El último lobo (2015)

Póster: El último lobo (2015)
1969. Chen Zhen (Shaofeng Feng) es un joven estudiante de Pekín al que envían a Mongolia Interior para educar a una tribu de pastores nómadas. Pero el que realmente aprende es Chen: sobre la vida en esa tierra infinita y hostil, la libertad y la responsabilidad, y la criatura más temida y reverenciada de esos lugares, el lobo. Sin embargo, la relación de atracción existente entre esas criaturas complejas y casi místicas con el ser humano se ve amenazada cuando un oficial del gobierno central decide por todos los medios eliminar los lobos de esta región. Adaptación de la novela semi-autobiográfica del escritor Lü Jiamin, que la firmó con el seudónimo de Jiang Rong, y publicada en 2004.

Calificación: 6,360.

Tráiler de la Película



Ficha

Título Original: Wolf Totem.
Director: Jean-Jacques Annaud.
Guionistas: Jean-Jacques Annaud, John Collee, Alain Godard, Lu Wei.
Actores: Shaofeng Feng, Shawn Dou, Ankhnyam Ragchaa, Yin Zhusheng, Basen Zhabu, Baoyingexige.
Productores: Yin Cao, Xavier Castano, William Kong, La Peikang, Alan Wang, Jianshai Xu, Duojia Zhao.
Fotografía: Jean-Marie Dreujou.
Música: James Horner.
Montaje: Reynald Bertrand.
Diseño de Producción:
Diseño de Vestuario:
Países: China, Francia.
Lugares de Rodaje: Mongolia Interior (China).
Fechas de Rodaje:
Año: 2015.
Duración: 118 minutos.
Edad: No recomendada para menores de 7 años.
Género: Aventuras, Drama.
Estreno: 10-04-2015.
DVD (Venta):
Distribuidora: Vértigo Films, S. L.
Espectadores: 41.383.
Recaudación: 256.563,70 €.

Fotograma: El último lobo (2015)

Crítica

13-04-2015 – ANTÓN MERIKAETXEBARRIA

El líder de la manada

Con "El oso" (1988), el oscarizado director francés Jean-Jacques Annaud robó el corazón a millones de espectadores gracias a las aventuras de un tierno osito, basadas en la novela de James Oliver Curwood 'The Grizzly King'. Lo cual dio pie a una estupenda película rodada desde el punto de vista de los animales. Ahora, con "El último lobo", Annaud repite la arriesgada experiencia, centrado esta vez en las peripecias de un joven estudiante enviado a Mongolia con el fin de convivir con los pastores en sus yurtas. El respeto -y el temor- que los aldeanos del lugar sienten hacia las jaurías de lobos es lo que da sustancia al filme, que en cambio pasa de puntillas por la 'revolución cultural' de Mao Zedong.

La acción tiene lugar en el año 1969, cuando Mao, apoyado por un sector dirigente del Partido (Banda de los Cuatro), utilizó una gigantesca movilización estudiantil (guardias rojos) para desacreditar al ala derecha, pro-capitalista (encabezada por Liu Shaoqi, Peng Zhen y Deng Xiaoping), dentro del aparato del Partido Comunista Chino. Ésta recorrió todo el país, afectando también a las áreas rurales, terminó por extenderse a la clase obrera y, finalmente, a los soldados del Ejército.

Como era de prever, la película, producida por China, pone el acento en la vertiente ecológica, logrando imágenes muy hermosas, sobre todo a la hora de describir las andanzas de Cloudy, el líder de la manada, desarrolladas en un entorno salvaje de incomparable belleza. 'Tour de force' visual que es lo más interesante del filme. Asimismo, se relatan los aspectos antropológicos del asunto. Tengamos en cuenta que el macho alfa y la hembra beta son los dos únicos que generalmente se reproducen en la manada, al tiempo que poseen 100 veces mejor sentido del olfato que la media humana. Un magnífico animal, en definitiva, sometido en ocasiones a feroces persecuciones por parte del hombre.