Alma salvaje (2014)

Póster: Alma salvaje (2014)
En 1995, una estadounidense llamada Cheryl Strayed (Reese Witherspoon) recorrió más de 1.000 millas a pie por el Sendero del Macizo del Pacífico. Lo hizo completamente sola, cargando una pesadísima mochila a la que apodó Monstruo, y enfrentándose a pumas, serpientes de cascabel, osos y otros peligros. Todo ello, sin ninguna preparación previa. Pero Cheryl no quería batir ningún récord deportivo. Sólo quería redimirse después de que su adicción al sexo y a las drogas -una espiral en la que cayó tras la temprana muerte de su madre- la hubiera enterrado en vida. Adaptación de un relato autobiográfico publicado por Cheryl Strayed.

Calificación: 6,937.

Tráiler de la Película



Ficha

Título Original: Wild.
Director: Jean-Marc Vallée.
Guionista: Nick Hornby.
Actores: Reese Witherspoon, Mo McRae, Michiel Huisman, Gaby Hoffmann, Laura Dern, W. Earl Brown, Charles Baker, Kevin Rankin, Brian Van Holt, J.D. Evermore, Thomas Sadoski, Keene McRae, Cliff De Young, Will Cuddy, Leigh Parker, Nick Eversman, Ray Buckley.
Productores: Bruna Papandrea, Bill Pohlad, Reese Witherspoon.
Fotografía: Yves Bélanger.
Música: Varios Artistas.
Montaje: Martin Pensa, Jean-Marc Vallée.
Diseño de Producción: John Paino.
Diseño de Vestuario: Melissa Bruning.
País: Estados Unidos.
Lugares de Rodaje: Crater Lake National Park, Bend, Ashland, Vancouver (Estados Unidos).
Fechas de Rodaje:
Año: 2014.
Duración: 116 minutos.
Edad: No recomendada para menores de 16 años.
Género: Aventuras, Biográfica, Drama.
Estreno: 30-01-2015.
DVD (Venta): 17-06-2015.
Espectadores: 67.416.
Recaudación: 423.843,07 €.

Fotograma: Alma salvaje (2014)

Crítica

30-01-2015 – ANTÓN MERIKAETXEBARRIA

El mundo por montera

Con "Alma salvaje" estamos ante una de las sorpresas más agradables de la presente temporada cinematográfica, basada en la autobiografía de Cheryl Strayed, una mujer traumatizada, que parte en solitario a lo largo de la costa del Pacífico en busca de sí misma, con impredecibles resultados. Singular mochilera, dispuesta a enfrentarse a sus demonios interiores, encarnada de forma espléndida por la otras veces más modosita Reese Witherspoon, capaz en esta ocasión de transmitir toda una amplia gama de emociones con una intensidad y una veracidad que, desde luego, la hacen merecedora del Oscar como mejor actriz del año.

A partir de un guión firmado por el escritor británico Nick Hornby ("Alta fidelidad", Stephen Frears, 2000) y de la dirección del cineasta franco-canadiense Jean-Marc Vallée ("Dallas Buyers Club", 2013); la película logra encandilar al espectador por la belleza de sus imágenes y por la vibración humana de su protagonista, que además rinde homenaje a la maravillosa poetisa Emily Dickinson, desde el momento en que Cheryl, caminando entre bosques como catedrales, tiene muy presente: «Todo lo que perdemos se lleva algo de nosotros; queda no obstante un sutil gajo que, como la luna, cualquier túrbida noche requerirán las mareas».

Así pues, un viaje iniciático es el detonante de la película, en el sentido de que el peor miedo de cualquier viaje no es el físico propiamente dicho, sino el temor a que no pase nada, a no sentir nada, a no experimentar ninguna sensación nueva. De hecho, Cheryl se pone el mundo por montera cuando se muestra dispuesta a descubrir al otro yo que lleva dentro y a encontrar la paz de espíritu. Al mismo tiempo es capaz de percibir con absoluta claridad que el mundo nos puede destruir hasta la raíz si dejamos que cada ofensa vaya directa al corazón. Todo lo cual da como resultado una película de carretera y manta, tan sensible como recomendable.

Comentarios