel Lejarza.
Música: Alfonso de Vilallonga.
Fotografía: Kiko de la Rica.
Montaje: David Gallart.
Paí…

Stoker (2013)

Póster: Stoker (2013)
Cuando India Stoker (Mia Wasikowska) pierde a su amado padre y mejor amigo Richard (Dermot Mulroney) en un trágico accidente de coche en el día de su 18 cumpleaños, su tranquila existencia en la apartada mansión familiar se hace añicos de golpe. Con una sensibilidad exquisita, India muestra un comportamiento impasible que enmascara los profundos sentimientos y los agudísimos sentidos que sólo su padre comprendía. India se ve arrastrada hacia el hermano perdido de su padre, Charlie (Matthew Goode), que aparece por sorpresa en el funeral y decide quedarse con ella y su inestable madre, Evie (Nicole Kidman). Aunque India al principio desconfía de su encantador y misterioso tío, pronto descubre que le fascina y se da cuenta de cuánto tienen en común.

Calificación: 6,813.

Tráiler de la Película


Ficha:

Título Original: Stoker.
Director: Park Chan-wook.
Guionista: Wentworth Miller.
Intérpretes: Mia Wasikowska, Matthew Goode, Nicole Kidman, Jacki Weaver, Dermot Mulroney, Lucas Till, Ralph Brown, Alden Ehrenreich, Phyllis Somerville, Wendy Keeling, Lauren E. Roman, Tyler von Tagen, Judith Godrèche, David Alford, Peg Allen, Harmony Korine, Lucas Till, Dominick 'Dino' Howard, Thomas A. Covert.
Productores: Ridley Scott, Tony Scott, Michael Costigan.
Fotografía: Chung Chung-hoon.
Música: Clint Mansell.
Montaje: Nicolas De Toth.
Diseño de Producción: Thérèse DePrez.
Diseño de Vestuario: Kurt Swanson, Bart Mueller.
Países: Estados Unidos, Reino Unido.
Lugares de Rodaje: Nashville, Tennessee (Estados Unidos).
Fechas de Rodaje: 29-08-2011.
Año: 2013.
Duración: 100 minutos.
Edad: No recomendada para menores de 16 años.
Género: Drama, Misterio, Suspense.
Estreno: 10-05-2013.
Distribuidora: Hispano Fox Film, S. A.
WEB Oficial: Web Oficial de la película en España, Sitio Oficial.
Espectadores: 102.644.
Recaudación: 672.739,92 €.

Crítica:

13-05-2013 – ANTÓN MERIKAETXEBARRIA

Atracción letal

Fotograma: Stoker (2013)
En el año 2003, el director de Corea del Sur Park Chan-wook asombró a medio mundo con una película a caballo entre el melodrama psicológico y el 'thriller' paranoico: "Old Boy". Un título de culto sobre una violenta venganza plagada de laberintos, que de algún modo retoma ahora, dentro de la industria del cine americano, con "Stoker". Tres personajes son los protagonistas del filme, enmarcado en un difuso entorno familiar, preñado de homenajes a Hitchcock, ambientes góticos y malignas intenciones, en las que participan tres intérpretes tan dispares como Nicole Kidman, Matthew Goode y Mia Wasikowska, ninguno de los cuales logra la mejor actuación de su carrera.

Resulta llamativa la forma en que Hollywood corta las alas a los directores foráneos que recalan en sus costas plagadas de tiburones (léase ejecutivos). Porque, de igual modo que proporcionan a Park Chan-wook un generoso presupuesto para filmar la trama a base de suntuosas imágenes, le impiden apretar el acelerador a fondo en cuanto al fin último de la intriga, a la que le falta desgarro, originalidad y emoción. Es cierto que se incluyen personajes neuróticos, frigoríficos putrefactos, un malévolo tío Charlie, sexo remojado, algún que otro entrometido insecto y un desenlace a lo gran guiñol.

Sin embargo, "Stoker" se queda entre Pinto y Valdemoro a la hora de inquietar al público espectador. Es como si a su máximo responsable los árboles no le dejaran ver el bosque que se oculta tras ese triángulo infernal, acariciado más que atrapado, por una cámara elegante, demasiado educada para lo que luego se nos viene encima.

Si a todo ello añadimos que la imprescindible ambigüedad y la sana ironía brillan por su ausencia, tendremos como resultado final un producto comercial ostentoso, lujoso, que se digiere sin dificultad (no es malo para el colesterol) y se olvida. Y a vivir que son dos días.

18-09-2013 – JOSU EGUREN

Las flores del mal

Fotograma: Stoker (2013)
Me encontraba trabajando en la revisión de la extraordinaria y maltratada "The Lords of Salem", de Rob Zombie, cuando me interrumpieron varias dudas con relación al debut americano de uno de mis directores de cabecera, el coreano Park Chan-wook, sin duda, uno de los autores más reconocidos y reconocibles del cine asiático. La primera pregunta es por qué el coreano aceptó el encargo de dirigir una película que parece menor en el contexto de una filmografía en la que destacan "Old Boy" y "Sympathy for Mr. Vengeance", qué le impulsó a filmar un guión ajeno -tan precario y esquemático como el que firma Wentworth Miller- y cómo encaja (o encajará) "Stoker" en el breviario de una carrera cinematográfica consagrada al estudio de la venganza.

La primera impresión es que el filme significó una oportunidad de reivindicar su autoría en una tierra extraña, con el shandicap añadido de las inevitables comparaciones argumentales entre "Stoker" y "La sombra de una duda", de Alfred Hitchcock -referente inequívoco para Miller-, e inserto en el engranaje de un sistema de producción fílmica que mira con recelo el recetario de perversiones que forman parte del credo audiovisual del director coreano. La película está lejos de ser perfecta, pero me animo a interpretarla como una perfecta simulación contemporánea de las estrategias que autores rebeldes, como Luis Buñuel, pusieron en práctica para tratar de hacerse un hueco incómodo en el regazo de la industria americana. Chan-Wook Park, como ocurrió con Buñuel y Daniel Defoe en su momento ("Las aventuras de Robinson Crusoe", 1954), no asimila con placidez la narrativa enfática de Wentworth Miller, sino que destila el guión mediante un complejo alambique estético (puesta en escena y registro sonoros extraordinarios) con el que depura la esencia de una de las ideas fuerza que recorren su filmografía: el origen del mal.

0 visitas

Comentarios