La serie Divergente: Insurgente (2015)

Póster: La serie Divergente: Insurgente (2015)
Secuela de la película "Divergente" (Neil Burger, 2014). En esta ocasión, Beatrice 'Tris' Prior (Shailene Woodley) debe hacer frente a sus propios demonios interiores para seguir luchando contra la poderosa alianza que quieren apartarla de la sociedad por el mero hecho de ir contra las reglas absolutistas que hay establecidas. Es decir: por el mero hecho de ser diferente y vivir en libertad. Adaptación de la segunda novela escrita por Veronica Roth. Publicada el 1 de mayo de 2012, es el segundo libro de la Trilogía 'Divergente'.

Calificación: 6,267.

Tráiler de la Película



Ficha

Título Original: Insurgent.
Director: Robert Schwentke.
Guionistas: Mark Bomback, Brian Duffield, Akiva Goldsman.
Actores: Shailene Woodley, Theo James, Miles Teller, Jai Courtney, Kate Winslet, Mekhi Phifer, Ben Lamb, Octavia Spencer, Ansel Elgort, Naomi Watts, Maggie Q, Zoë Kravitz, Ray Stevenson, Rosa Salazar, Daniel Dae Kim, Ben Lloyd-Hughes, Tony Goldwyn, Ashley Judd, Emjay Anthony, Cynthia Barrett, Justice Leak, Lyndsi LaRose, Charlie Bodin.
Productores: Lucy Fisher, Pouya Shahbazian, Douglas Wick.
Fotografía: Florian Ballhaus.
Música: Joseph Trapanese.
Montaje: Stuart Levy, Nancy Richardson.
Diseño de Producción: Alec Hammond.
Diseño de Vestuario: Louise Mingenbach.
País: Estados Unidos.
Lugares de Rodaje: Chicago, Atlanta, Chattahoochee Hills, Palmetto, Newnan, Morrow (Estados Unidos).
Fechas de Rodaje: 12 de Mayo de 2014.
Año: 2015.
Duración: 119 minutos.
Edad: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Acción, Aventuras, Ciencia Ficción, Romántica, Suspense.
Estreno: 01-04-2015.
DVD (Venta):
Distribuidora: eOne Films Spain.
WEB Oficial: WEB Oficial de la película en España.
Espectadores: 459.114.
Recaudación: 2.670.191,94 €.

Fotograma: La serie Divergente: Insurgente (2015)

Crítica

03-04-2015 – JOSU EGUREN

Fabricando a la heroína

Ya en manos del alemán Robert Schwentke, tras la deserción forzosa de Neil Burger (no aceptó la propuesta de compaginar la secuela con el rodaje de la primera película), la serie Divergente encara el segundo capítulo de una futura tetralogía parida a la sombra del éxito editorial de Suzanne Collins. Shailene Woodley está todavía a un paso de rivalizar con la presencia escénica de Jennifer Lawrence (Katniss Everdeen), pero en esta ocasión ha tomado las riendas de su personaje -que en la primera entrega se asomó al abismo del ridículo- con el firme propósito de coronarse como una de las princesas de la productora Lionsgate, dueña de los derechos de dos de las franquicias juveniles más taquilleras de este siglo: "Los juegos del hambre" y "Crepúsculo".

En su huida hacia adelante, tras un 'cliffhanger' que para el profano es indistinguible del que dejó en suspenso la posta de salida del "El corredor del laberinto" (Wes Ball, 2014), la protagonista de la novela de Veronica Roth afronta el reto de completar de sentido una historia que en el capítulo anterior coqueteaba con la fascinación juvenil por el despliegue físico-estético de la giovinezza fascista. Curiosamente (o no tanto), el común de las distopías formuladas para amansar la rebeldía adolescente convergen en un mismo punto, aunque en su lectura más superficial tanto el original literario como su adaptación se afanan por crear ilusión de que ambas son metáfora del proceso a través del cual una niña mujer descubre su verdadera identidad.

Bajo la batuta de Schwentke, un divergente con dificultad para interpretar con fluidez las reglas del mainstream, "Insurgente" se llena de explosiones en el vacío, mientras Shailene Woodley se enfrenta a una ilusión de realidad que define el presente de una película completamente ajena a los legados de Paul Verhoeven y "THX 1138" (George Lucas, 1971).