Entrada destacada

Atómica (Atomic Blonde) (2017)

Lorraine Broughton (Charlize Theron) es la agente del servicio secreto de inteligencia británica considerada como la joya de la corona. Lorraine es enviada a Berlín a recompilar información sobre el extraño asesinato de otro agente encubierto. Ella es espionaje, sensualidad y fiereza en partes iguales y está dispuesta a utilizar cualquiera de sus habilidades para mantenerse viva en esta misión imposible.

Valoración:6,356.


FICHA

Título Original: Atomic Blonde.
Director: David Leitch.
Guionista: Kurt Johnstad.
Reparto: John Goodman, Charlize Theron, James McAvoy, Sofia Boutella, Toby Jones, Eddie Marsan, Bill Skarsgård, Til Schweiger, James Faulkner, Barbara Sukowa, Roland Møller.
Productores: A.J. Dix, Eric Gitter, Beth Kono, Kelly McCormick, Peter Schwerin.
Música: Tyler Bates.
Fotografía: Jonathan Sela.
Montaje: Elísabet Ronaldsdóttir.
País Participante: Estados Unidos.
Año de Producción: 2017.
Duración: 115 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Acción, …

Asalto al poder (2013)

Póster: Asalto al poder (2013)
Al policía del Capitolio John Cale (Channing Tatum) le acaban de rechazar en lo que sería su trabajo ideal, dentro del Servicio Secreto y protegiendo al Presidente James Sawyer (Jamie Foxx). Como no quiere decepcionar a su hija, lleva a la pequeña a realizar un tour dentro de la Casa Blanca. En ese momento un grupo de paramilitares fuertemente armados asalta el edificio. Ahora con el tiempo agotándose y el Gobierno de la nación inmerso en el caos, Cale está dispuesto a salvar al Presidente, su hija y al país.

Calificación: 6,384.

Tráiler de la Película



Ficha:

Título Original: White House Down.
Director: Roland Emmerich.
Guionista: James Vanderbilt.
Intérpretes: Channing Tatum, Maggie Gyllenhaal, Jamie Foxx, James Woods, Joey King, Richard Jenkins, Jason Clarke, Lance Reddick, Falk Hentschel, Michael Murphy, Romano Orzari, Patrick Sabongui, Jackie Geary, Andrew Shaver, Rachelle Lefevre, Jimmi Simpson, Jake Weber, Simon Northwood, Peter Jacobson, Garcelle Beauvais, Matt Craven.
Productores: Roland Emmerich, Brad Fischer, Larry J. Franco, Laeta Kalogridis, Harald Kloser, James Vanderbilt.
Fotografía: Anna Foerster.
Música: Harald Kloser, Thomas Wanker.
Montaje: Adam Wolfe.
Diseño de Producción: Kirk M. Petruccelli.
Diseño de Vestuario: Lisy Christl.
País: Estados Unidos.
Lugares de Rodaje: Montreal, Quebec (Canadá); Washington, Distrito de Columbia (Estados Unidos).
Fechas de Rodaje: 08-08-2012.
Año: 2013.
Duración: 131 minutos.
Edad: No recomendada para menores de 16 años.
Género: Acción, Drama, Suspense.
Estreno: 13-09-2013.
Distribuidora: Sony Pictures Releasing de España, S. A.
WEB Oficial: Web Oficial de la película en España, Sitio Oficial.
Puntos Popularidad: 245 (0).
Espectadores: 0.
Recaudación: 0 €.

Crítica:

13-09-2013 – JOSU EGUREN

El ala cazurra de la Casa Blanca

Si por algo destaca la penúltima orgía paramilitar de Roland Emmerich es porque en ella el director alemán desvela los orígenes de su obsesión patológica por la destrucción de la Casa Blanca. Una pintura de Tom Freeman en la que el artista ilustra el incendio provocado por el ejército británico tras el asalto a la mansión del presidente Madison, que sirve como antesala visual a hora y tres cuartos de acción disparatada en la que Emmerich cruza el músculo de Channing Tatum con la escasa vis cómica de Jamie Foxx para producir algo remotamente parecido a un John MccLane 2.0, más joven, guapo y atlético que el personaje interpretado por Bruce Willis, pero sin ningún tipo de carisma.

Abriéndose paso entre dos subgéneros particularísimos -el del presidente en apuros ("Air Force One", Wolfgang Petersen), y el del héroe por accidente divorciado y en camiseta interior blanca- "Asalto al poder" se las arregla para compensar la escasa calidad del metraje con la aportación de un villano estelar que inyecta cinismo en una trama palomitera sembrada de tantos, o más, cadáveres que la mítica "Los guerreros del Bronx", de Enzo G. Castellari. Emmerich no se ceba en el trauma de la familia rota por el workalholismo del protagonista (habrá tiempo para profundizar en esa materia), y prefiere ondear la bandera de un patrioterismo húmedo matizado por una secuencia final en la que Richard Jenkins se presta a ofrecer un registro desconocido para los espectadores que se han incorporado tarde a su carrera.

Una pareja protagonista torpe y sin química, corre como ciego sin lazarillo por los pasillos de un edificio anodino al que Emmerich no es capaz de dotarle de una identidad propia. Que los mejores escenas corran por cuenta de un secundario que interpreta a un guía turístico habla del remoto interés de una película que hace buena a su inmediata predecesora, "Objetivo: la Casa Blanca".

0 visitas

Comentarios