La familia Bélier (2014)

Fotograma: La familia Bélier (2014)
Los Bélier son una peculiar familia en la que todos, menos su hija Paula Bélier (Louane Emera), son sordos. Esta joven de 16 años se ha convertido en un pilar básico para los suyos, sobre todo en la explotación de la granja familiar, donde ha servido de enlace entre los Bélier y el mundo exterior. Sin embargo, cuando un profesor de piano vea su enorme talento como cantante, Paula tendrá que elegir entre aprovechar su don en un concurso de radio y apartarse de sus responsabilidades o seguir con su familia.

Valoración: 7,147.

Tráiler de la Película



Ficha

Título Original: La famille Bélier.
Director: Eric Lartigau.
Guionistas: Eric Lartigau, Thomas Bidegain.
Reparto: Karin Viard, François Damiens, Louane Emera, Eric Elmosnino, Mar Sodupe, Roxane Duran, Stéphan Wojtowicz, Jérôme Kircher, Ilian Bergala, Luca Gelberg.
Productores: Stéphanie Bermann, Eric Jehelmann, Philippe Rousselet.
Música: Evgueni Galperine, Sacha Galperine.
Fotografía: Romain Winding.
Montaje: Jennifer Augé.
Nacionalidad: Francia, Bélgica.
Año de Producción: 2014.
Duración Original: 105 minutos.
Calificación por Edades: Apta para todos los públicos.
Género: Comedia, Drama, Musical.
Estreno (España): 24 de abril de 2015.
DVD (Venta): 25 de septiembre de 2015.
Distribuidora (España): Vertigo Films.
Espectadores (España): 390.789.
Recaudación (España): 2.185.167,61 €.

Cartel: La familia Bélier (2014)
Comentario

Siete millones de franceses quedaron enganchados a esta historia dirigida por Éric Lartigau ("Los infieles", 2012), un film para el que el reparto tuvo que aprender la lengua de signos. Todos los Bélier son sordos, excepto Paula (Louane Emera), de 16 años, que ejerce de mediadora con el mundo. Cuando su profesor de música (Eric Elmosnino) descubre que ella tiene un don para este arte, la invita a participar en una radio. Un hecho que cambiará su vida para siempre. (Anuario Fotogramas 2016: Laura Velasco).

Fotograma: La familia Bélier (2014)
Crítica

02-05-2015 – JOSU EGUREN

Una canción de despedida

Por principio es prudente desconfiar de las frases promocionales con las que se han bendecido horrores importados desde la taquilla francesa tales como "Samba" (2014), de Olivier Nakache y Eric Toledano, o "Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?" (2014), de Philippe de Chauveron, muy especialmente cuando sirven a modo de presentación para comedias de tapa blanca, buenas intenciones y modales exquisitos. ¿Cuál es la diferencia entre "La familia Bélier" y las anteriores? Sobre el papel ninguna, salvo el punto bizarro que le confiere estar protagonizada por una adolescente de la campiña con voz y oído de soprano que ejerce como intérprete en una familia de sordomudos. Pues bien, tan pronto como entran en el cuadro sus personajes, no tardan en asomar los primeros aciertos de una puesta en escena que equilibra fuerzas entre imágenes y sonido (brillante la sencillez con la que se ilustra la estruendosa sonoridad familiar).

En su sexto largometraje, Éric Lartigau elige un camino que, extirpados sus secundarios, sería dolorosamente rutinario, más aún tras la luminosa aparición de François Damiens y Karin Viard, dos actores que bordan los diálogos sin palabras en un rango de frecuencia que salta en un suspiro de lo bufonesco a lo profundamente tragicómico. Por supuesto que hay trampa, y es más que probable que un sector del público se retuerza en sus butacas al intuir los albores de un romance adolescente que abriría una vía de agua en el corazón de la película. Pero tanto los guionistas como los personajes saben reírse de sí mismos, ahuyentando un fantasma que solamente es el pretexto para desatar el conflicto dramático en el seno del clan familiar. En paralelo, otras tramas cómicas reclaman su importancia con tanta modestia como astucia para redondear un plato que si no satisface a los más exigentes es porque han desarrollado una habilidad cínica que les permite contener las lágrimas de felicidad.