La sombra del actor (2014)

Póster: La sombra del actor (2014)
Simon Axler (Al Pacino) es un veterano y famoso actor de teatro que sufre de repente un bloqueo interpretativo. Tras una penosa interpretación de Macbeth en el Kennedy Center de Nueva York, Simon no tiene más remedio que aceptar que los días de éxito pertenecen al pasado, y se ve sumido en una depresión. En un intento por recuperar la magia, se deja llevar a una aventura con una mujer lesbiana, mucho más joven que él. Adaptación de una novela de Philip Roth.

Calificación: 5,656.

Tráiler de la Película



Ficha

Título Original: The Humbling.
Director: Barry Levinson.
Guionistas: Buck Henry, Michal Zebede.
Actores: Al Pacino, Greta Gerwig, Nina Arianda, Dylan Baker, Charles Grodin, Dan Hedaya, Billy Porter, Kyra Sedgwick, Dianne Wiest, Mary Louise Wilson, Lance Roberts, Li Jun Li, Victor Cruz, Derrick Arthur, Steve Rosen.
Productores: Barry Levinson, Al Pacino, Jason Sosnoff.
Fotografía: Adam Jandrup.
Música: The Affair, Marcelo Zarvos.
Montaje: Aaron Yanes.
Diseño de Producción: Sam Lisenco.
Diseño de Vestuario: Kim Wilcox.
Países: Estados Unidos, Italia.
Lugares de Rodaje: Nueva York (Estados Unidos).
Fechas de Rodaje:
Año: 2014.
Duración: 107 minutos.
Edad: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Comedia, Drama.
Estreno: 24-04-2015.
DVD (Venta):
Distribuidora: Wanda Visión, S. A.
Espectadores: 7.605.
Recaudación: 49.711,86 €.

Fotograma: La sombra del actor (2014)

Crítica

01-05-2015 – ANTÓN MERIKAETXEBARRIA

El mundo es un escenario

El 'tour de force' interpretativo de Al Pacino en "La sombra del actor" (el título original del filme es 'The Humbling', que se puede traducir por 'La humillación') es de los que hacen época. Y, al igual que en otra película protagonizada, producida y dirigida por él mismo, "Looking for Richard" (1996), el inmenso comediante de Manhattan reflexiona sobre el oficio de actor, para llegar a la conclusión de que el mundo es un escenario en el que todos representamos papeles, unos con mayor fortuna que otros, eso sí. Pero no cabe duda de que el protagonista de "El Padrino II y III" los ha interpretado casi todos.

En ese sentido se une a actores del calibre de Ronald Colman ("Doble vida", George Cukor, 1947), Bette Davis ("La estrella", Stuart Heisler, 1952), Laurence Olivier ("El animador", Tony Richardson, 1960), así como el equipo artístico que formó parte de la película española "Cómicos" (Juan Antonio Bardem, 1954). Un auténtico recital interpretativo, que oscurece al resto del reparto de una película supeditada al lucimiento de su protagonista, filmada de forma aseada por el oscarizado director Barry Levinson ("Rain Man", 1988). Así que son las citadas reflexiones sobre el arte de actuar lo que proporciona empaque a "La sombra del actor".

En esta ocasión, Al Pacino encarna a un comediante sumido en una profunda crisis, existencial e interpretativa, dispuesto a luchar contra viento y marea por volver al teatro y cosechar nuevos triunfos. Se trata de un histriónico bufón, poseedor de una grandiosa decadencia, capaz de matizar hasta el arabesco su desgarrado personaje de Simon Axler, como solo él sabe y puede hacerlo. Un verdadero mito en una época carente de mitos, con su aire de rebelde orgulloso actuando por los escenarios y los platós de medio mundo. Sin duda, el paso de los años le ha ayudado a ir abandonando el cliché de tipo duro, para convertirlo en una ejemplar mezcla de actor inteligente y astro de toda la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario