Tú eres el siguiente (2011)

Póster: Tú eres el siguiente (2011)
La familia Davison es atacada por un grupo de asesinos sádicos durante una escapada familiar. Atrincherados en la casa de vacaciones, hacen frente a los asaltantes. Los asesinos enmascarados no contaban con la presencia de Erin (Sharni Vinson), la novia del hijo mayor de los Davison, cuyo misterioso pasado la ha hecho fuerte y muy difícil de matar.

Calificación: 6,944.

Tráiler de la Película



Ficha:

Título Original: You're Next.
Director: Adam Wingard.
Guionista: Simon Barrett.
Intérpretes: Sharni Vinson, Nicholas Tucci, Wendy Glenn, AJ Bowen, Joe Swanberg, Sarah Myers, Amy Seimetz, Rob Moran, Barbara Crampton, Ti West, Simon Barrett, LC Holt, Kate Lyn Sheil, Wendy Glenn, Lane Hughes, Margaret Laney.
Productores: Simon Barrett, Keith Calder, Chris Harding, Kim Sherman, Jessica Wu.
Fotografía: Andrew Droz Palermo.
Música: Mads Heldtberg, Jasper Justice Lee, Kyle McKinnon.
Montaje: Adam Wingard.
Diseño de Producción: Thomas S. Hammock.
Diseño de Vestuario: Emma Potter.
País: Estados Unidos.
Lugares de Rodaje: Columbia, Missouri (Estados Unidos).
Fechas de Rodaje: 17-03-2011.
Año: 2011.
Duración: 96 minutos.
Edad: No recomendada para menores de 16 años.
Género: Comedia, Suspense, Terror.
Estreno: 06-09-2013.
Distribuidora: Castelao Pictures, S. L. (Filmax)
WEB Oficial: Web Oficial de la película en España.
Puntos Popularidad: 78 (0).
Espectadores: 0.
Recaudación: 0 €.

Crítica:

11-09-2013 – JOSU EGUREN

Mascarada para un crimen

A propósito de "Tú eres el siguiente", cabe una reflexión sobre la taxonomía aplicable al último trabajo en la corta filmografía de Adam Wingard, uno de los directores llamados a renovar un género en perpetuo estado de perplejidad ante los gustos de un público especializado que tan pronto se deja seducir por los brotes de 'torture porn' franco belga como por la última corriente de terror neogótico que cristalizará en el estreno de "Byzantium".

Mumblecore, home invasion, rape and revenge, slasher flick... son etiquetas afines a la carrera de un cineasta que, partiendo desde unas coordenadas similares a las de los Aaron Katz, Lynn Shelton y los hermanos Duplass, da un giro de 180 grados para abrazar la temática y violencia expositivas de su principal referente, "La última casa a la izquierda", de Wes Craven y Sean Cunningham. Si Craven y Cunningham sintieron la necesidad de remover los cimientos de un subgénero que ya en los años 70 sufría los primeros síntomas de agotamiento crónico, Wingard hace lo propio en el presente, pero introduciendo matices que van más allá de los supuestos argumentales para elaborar un tupido tapiz de cinismo autoconsciente que nos ofrece una nueva perspectiva sobre los asesinos y sus víctimas.

En un terreno trillado por las infinitas variaciones sobre los "Funny Games", de Michael Haneke, este filme planta la semilla de una ácida y aguda radiografía de la clase media alta estadounidense, trasladando la censura ética y moral propia del 'slasher' a un terreno en el que Wingard elabora un discurso similar al de directores que reclaman el pedigrí de la autoría. Por suerte, Wingard no es tan severo y pretencioso como en "A horrible way to die" y se permite la osadía de introducir una escena de comicidad gore en un punto de inflexión en el que cualquier otro hubiese extremado el rigor para producir lo que podría ser, quizá no, un futuro ejemplo de 'cult movie'.

0 visitas