Negociador (2014)

Póster: Negociador (2014)
Manu Aranguren (Ramón Barea), un político vasco, ejerce de interlocutor del gobierno español en las negociaciones con ETA. Lejos de ser un acto solemne y calculado, pronto se verá que las casualidades, los errores o los malentendidos marcarán el diálogo entre ambas partes. Y que la relación personal entre negociadores será clave para la resolución del conflicto.

Calificación: 6,678.

Tráiler de la Película



Ficha

Título Original: Negociador.
Director: Borja Cobeaga.
Guionista: Borja Cobeaga.
Actores: Ramón Barea, Carlos Areces, Jons Pappila, Óscar Ladoire, Raúl Arévalo, Secun de la Rosa, Santi Ugalde, Melina Matthews, Josean Bengoetxea, Alejandro Tejerías, Gorka Aguinagalde, María Cruickshank, Julie Dacquin.
Productores: Borja Cobeaga, Nahikari Ipiña.
Fotografía: Jon D. Domínguez.
Música: Aránzazu Calleja.
Montaje: Carolina Martínez Urbina.
Dirección Artística: Lierni Izaguirre.
Diseño de Vestuario: Leire Orella.
País: España.
Lugares de Rodaje:
Fechas de Rodaje: De 05-05-2014 a 20-05-2014.
Año: 2014.
Duración: 79 minutos.
Edad: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Comedia, Drama.
Estreno: 13-03-2015.
Película Online: 03-07-2015 (Filmin).
DVD (Venta):
Espectadores: 24.531.
Recaudación: 150.490,08 €.

Fotograma: Negociador (2014)

Crítica

14-03-2015 – JOSU EGUREN

El final de la noche

Si eres uno de esos espectadores que se chupó una o varias temporadas de "Goenkale" (Serie de TV) sin sospechar que el idílico paisaje de sus 3.707 capítulos olía a negacionismo encubierto por la vía del entendimiento y el buenrollismo, "Negociador" no es su película. O sí. ¿Qué problema hay en reconocerlo? En Euskadi o Euskal Herria o las Vascongadas o el País Vasco, lo que prefieran, el terrorismo y la ficción habitualmente se han cruzado de aquella manera: bien apelando al tremendismo y la manipulación más artera, o de absoluto soslayo, sin un análisis en profundidad. ¿Se puede hacer comedia con este tema? Evidentemente, siempre que no se pierda el foco y esquivemos la tentación de confundir víctimas y verdugos. Superado ese escollo, Cobeaga se lanza a ficcionar las conversaciones entre Jesús Eguiguren y Josu Ternera, un proceso que culminó cuatro años de negociaciones con el político socialista y Arnaldo Otegi. En sintonía con el piloto de la sensacional "¡Aupa Josu!" (Serie de TV), una medicina para la regeneración democrática que deberían probar todos los políticos del país, "Negociador" humaniza a las partes hasta desnudar sus diferencias por la vía del ridículo.

Conceptualmente, "Negociador" y "Malditos bastardos" (Quentin Tarantino, 2009) convergen en el mismo punto: la ambigüedad de la apariencia, y el lenguaje como disfraz o símbolo semántico y emotivo. Del equívoco (en la más pura tradición de Góngora) surge lo cómico, y del patinazo gestual el silencio incómodo que da pie a una reflexión más profunda. Con Ramón Barea como mascarón de proa, "Negociador" dispone de situaciones teatralizadas que no abandonan su zona de confort hasta que la cámara nos obliga a torcer la mueca situándonos en el centro de una escena en la que una risa nerviosa desactiva el terror al tiro en la nuca. A partir de ahí la película crece sin freno, pero apenas hay tiempo para que Barea mire a cámara satisfecho en un último plano que enfatiza el valor del diálogo como única herramienta para la resolución de conflictos.

Comentarios