Marea letal (John Stockwell, 2.012)

Póster: Marea letal (John Stockwell, 2.012)


Sarah y Scott son un matrimonio que se dedica al estudio de los tiburones blancos. Tienen dos hijos gemelos de 5 años. En una de sus expediciones Sarah está a punto de ser devorada por un tiburón. Scott, que podría haber disparado al animal, se niega a hacerlo y Sarah se salva milagrosamente pero decide separarse de Scott. Medio año después, y ante la precariedad económica en la que vive, acepta la oferta de un multimillonario sexagenario (Brady) y su hijo Nate para llevarlos a ver a los tiburones blancos. A pesar de que el clima hace desaconsejable el viaje, los tres se embarcan en un viaje muy peligroso.

Ficha:

Título Original: Dark Tide.
Director: John Stockwell.
Guionistas: Amy Sorlie, Ronnie Christensen.
Intérpretes: Halle Berry, Olivier Martinez, Ralph Brown, Luke Tyler, Mark Elderkin, Thoko Ntshinga, Sizwe Msutu.
Productores: Jeanette Buerling, Matthew E. Chausse.
Fotografía: Jean-François Hensgens.
Música: Mark Sayfritz.
Montaje: Andrew MacRitchie.
Diseño de Producción: Tom Hannam.
Diseño de Vestuario: Moira Anne Meyer.
Países: Estados Unidos, Sudáfrica.
Lugares de Rodaje: Sudáfrica, Reino Unido.
Fechas de Rodaje: Julio de 2.010.
Año: 2.012.
Duración: 114 minutos.
Edad: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Aventuras, Drama, Suspense.
Distribuidora: DeA Planeta, S. L.
Estreno: 17-05-2.013.
WEB Oficial: Web Oficial de la película en España.
Espectadores: 0.
Recaudación: 0 €.
Calificación: 4,186.

Crítica:

17-05-2.013 – ANTÓN MERIKAETXEBARRIA

Tiburonera

Sudáfrica es el país coproductor con Estados Unidos de esta descafeinada película de aventuras, a pesar de que el tema se centra en las peripecias de una chica experta en buceo, traumatizada tras perder a un buceador a dientes de un voraz tiburón blanco. Volver a la tarea, a instancias de su exnovio (encarnado por el inexpresivo Olivier Martínez, actual pareja de Halle Berry en la vida real), será más comprometedor de lo que pensaba. No tiene ni pies ni cabeza esta "Marea letal", cuyo detonante argumental es un mero pretexto para insertar la tira de secuencias submarinas, filmadas a mayor gloria de tan temidos escualos.

El resto es un batiburrillo de escenas de relleno, con el acento puesto en el ñoño romance vivido por sus dos fotogénicos protagonistas, sin que en ningún momento llegue la sangre al río, al menos desde un punto de vista emotivo o de suspense, en un conjunto soso, poco brillante y con aire de 'ya visto'. Además, poco tiene que hacer este título comercialoide con la ristra de documentales submarinos que se proyectan en la televisión, incluso los que se han realizado para el cine, léase el magnífico "Océanos" (Jacques Cluzaud y Jacques Perrin, 2.009), con los cuales "Marea letal" resulta patética.

En resumidas cuentas, estamos ante una cinta de serie Z, trufada del inevitable recitar de imágenes efectistas, ridículas escenas románticas, almibaradas tarjetas postales y un tufillo a telefilme que tumba de espaldas. Además, los giros bruscos en el guión, junto a los mismos cambios del punto de vista de la anécdota narrada, refuerza la debilidad de este ya de por sí enclenque producto, donde las breves pinceladas humorísticas -un humor, por cierto, bastante grueso y chocarrero- tampoco añaden ningún atractivo a la adocenada premisa argumental. En fin, ver a la tiburonera Halle Berry en bikini rodeada de tiburones es el único momento excitante del tinglado.