Entrada destacada

Abracadabra (2017)

Carmen (Maribel Verdú) es una ama de casa que vive en el extrarradio de Madrid con su hija y su marido Carlos (Antonio de la Torre), un hombre celoso que, sin embargo, sólo tiene ojos para el Real Madrid. Su rutinario matrimonio da un giro cuando, en la boda de su sobrino, Carlos es hipnotizado por Pepe (José Mota), primo de Carmen y mentalista aficionado. A la mañana siguiente, Carlos se comporta de manera insólita, lo que llevará a los primos a buscar cómo revertir el proceso. Mientras, Carmen empezará a sentirse atraída por su nuevo marido.

Valoración:5,538.


FICHA

Título Original: Abracadabra.
Director: Pablo Berger.
Guionista: Pablo Berger.
Reparto: Maribel Verdú, José Mota, Antonio de la Torre, Quim Gutiérrez, Josep Maria Pou, Priscilla Delgado, Javivi, Julián Villagrán, Saturnino García, Ramón Barea, Rocío Calvo.
Productores: Pablo Berger, Ibon Cormenzana, Ignasi Estapé, Mercedes Gamero, Mikel Lejarza.
Música: Alfonso de Vilallonga.
Fotografía: Kiko de la Rica.
Montaje: David Gallart.
Paí…

Dos días, una noche (2014)

Fotograma: Dos días, una noche (2014)
Dentro de la política de despidos que está llevando a cabo una gran empresa, a los trabajadores, prima incluida, les ha caído la papeleta de elegir a un compañero para que sea despedido. En consenso, deciden nombrar a Sandra (Marion Cotillard), la que consideran como la empleada menos productiva. Enterada ésta de sus planes y animada por su marido Manu (Fabrizio Rongione), se propone durante un fin de semana apelar a la solidaridad de sus compañeros de trabajo y hacerles desistir de idea ante la injusticia cometida por la empresa.

Valoración: 7,270.

Tráiler de la Película



Ficha

Título Original: Deux jours, une nuit.
Directores: Jean-Pierre Dardenne, Luc Dardenne.
Guionistas: Jean-Pierre Dardenne, Luc Dardenne.
Reparto: Marion Cotillard, Fabrizio Rongione, Olivier Gourmet, Christelle Cornil, Catherine Salée, Pili Groyne, Myriem Akeddiou, Simon Caudry, Batiste Sornin, Alain Eloy.
Productores: Jean-Pierre Dardenne, Luc Dardenne, Denis Freyd.
Música:
Fotografía: Alain Marcoen.
Montaje: Marie-Hélène Dozo.
Países Participantes: Bélgica, Francia, Italia.
Año de Producción: 2014.
Duración Original: 96 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Drama.
Estreno (España): 24 de octubre de 2014.
DVD (Venta): 8 de abril de 2015.
Distribuidora (España): Wanda Films.
Espectadores (España): 80.965.
Recaudación (España): 438.655,93 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 772 / 785.

Cartel: Dos días, una noche (2014)
Comentario

Marion Cotillard brilla dando vida a la empleada a punto de ser despedida. Su jefe ha dado a escoger a sus compañeros entre una paga extra y su puesto de trabajo. De momento han optado por lo segundo, pero ella, luchadora, se dice que tiene todavía el fin de semana para convencerles de lo contrario. Con un esquema similar a "12 hombres sin piedad" (Sidney Lumet, 1957), los hermanos Dardenne, siempre sociales, pero habitualmente más oscuros, llevan a cabo una suerte de hagiografía de la que Cotillard emerge como una Juana de Arco del proletariado. (Anuario Fotogramas 2015: Philipp Engel).

Fotograma: Dos días, una noche (2014)
Crítica

24-10-2014 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

La sal de la tierra

Con "Dos días, una noche" estamos ante un emocionante drama social, centrado en el vía crucis de Sandra, una mujer trabajadora, dispuesta a conservar su empleo cueste lo que cueste. Así pues, paso a paso, se enfrentará a los desmanes de un capitalismo empresarial salvaje e incluso a la actitud poco solidaria de algunos de sus compañeros, temerosos de encontrarse en la misma situación que ella. Sin embargo, un humanismo admirable acabará por infundir un rayo de esperanza a los avatares sufridos por esta mujer de cuerpo entero, encarnada por Marion Cotillard ("El sueño de Ellis", James Gray, 2013) con extraordinaria convicción.

En la línea de otras películas de los hermanos Dardenne, con su sencillo estilo narrativo, su transparencia moral, compromiso ético y afán crítico y de denuncia, "Dos días, una noche" constituye uno de los títulos imprescindibles para conocer de primera mano lo que está sucediendo en estos momentos a escala social, económica y laboral en la Europa actual. Por otra parte, Sandra es una persona que quiere mantener su independencia, su integridad, su libertad, sin estar adscrita a ningún círculo de poder.

Noble película, realizada en la longitud de onda habitual de estos peritos del cine actual. Habrá quien, tal vez, hubiera preferido que sonaran con más estrépito sus pisadas por los corredores del filme. Pero habrá, sin duda, y somos más, quien encuentre en este comedimiento narrativo la verdadera medida de su talento. Así, ambos cineastas reconstruyen el opresivo escenario de un universo vital cerrado a cal y canto, desesperanzado, brutal, en el que los personajes viven atrapados, como muertos vivientes, perdidos en un mundo de tragedia cavernaria, injusticia, humillación, paro galopante y odios soterrados. Por si fuera poco, los hermanos Dardenne reivindican la dignidad eterna de seres humanos como Sandra, convertidos ya en la sal de la tierra.

Fotograma: Dos días, una noche (2014)
24-02-2015 – JOSU EGUREN

El bien social

Gracias a la Providencia, existen directores como los hermanos Dardenne para recordarnos que es posible el cine más allá del ego y la autoindulgencia de sus creadores. Su filmografía puede ser tachada de reiterativa en forma y temática, pero en lo previsible sigue conservando intacta la grata virtud de incomodar al espectador; y éste es el gen que marca la distancia entre los cineastas belgas y los discursos populistas ensimismados en la identificación del enemigo común que faltan al deber de interrogar a su público cara a cara. En "Dos días, una noche" esta cuestión se plantea casi a modo de 'thriller', determinada por un marco temporal en el que una mujer debe apelar a la generosidad de sus compañeros para conservar su puesto de trabajo. Simple, como si una sola muesca en el guión sintetizase todas las líneas narrativas, pero al mismo tiempo extraordinariamente compleja, porque se obliga a sobrevivir durante más de hora y media hackeando las sentencias morales preconcebidas por el espectador.

Como en los casos de "Rosetta" (Émilie Dequenne) o "El silencio de Lorna" (Arta Dobroshi), el magnetismo fotogénico de la protagonista aligera los movimientos de una cámara silenciosa, inusualmente firme y cercana, aunque la elección de Marion Cotillard es al mismo tiempo una amenaza contra la esencia de una película que habla de un drama colectivo a partir de una tragedia particular. Uno de los grandes logros del capitalismo es su capacidad de socavar la dignidad del trabajador por vías que se han perfeccionado a través del tiempo hasta converger en la que se dirime en "Dos días, una noche", donde el capital arroja sobre los escombros de la teoría marxista cualquier indicio de remordimiento. Por si no ha quedado claro, el último largometraje de los Dardenne triunfa porque es capaz de exponer la realidad en carne viva sin la necesidad de recurrir al adoctrinamiento y los juicios parciales.

Comentarios