A propósito de Llewyn Davis (2013)

Póster: A propósito de Llewyn Davis (2013)
La película, dirigida por los hermanos Coen, narra una semana en la vida del joven cantante folk Llewyn Davis (Oscar Isaac), en el Greenwich Village del año 1961. A pesar de las dificultades y de tener que soportar un invierno especialmente riguroso en la ciudad de Nueva York, Llewyn Davis intenta superar todos los obstáculos que le aparecen en el camino para convertirse en un referente de la música folk. El problema es que muchos de esos obstáculos tienen que ver con su propia obra y su propia manera de entender el arte.

Calificación: 7,980.

Tráiler de la Película


Ficha:

Título Original: Inside Llewyn Davis.
Directores: Ethan Coen, Joel Coen.
Guionistas: Ethan Coen, Joel Coen.
Intérpretes: Carey Mulligan, Justin Timberlake, Garrett Hedlund, John Goodman, Oscar Isaac, Ethan Phillips, Robin Bartlett, Max Casella, Jerry Grayson, Adam Driver, Stark Sands, Alex Karpovsky, Jeanine Serralles, Helen Hong, Bradley Mott.
Productores: Ethan Coen, Joel Coen, Scott Rudin.
Fotografía: Bruno Delbonnel.
Música: Varios artistas.
Montaje: Ethan Coen, Joel Coen.
Diseño de Producción: Jess Gonchor.
Diseño de Vestuario: Mary Zophres.
Países: Estados Unidos, Francia.
Lugares de Rodaje: Medford; Nueva York (Estados Unidos).
Fechas de Rodaje: 6 de Febrero de 2012.
Año: 2013.
Duración: 105 minutos.
Edad: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Drama, Musical.
Estreno: 01-01-2014.
Distribuidora: Universal Pictures International Spain, S. L.
WEB Oficial: Web Oficial de la película, Sitio Oficial.
Espectadores: 0.
Recaudación: 0 €.

Crítica:

31-12-2013 – ANTÓN MERIKAETXEBARRIA

Invierno en Nueva York

Fotograma: A propósito de Llewyn Davis (2013)
El devaluado sueño americano surge de las entrañas de "A propósito de Llewyn Davis": un viaje al fondo de la noche centrado en las peripecias de un joven músico que, con su guitarra en bandolera, sobrevive en el invernal Greenwich Village neoyorquino de los años 60. La maldita desesperación y un malévolo sentido del humor cohabitan sin fisuras en esta brillante joya cinematográfica, capaz de deslumbrar a los amantes del cine. Porque estamos ante un filme decididamente misterioso, abiertamente melancólico, una entrega al mundo de lo oscuro, de lo imposible, mientras escuchamos al protagonista susurrar la balada 'Hang Me, Oh Hang Me'.

Una poética cinematográfica de primer orden vertebra las imágenes del filme, que incluye la soledad, la ruindad, la marginalidad, el abuso de poder, la mezquindad y la frustración por los sueños rotos. Cada secuencia es un prodigio de perspicacia visual y cada plano va unido al siguiente según un magistral sentido de la soldadura. Realzado todo ello por una fotografía de espectral belleza, cortesía del singular camarógrafo francés Bruno Delbonnel (iluminador de "Amélie"), así como por la espléndida banda sonora, supervisada por Marcus Mumford y T-Bone Burnett.

Película de contrastes, de claroscuros, de una lucidez abismal, habitada por una galería de personajes bien definidos, sobre todo el encarnado por Oscar Isaac. La trama y la acción se desenvuelven fluídas, armónicas, al hilo de una puesta en escena concisa y sobria, en la que se entrecruzan músicos en pos de un triunfo que nunca llegará, amigos circunstanciales, chicas embarazadas, empresarios sesgados y gatos adorables. En suma, una maravillosa creación de los hermanos Coen, dos de los cineastas a quienes más admiro, por la ecuanimidad de sus posturas, por la furia de sus películas, por la verdad sin coacciones que exhiben.

0 visitas