A cambio de nada (2015)

Póster: A cambio de nada (2015)
En pleno verano, Darío (Miguel Herrán) huye del ambiente sofocante e infernal de su casa. Luismi (Antonio Bachiller), su incondicional amigo con sueños y aires de triunfador, y Antonia (Antonia Guzmán), una anciana que se dedica a recoger muebles abandonados con su motocarro, se convierten en su nueva familia. Tres generaciones que viven y conviven en una ciudad demasiado grande para estar solos.

Calificación: 6,600.

Tráiler de la Película



Ficha

Título Original: A cambio de nada.
Director: Daniel Guzmán.
Guionista: Daniel Guzmán.
Actores: Fernando Albizu, Iris Alpáñez, Beatriz Argüello, Antonio Bachiller, Álex Barahona, Adelfa Calvo, Manolo Caro, Antonia Guzmán, Sebastián Haro, Miguel Herrán, Mario Llorente, María Miguel, Carlos Olalla, Miguel Rellán, Lara Sajen, Patricia Santos, Luis Tosar, Felipe Vélez, Luis Zahera, Roberto Álvarez.
Productores: Álvaro Begines, Ignacio Fernández-Veiga Feijóo, Daniel Guzmán, Íñigo Perez Tabernero, César Rodríguez Blanco, Miriam Ruiz Mateos.
Fotografía: Josu Inchaustegui.
Música:
Montaje: Nacho Ruiz Capillas.
Diseño de Producción: Antón Laguna.
Diseño de Vestuario: Mari Carmen Pérez.
País: España.
Lugares de Rodaje:
Fechas de Rodaje: De 17-09-2013 a 07-11-2013.
Año: 2015.
Duración: 93 minutos.
Edad: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Drama.
Estreno: 08-05-2015.
DVD (Venta):
Distribuidora: Warner Bros Entertainment España, S. L.
WEB Oficial: WEB Oficial de la película en España, Sitio Oficial.
Espectadores: 0.
Recaudación: 0 €.

Fotograma: A cambio de nada (2015)

Crítica

09-05-2015 – ANTÓN MERIKAETXEBARRIA

Mucho que ofrecer

Premiado debut como director del actor Daniel Guzmán con una película que, de forma generosa, tiene mucho que ofrecer. La historia se centra en las peripecias de dos chavales de barrio, con sus dudas y esperanzas, con sus problemas familiares y su desafiante entorno social, capaces, sin embargo, de atisbar un optimista rayo de esperanza en un mundo sujeto a profundas transformaciones, capaz de cambiar sus vidas para siempre. Desde luego, es de agradecer que un joven cineasta español se ocupe de la juventud actual más golpeada por la crisis, sin caer jamás en la demagogia o en el costumbrismo barato.

En ese sentido, "A cambio de nada" sigue la línea de otra película del mismo estilo, "Barrio" (1998), de Fernando León de Aranoa, filmada asimismo a ras de suelo, con inmediatez y sin perifollos inútiles, realzada en esta ocasión por las sinceras interpretaciones de los recién llegados Miguel Herrán y Antonio Bachiller. Más preocupado por el nido humano, por lo auténtico, por lo verosímil, que por el forro estético que ha de cubrirlo, el filme avanza sin prisas pero sin pausas por el estimulante camino del retrato vital.

Porque, Darío y Luismi saben lo que no quieren antes de saber lo que quieren. O, cuando menos, intuyen que el poder y el dinero todo lo ensucian y complican. Ellos, en cambio, apuestan por una cierta esperanza en determinados valores éticos individuales y, aunque sin perder su agresividad, confían en la posibilidad de un mundo mejor. Lo cual no es moco de pavo en los tiempos que corren. A partir de ahí, la acción vibra con un aura neorrealista de nueva hornada, en la que también figuran varios personajes secundarios, incluida una indomable anciana, que proporciona los momentos más hilarantes de la función. En definitiva, la extrema simplicidad del filme hace pensar que Daniel Guzmán podría muy bien ser ahora nuestro Ken Loach particular.

Comentarios