Txarriboda: La matanza (2014)

Póster: Txarriboda: La matanza (2014)
Hasta ahora, el joven empresario Fran (Mikel Losada) se ganaba bien la vida y tenía una relación feliz con su esposa. Pero la crisis que atraviesa el matrimonio está empezando a afectar igualmente a sus expectativas laborales. Por eso idea un plan para matar a su mujer y seguir adelante sin ese maldito lastre. Ahora bien, el plan de Fran se va a encontrar con un hueso duro de roer. No, no hablamos de su mujer, sino de la agente de policía Klara (Itziar Atienza), la cual, además de ser especialista en psicópatas asesinos, tiene un odio especial contra los maltratadores de mujeres.

Calificación: 5,439.

Tráiler de la Película



Ficha

Título Original: Txarriboda.
Directores: Alvar Gordejuela, Javier Rebollo.
Guionistas: Alvar Gordejuela, Javier Rebollo, María Eugenia Salaverri.
Actores: Ramón Agirre, Loli Astoreka, Itziar Atienza, Ander Barinaga-Rementeria, Zorion Eguileor, Aitziber Garmendia, Alvar Gordejuela, Mikel Losada, Patxo Tellería.
Productor: Javier Rebollo.
Fotografía: Gaizka Bourgeaud.
Música: Aránzazu Calleja.
Montaje: Juan Ortuoste.
Diseño de Producción: Txarly Marqués.
Diseño de Vestuario: Azegiñe Urigoitia.
País: España.
Lugares de Rodaje:
Fechas de Rodaje:
Año: 2014.
Duración: 95 minutos.
Edad: No recomendada para menores de 16 años.
Género: Suspense.
Estreno: 10-04-2015.
DVD (Venta):
Distribuidora: Barton Films, S. L.
Espectadores: 881.
Recaudación: 4.596,97 €.

Fotograma: Txarriboda: La matanza (2014)

Crítica

10-04-2015 – JOSU EGUREN

Copycat

Dos años en busca de financiación y seis semanas de rodaje han dado como resultado esta segunda película en la filmografía conjunta de Javier Rebollo y Alvar Gordejuela, aunque el primero es un veterano cuyos trabajos se remontan a lo que hoy podría considerarse el germen de la edad de oro del cine vasco, cuando el director de "Marujas asesinas" (2001) formaba pareja con Juan Ortuoste. A cuatro manos dirigen este 'thriller' de imitación templado en las teclas por María Eugenia Salaverri, una investigación policial cuyo mayor atractivo reside en el intercambio de puntos de vista entre un asesino en serie y la criminóloga que rastrea sus huellas.

Conviene llegar a tiempo porque la primera secuencia se abre al espectador con un travelling en el que Mikel Losada marca el tono ritual de la película antes de que la imagen haga un fundido a rojo y la mezcla de sonido reclame el protagonismo que se disputa con la excelente banda sonora de la compositora vasca Aránzazu Calleja. E insisto en la importancia de prestar atención a la pista sonora porque es donde se aquilata la violencia que las imágenes no pueden mostrar. Huyendo de ciertos tics narrativos, "Txarriboda" se sumerge en otros no menos evidentes, con mención especial a la subtrama guiada por Patxo Telleria, muy acertado en la defensa de un papel de difícil solución.

Media película es para Mikel Losada (progresa adecuadamente) y la otra mitad para Itziar Atienza (en una espléndida madurez) con un punto de encuentro que llega en la antesala de un desenlace anticipado en su forma por unos diálogos que prestan excesiva atención a la verosimilitud. Rebollo y Gordejuela aciertan con la distancia desde la que se relacionan con sus personajes, aunque el conjunto tiene un sabor un tanto insípido que, pese a sus excelentes localizaciones, no se contagia de la psicología y la atmósfera que se respira en ese espacio a medio camino entre la urbe y el agro vascos.

Comentarios