Inch'Allah (Anaïs Barbeau-Lavalette, 2.012)

Póster: Inch'Allah (Anaïs Barbeau-Lavalette, 2.012)
Chloë (Evelyne Brochu) es una joven ginecóloga que se ocupa de mujeres embarazadas bajo la supervisión de Michael (Carlo Brandt), un médico francés, en un ambulatorio improvisado en un campo de refugiados de Cisjordania. Debe enfrentarse a diario a los controles y al conflicto que afectan a la vida de las personas que conoce: Rand (Sabrina Ouazani), una paciente por la que Chloë siente un profundo afecto; Faysal (Yousef 'Joe' Sweid), el hermano mayor de Rand, un ferviente resistente; Safi (Hammoudeh Alkarmi), el hermano pequeño de ambos, un niño destruido por la guerra que sueña con cruzar las fronteras volando, y Ava (Sivan Levy), una joven soldado y vecina de Chloë en su piso de Israel. Su encuentro con la guerra lleva a Chloë a una aventura profundamente personal. Desarraigada, pierde el rumbo e inicia una caída libre. Hay viajes que nos sacuden y transforman. Hay viajes que hacen añicos nuestras verdades. Para Chloë, "Inch’Allah" es uno de esos viajes.

Calificación: 6,711.

Tráiler de la Película


Ficha:

Título Original: Inch'Allah.
Directora: Anaïs Barbeau-Lavalette.
Guionista: Anaïs Barbeau-Lavalette.
Intérpretes: Evelyne Brochu, Sabrina Ouazani, Sivan Levy, Yousef 'Joe' Sweid, Hammoudeh Alkarmi, Zorah Benali, Carlo Brandt, Marie-Thérèse Fortin, Ahmad Massad, Yoav Donat, James Garson Chick.
Productores: Luc Déry, Kim McCraw.
Fotografía: Philippe Lavalette.
Música: Lévon Minassian.
Montaje: Sophie Leblond.
Diseño de Producción: André-Line Beauparlant.
Diseño de Vestuario: Sophie Lefebvre.
Países: Canadá, Francia.
Lugares de Rodaje: Jordania, Palestina.
Fechas de Rodaje:
Año: 2.012.
Duración: 102 minutos.
Edad: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Drama.
Distribuidora: Golem Distribución, S. L.
Estreno: 07-06-2.013.
WEB Oficial: Web Oficial de la película en España.
Espectadores: 0.
Recaudación: 0 €.

Crítica:

09-06-2.013 – ANTÓN MERIKAETXEBARRIA

Tierra quemada

Una doctora canadiense, empeñada en el encomiable deseo de tender puentes entre Jerusalén y Ramallah, es la protagonista de "Inch'Allah", coproducción franco-candiense firmada por la realizadora de Quebec Anaïs Barbeau-Lavalette. Así pues, una vez más el interminable conflicto palestino-israelí está en el meollo del filme, un poco en sintonía con otros títulos del mismo estilo, incluidos "Los limoneros", "Checkpoint" y "Una botella en el mar de Gaza". Buenas intenciones no le faltan a esta película, cuya violencia nos es ofrecida a modo de telón de fondo, con lo cual los aspectos sociales e incluso intimistas cobran mayor importancia.

Desde luego, no se adivina un futuro mejor para este cruel enfrentamiento entre dos naciones, culturas, religiones y modos de entender la vida -y por extensión la política- diferentes, cuya falta de entendimiento clama al cielo. Desde luego, uno está seguro de que este mundo sería mucho mejor, más seguro, tolerante, justo y feliz, si esta dolorosa tragedia tuviera fecha de caducidad. Por desgracia, las distintas posturas siguen enquistadas, sin visos, al menos de momento, de llegar a un acuerdo. En fin, "Inch'Allah"...

La película de Anaïs Barbeau-Lavalette nos dice que buenas personas hay en todas partes, algo que todo quisqui debería ya saber a estas alturas, con lo cual un esfuerzo de reconciliación como el presente se queda un poquito corto en sus retos y ambiciones. Y, desde un punto de vista estrictamente cinematográfico, la película adopta un discreto estilo semidocumental. Por otra parte, un equipo de actores, desconocidos por estos pagos, cumplen con creces en sus respectivos papeles, sobreviviendo en un conflicto que pone los vellos como botellines de Pepsi-Cola. En suma, un filme digno, pero insuficiente a la hora de plantear la raíz más profunda del problema, que se remonta a la época de los cananeos, 4.000 años a. C.

0 visitas