Carmina y amén (2014)

Póster: Carmina y amén (2014)
Secuela de "Carmina o revienta" (Paco León, 2012) y segunda película de Paco León como director de cine. En esta ocasión, Carmina (Carmina Barrios) se sobrepone rápidamente a la muerte de su marido e intenta convencer a su hija María (María León) de que no informe de la misma a las autoridades hasta dentro de dos días. Todo para poder cobrar la paga doble que su marido iba a recibir pocas horas después de fallecer. María accede a la súplica de su madre y las dos mujeres esconden el cadáver en un bloque de un humilde barrio de Sevilla.

Calificación: 6,942.

Tráiler de la Película



Ficha

Título Original: Carmina y amén.
Director: Paco León.
Guionista: Paco León.
Actores: José Luis García Pérez, María León, Manolo Solo, Yolanda Ramos, Carmina Barrios, Paco León, Paco Casaus, Mari Paz Sayago, Estefanía de los Santos, Ana María García, Paqui Montoya, Julio Fraga, Joserra Leza, Teresa Casanova, Assane Dath, José Manuel López, Cuca Escribano, Belén López, Alejandro León, Juanfra Romero, Marina León.
Productores: Álvaro Augustin, Ghislain Barrois, Paco León.
Fotografía: Juan González.
Música: Francisco Martínez Cabeza de Vaca.
Montaje: Ana Álvarez Ossorio.
Diseño de Producción: Antonio Estrada.
Diseño de Vestuario: Esther Vaquero.
País: España.
Lugares de Rodaje: Sevilla (España).
Fechas de Rodaje: De 21-10-2013 a 16-11-2013.
Año: 2014.
Duración: 93 minutos.
Edad: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Comedia, Drama.
Estreno: 30-04-2014.
DVD (Venta): 17-09-2014.
Distribuidora: A Contracorriente Films, S. L.
WEB Oficial: Web Oficial de la película en España, Sitio Oficial.
Espectadores: 338.475.
Recaudación: 1.741.612,11 €.
Visitas: 2.

Fotograma: Carmina y amén (2014)

Crítica

04-05-2014 – ANTÓN MERIKAETXEBARRIA

Madre coraje

He aquí un caso poco frecuente. Un actor sobretodo televisivo, sin experiencia como director, escribe y realiza en 2012 su 'ópera prima' con el loable propósito de aprender. Su título "Carmina o revienta" (2012). Allí, una matrona de armas tomar se empeña en recuperar los ochenta jamones que le han birlado. Personaje encarnado por Carmina Barrios, madre de Paco León en la vida real. Ahora, en "Carmina y amén" recupera a su arrolladora progenitora, para contarnos la historia de una ama de casa que oculta la muerte de su marido para poder cobrar un dinero. Insólita premisa argumental, que da pie a una agridulce comedia negra, descrita con brío por su máximo responsable.

Las muchas maneras que una actriz tiene de interpretar se reducen a dos: vivir el personaje para sí misma o vivirlo para complacer al público. Aunque parezca extraño estas dos actitudes difícilmente pueden aunarse. Por lo general, las actrices españolas se dedican al gran público con una especie de desesperación rayana en la ternura, quieren agradar de tal manera que a veces su actitud tiene ribetes de impudicia. Algo de todo esto sucede con Carmina Barrios, que en esta ocasión da vida al personaje central.

Su entrega es total. Trabaja con una suerte de fuerza acumulada que, en un par de secuencias, explota como una bomba de relojería. Porque Carmina se enfrenta a la cámara como si quisiera comérsela de un bocado. Se ofrece a los espectadores con una especie de proposición sensual: comedme, deglutidme, gozadme. Ella es lo más llamativo de este retrato en negro sobre la España profunda, cuyos chispeantes ribetes costumbristas y tragicómico sentido del humor terminan con una nota sombría, heredera del mejor Berlanga ("Plácido", 1961). Película de contrastes, por tanto, en uno de los enredos familiares más sobresalientes de la temporada cinematográfica.