Niños grandes 2 (2013)

Fotograma: Niños grandes 2 (2013)

Ya han pasado tres años desde que Lenny Feder (Adam Sandler) se reuniera con su singular pandilla de amigos y lo cierto es que les echa mucho de menos, por lo que ha tomado la decisión de mudarse a su pueblo junto a su familia. Aunque sus amigos de la infancia ya están casados, siguen comportándose como si no hubieran abandonadoaún el instituto. Así que el regreso de Lenny se verá mezclado con todo tipo de situaciones divertidas y estrambóticas, a la vez que se reencontrará con los matones del colegio.

Valoración: 4,812.


Tráiler de la Película



Ficha

Título Original: Grown Ups 2.
Director: Dennis Dugan.
Guionistas: Fred Wolf, Adam Sandler, Tim Herlihy.
Actores: Adam Sandler, Kevin James, Chris Rock, David Spade, Salma Hayek, Maya Rudolph, Maria Bello, Nick Swardson, Steve Buscemi, Colin Quinn, Tim Meadows, Jon Lovitz, Shaquille O'Neal, Alexander Ludwig, Georgia Engel, Peter Dante, Oliver Hudson, Allen Covert, Steve Austin.
Productores: Jack Giarraputo, Adam Sandler.
Fotografía: Theo van de Sande.
Música: Rupert Gregson-Williams.
Montaje: Tom Costain.
Diseño de Producción: Aaron Osborne.
Vestuario: Ellen Lutter.
Nacionalidad: Estados Unidos.
País Participante: Estados Unidos.
Lugares de Rodaje: Lynn, Saugus, Tyngsboro, Cape Cod, Swampscott, Lowell, Marblehead, Boston (Estados Unidos).
Fechas de Rodaje:
Año: 2013.
Duración: 101 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 16 años.
Género: Comedia.
Estreno (España): 8 de julio de 2013.
Distribuidora: Sony Pictures Releasing de España, S. A.
WEB Oficial: Web Oficial de la película en España.
Sitio Oficial: Sitio Oficial.
Espectadores (España): 621.509.
Recaudación (España): 3.757.655,02 €.

Cartel: Niños grandes 2 (2013)

Comentario

El grupo de cómicos compuesto por Adam Sandler, Chris Rock, Kevin James y David Spade repite experiencia de fin de semana familiar en esta secuela. Con ella demostrarán que madurar es una tarea más bien dura, y lo harán de la mano de un reparto compuesto por Salma Hayek, María Bello y Taylor Lautner, entre otros. La pandilla, esta vez sin el habitual Rob Scheneider, se traslada a la ciudad que les vio crecer con la compañía de sus familias. (Anuario Fotogramas 2014: Berta Seijo).

Fotograma: Niños grandes 2 (2013)

Crítica

15-07-2013 – JOSU EGUREN

Inocencia ininterrumpida

No han pasado tres años desde que Dennis Dugan filmó una emotiva y premonitoria escena final de despedida que llevaba implícita la promesa de un reencuentro. Y aquí tenemos al rat pack de Adam Sandler otra vez reunido para guiarnos por el santuario de la inocencia ininterrumpida a bordo de una comedia generosa en humor cafre y variadas raciones de sexismo indisimulado. Pocos actores con la personalidad cómica de Adam Sandler, actor-género en posesión de un discurso que destila la esencia peterpanesca de la Nueva Comedia Americana, y prácticamente ningún otro con la capacidad para eclipsar a unos compañeros de reparto que gozan de la compañía de un niño grande reformulado en Cary Grant de lo escatológico. "Niños grandes 2" se lanza desde arriba, muy arriba, con una secuencia conyugal interrumpida por un ciervo que se yergue sobre dos patas, pero a pesar de su aparatosa vulgaridad está filmada con una nitidez antinatural que diluye la incomodidad del golpe de efecto. En cierta medida, el éxito de la secuela de "Niños grandes" depende de una puesta en escena en la que la modestia -e hipervisibilidad- de los movimientos de cámara son el mejor argumento para suspender la incredulidad del espectador. Ahora bien, lo anterior por sí solo no basta si el vacío del director no lo ocupa un gigante capaz de monopolizar todas las miradas con un repertorio en el que a cada burrada le sucede un contrapunto sentimental que roza lo nostálgico. Es fácil entender la adoración del público por un actor que era, es y seguirá siendo el ojo derecho de América, aunque sepamos que abusa de una condición que le permite estrenar guiones tan endebles y deshilvanados como éste. La estrechez, nombres propios del reparto y características del formato -hablamos de la tópica reunión de amigos que se encuentran para revivir viejos tiempos-, obligan a que la película se fragmente en varias tramas que se cruzan en un desenlace tan forzado y previsible como insatisfactorio.