Khumba (2013)

Póster: Khumba (2013)
Khumba es una cebra muy especial: sólo tiene rayas en la mitad de su cuerpo. Sus compañeros de la sabana creen que es portadora de una maldición y le echan la culpa de la escasez de lluvias. Khumba, herida en su orgullo, se pone en marcha para encontrar las rayas que le faltan. Para ello tendrá que vérselas con un terrible leopardo llamado Phango, el cual controla los pozos de agua del Gran Karoo. En su aventura, Khumba conocerá a nuevos amigos que le harán entender que en la diferencia está la virtud de cada uno.

Calificación: 5,755.

Tráiler de la Película



Ficha

Título Original: Khumba.
Director: Anthony Silverston.
Guionistas: Raffaella Delle Donne, Anthony Silverston.
Intérpretes: No hay actores (Animación).
Productores: Mike Buckland, Stuart Forrest, Jean-Michel Koenig, James Middleton, Anthony Silverston.
Fotografía: No hay (Animación).
Música: Bruce Retief.
Montaje: Luke MacKay.
Diseño de Producción: Daniel Clarke.
Diseño de Vestuario: No hay (Animación).
País: Sudáfrica.
Lugares de Rodaje: Ciudad del Cabo (Sudáfrica).
Fechas de Rodaje:
Año: 2013.
Duración: 87 minutos.
Edad: Apta para todos los públicos.
Género: Animación, Aventuras, Comedia, Familiar.
Estreno: 14-08-2014.
DVD (Venta):
Distribuidora: Kiss Comunicació, S. L.
WEB Oficial: Web Oficial de la película en España, Sitio Oficial.
Espectadores: 0.
Recaudación: 0 €.

Fotograma: Khumba (2013)

Crítica

21-08-2014 – JOSU EGUREN

Tres en rayas

No se dejen sorprender por la nacionalidad aparentemente exótica de esta aventura animada sudafricana porque "Khumba" habla en un lenguaje que aspira a confundirse, y confundirnos, con el de "Madagascar" (Eric Darnell, Tom McGrath, 2005) y "Happy Feet, rompiendo el hielo" (George Miller, 2006). Lejos quedó el tiempo en el que la animación era el sello de identidad de cinematografías periféricas que encontraban en el trazo de sus guerrillas de animadores motivos para reivindicarse frente al colonialismo artístico de las metrópolis, y aunque algunas resisten (el ejemplo a seguir son las escuelas de animación letonas), en el presente la digitalización ha prestado sus armas para la clonación de productos destinados a un mercado global que están al alcance de estudios como el que produce el debut del director británico Anthony Silverston.

Liviana aventura infantil que toma como pretexto una fuente de supersticiones para alejar a una cebra de su manada y embarcarnos en una 'road movie' por la sabana africana con destino a una charca mágica, elaborada con elementos que comparten el sentido y la ideología narrativa de "El Rey León" (1994), de Roger Allers y Rob Minkoff, aunque con una cima de ambición limitada para la imposibilidad de encarar con acierto una dispar serie de secuencias de acción que delatan la magnitud de su presupuesto.

Conociendo sus debilidades, Silverston administra el potencial creativo de su equipo para forzar la ilusión de que "Khumba" juega una liga distinta, a lo que contribuye el efectivo diseño de sus personajes cómicos, pero poco a poco la realidad vence el peso de una película que flaquea cuando tiene que exhibir el dinamismo que dicta la narración. Estéticamente asimilable por un rango de público masivo, "Khumba" lanza un mensaje pacificador y en favor de la diferencia que contrasta con la insipidez de su aparato visual. Todo sea por alcanzar el éxito en taquilla ("Khumba 2" está programada para 2015), aunque eso signifique rebajar el sabor de lo autóctono para potenciar la monotonía de la cocina universal.