Escobar: Paraíso perdido (2014)

Cartel: Escobar: Paraíso perdido (2014)
Un paradisiaco pueblo costero de Colombia parece el destino perfecto para que Nick (Josh Hutcherson) se reencuentre con su hermano. Este surfista canadiense, siempre dispuesto a cabalgar las mejores olas, ha recalado en el sitio idóneo para pensar en su futuro. Durante su estancia, conoce a una bella joven María (Claudia Traisac), de la que se enamora perdidamente, siendo correspondido. Todo marcha a la perfección hasta que topa con el tío de la chica, un empresario adinerado de la región al que todos conocen como Pablo Escobar (Benicio Del Toro).

Calificación / Nota: 6,215.


Tráiler de la Película



Ficha

Título Original: Escobar: Paradise Lost.
Director: Andrea Di Stefano.
Guionista: Andrea Di Stefano.
Actores: Benicio Del Toro, Josh Hutcherson, Brady Corbet, Claudia Traisac, Ana Girardot, Carlos Bardem, Tenoch Huerta, Laura Londoño, Lauren Ziemski, Aaron Zebede, Rossana Uribe, Frank Spano, Micke Moreno, Juan Francisco Selles, Álex Quiroga, Jaime Correa, Jose Hernandez, Miguel Gomez, Hedras Urrego, David Noreña, Henry Bravo.
Productor: Dimirti Rassam.
Fotografía: Luis David Sansans.
Música: Max Richter.
Montaje: David Brenner, Maryline Monthieux.
Diseño de Producción: Carlos Conti.
Vestuario: Marylin Fitoussi.
Países Participantes: Francia, España, Bélgica, Panamá.
Lugares de Rodaje: Bocas del Toro, Chiriquí (Panamá).
Fechas de Rodaje: De 15-03-2013 a 12-06-2013.
Año: 2014.
Duración: 120 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Biográfica, Crimen, Drama, Romántica, Suspense.
Estreno (España): 14-11-2014.
Película Online (España): AtresPlayer.
DVD (Venta): 08-04-2015.
Distribuidora: eOne Films Spain.
WEB Oficial: WEB Oficial de la película en España.
Espectadores (España): 220.607.
Recaudación (España): 1.347.405,47 €.
Valoración: 6,362.

Fotograma: Escobar: Paraíso perdido (2014)

Comentario

Un estadounidense (Josh Hutcherson) viaja a Colombia y se enamora de una bella lugareña (la española Claudia Traisac, pareja de Hutcherson en la vida real). ¿El problema? Que la joven es sobrina del narcotraficante Pablo Escobar (Benicio Del Toro), el criminal más temido (y a la vez idolatrado) de América Latina. En su ópera prima, el italiano Andrea Di Stefano pretende alejarse del biopic al uso y reflejar la doble naturaleza de Escobar: peligroso criminal, pero, a la vez, amable padre de familia y activista social. (Anuario Fotogramas 2015: Gerard Alonso i Cassadó).

Fotograma: Escobar: Paraíso perdido (2014)

Crítica

21-11-2014 – ANTÓN MERIKAETXEBARRIA

Plata o plomo

La fuerte personalidad del incansable actor puertorriqueño Benicio Del Toro se impone en este, por otra parte, mediocre drama biográfico, urdido en torno al tremebundo narcotraficante colombiano Pablo Escobar, fundador del cártel del Medellín y responsable, según fuentes bien informadas, de más de 10.000 asesinatos. Pero, no han transcurrido ni muchos años ni muchas películas desde que descubrimos a Del Toro en "Huevos de oro" (Bigas Luna, 1993). Después vendrían "Traffic" (Steven Soderbergh, 2000), con la que conseguiría un Oscar al mejor actor de reparto, así como "Che, el argentino" (Steven Soderbergh, 2008), que le valió un Goya de interpretación. En cambio, sus últimos trabajos ante las cámaras no están a la altura de su talento.

En "Escobar: Paraíso perdido" subyacen dos historias: una relacionada con el funesto sujeto a que hace alusión el título, y otra centrada en las peripecias de un joven yanqui dispuesto a surfear en las paradisíacas playas colombianas, al que da vida un soso Josh Hutcherson. La primera es interesante, pero incompleta. La segunda no tiene ningún atractivo para todos aquellos que esperábamos encontrar un retrato auténtico del narcotraficante en cuestión, nacido en la región de Antioquia en 1948 y muerto a tiros en 1993 en la ciudad de Medellín.

En algunos momentos del filme, la caracterización del actor me recuerda de alguna manera la llevada a cabo por el propio Benicio Del Toro en "El hombre lobo" (Joe Johnston, 2010), con su aspecto peludo, sombrío, amenazador. El resto es un desfile de secuencias de relleno, en el que tampoco se incide en la vertiente social y política del personaje. Sobre todo si tenemos en cuenta dos datos fundamentales: su suplencia en la Cámara de Representantes de Colombia y la decisiva intervención de los cuerpos antidroga de Estados Unidos ('Delta Force'). Así pues, el capo mafioso que impuso la ley del 'plata o plomo' queda más bien desdibujado en una película que promete más de lo que luego ofrece.