Guerra Mundial Z (2013)

Póster: Guerra Mundial Z (2013)
Gerry Lane (Brad Pitt) es un empleado de Naciones Unidas. Como cada mañana, conduce su coche junto a su esposa y sus hijas. Como cada día, se topan con un atasco. Pero hoy no es un día cualquiera. De repente, empiezan a sucederse explosiones, accidentes y asesinatos. Una pandemia zombi se ha desatado en todo el mundo y nadie puede controlar a los no muertos. Gerry tendrá que ponerse al servicio de las instituciones públicas para frenar una oleada destructiva que no parece tener fin.

Calificación: 6,643.

Tráiler de la Película


Ficha:

Título Original: World War Z.
Director: Marc Forster.
Guionistas: Matthew Michael Carnahan, Drew Goddard, Damon Lindelof.
Intérpretes: Brad Pitt, Mireille Enos, Daniella Kertesz, David Morse, Matthew Fox, Eric West, James Badge Dale, David Andrews, Peter Capaldi, Ludi Boeken, Fana Mokoena, Abigail Hargrove, Elyes Gabel, Pierfrancesco Favino, Moritz Bleibtreu, Ruth Negga, Michiel Huisman, Julian Seager, Julia Levy-Boeken, Iván Kamarás, Trevor White, Sarah Sharman, Lee Nicholas Harris, Sterling Jerins.
Productores: Ian Bryce, Dede Gardner, Jeremy Kleiner, Brad Pitt.
Fotografía: Ben Seresin, Robert Richardson.
Música: Marco Beltrami.
Montaje: Matt Chesse, Roger Barton.
Diseño de Producción: Nigel Phelps.
Diseño de Vestuario: Mayes C. Rubeo.
Países: Estados Unidos, Malta.
Lugares de Rodaje: Reino Unido; Pensilvania (Estados Unidos); Malta; Hungría.
Fechas de Rodaje: De 20-06-2011 a 04-11-2011.
Año: 2013.
Duración: 116 minutos.
Edad: No recomendada para menores de 16 años.
Género: Acción, Aventuras, Ciencia Ficción, Suspense, Terror.
Estreno: 02-08-2013.
Distribuidora: Paramount Spain, S. L.
WEB Oficial: Web Oficial de la película, Sitio Oficial.
Espectadores: 1.744.878.
Recaudación: 11.534.839,59 €.

Fotograma: Guerra Mundial Z (2013)

Crítica:

05-08-2013 – JOSU EGUREN

El amanecer del hombre

De lo general, la puesta en escena coral y multilocativa del bestseller homónimo de Max Brooks, a lo particular, una aventura en tercera persona que atraviesa con urgencia múltiples escenarios para descargar toda la tensión sobre los pasillos de un laberinto médico en las entrañas de un pequeño pueblo de la costa de Gales. El tamaño importa, de ahí que haya que notar la sutileza con la que Marc Forster maneja las dimensiones del blockbuster para reducirlo a una escala útil y manejable, en un movimiento sencillo con el que reparte la carga dramática sobre dos ejes unidos por la correa de transmisión de una relación familiar a distancia. "Guerra Mundial Z" hubiese sido igualmente efectiva sin el aporte extra de la imaginería computerizada, un punto más a favor de Forster que sumerge las imágenes en un mar de brumas analógicas para evacuar el peso de unos efectos digitales que brillan con fuerza en la abracadabrante secuencia -bíblica- en la que la armada zombie derriba las puertas de Jerusalén. Tras superar los desajustes del primer acto -en el que es fácil apreciar el rastro fantasmal de los millones de fotogramas descartados en la mesa de edición- el director alemán toma las riendas del apocalipsis estructurando el relato en un formato episódico puntuado por una ingeniosa colección de 'set pieces' resueltas dentro de los márgenes de la 'verosimilitud', y cargadas de narratividad. Con el paso de los minutos, Forster consigue afinar un perfecto y ajustado sentido del ritmo para dibujar, con brevedad y aplomo, los trazos de una mitología propia en la que Daniella Kertesz prefigura a una digna heredera de la heroína de Ridley Scott, antes de dar paso a Brad Pitt, siempre al servicio de una historia que administra el caudal metafórico y discursivo de la amenaza zombi para escenificar el encuentro entre el hombre y su reverso monstruoso en una elegante y poderosa secuencia final.

Fotograma: Guerra Mundial Z (2013)

07-01-2014 – ANTÓN MERIKAETXEBARRIA

Apocalipsis zombi

Que Brad Pitt es uno de los actores más versátiles de su generación es algo de lo que no cabe la menor duda. Por si fuera poco, en "Guerra Mundial Z" no sólo es el protagonista indiscutible, sino que también es su productor. Dirigida por el máximo responsable de "Quantum of Solace", el cineasta alemán Marc Forster, la película demuestra que, por culpa de los humanos, empeñados en destruir la Tierra, una tremebunda epidemia hace que multitud de personas se conviertan en depredadores zombies sedientos de venganza. A partir de ahí, toda un serie de caóticas escenas vertebran una trama con sabor apocalíptico.

Basada en una novela de Max Brooks, el filme despliega todo un catálogo de secuencias impactantes, donde multitud de muertos vivientes acosan a los humanos en general y a Brad Pitt y su familia en particular, hasta la catarsis final. Por tal motivo, estamos ante una vistosa superproducción, que no engaña a nadie y da lo que promete: acción imparable y entretenimiento a raudales. Claro ejemplo de un cine familiar, rabiosamente comercial, realizado con brío por un honesto artesano. Lo cual no es moco de pavo en los tiempos que corren.

El fin de la humanidad es el 'leitmotiv' de la historia, en la que Brad Pitt evita en lo posible su lucimiento personal para supeditarse en todo momento a la índole del relato. A sus 50 años ha sabido abandonar el cliché de galán hollywoodiense para convertirse en una ejemplar mezcla de actor inteligente y astro de toda la vida, capaz de levantar sentimientos dormidos en corazones marchitos, siempre con el fondo líquido del azul de sus ojos tiñendo la aventura. Pero, "Guerra Mundial Z" no es tanto una película de catástrofes como un filme de ciencia-ficción, que utiliza las turbulencias del mundo actual como metáfora de las tormentas anímicas que parecen mover a los personajes.

0 visitas