De Echevarría a Etxeberria (2014)

Póster: De Echevarría a Etxeberria (2014)
"De Echevarría a Etxeberria" nos lleva hasta la localidad guipuzcoana de Oiartzun para, a través de los testimonios de sus habitantes, indagar en la influencia de la violencia (en todas sus vertientes) en el mundo de la izquierda abertzale. Desde el primer atentado de ETA hasta el anuncio de la organización de abandonar la lucha armada, este documental estudia cómo los acontecimientos más importantes relacionados con el movimiento de la izquierda nacionalista han marcado a este pequeño pueblo.

Calificación: 6,411.

Tráiler de la Película - VOSE



Ficha

Título Original: Echevarriatik Etxeberriara.
Director: Ander Iriarte.
Guionista: Ander Iriarte.
Actores: No hay actores (Documental).
Intervenciones: Joseba Errekalde, Rufi Etxeberria, Ixiar Galardi, Arkaitz Goikoetxea, Xabier Iragorri, Jose Iriarte, Lide Martiarena, J.M. Mitxelena, Kepa Olaiz, Aiora Perez de San Roman.
Productor: Jon Olaziregi.
Fotografía: Maria Codina.
Música: Oreka TX.
Montaje: Ander Iriarte.
Diseño de Producción:
Diseño de Vestuario:
País: España.
Lugares de Rodaje: Oiartzun (España).
Fechas de Rodaje:
Año: 2014.
Duración: 90 minutos.
Edad: No recomendada para menores de 16 años.
Género: Documental.
Estreno: 15-05-2015.
DVD (Venta):
Distribuidora: Splendor Films, S. L.
WEB Oficial: WEB Oficial de la película en España, Sitio Oficial.
Espectadores: 220.
Recaudación: 1.217,54 €.

Fotograma: De Echevarría a Etxeberria (2014)

Crítica

18-05-2015 – JOSU EGUREN

¿Por qué?

De (Antonio) Echeverría, el alcalde de Oiartzun asesinado a quemarropa por un pistolero etarra el 24 de noviembre de 1974, a (Rufi) Etxeberria, un histórico militante de la izquierda abertzale, ex miembro de la banda terrorista y de la Mesa Nacional de la ilegalizada Herri Batasuna, y actual cabeza visible de un proceso que tiene su origen en el comunicado de alto el fuego de ETA en septiembre de 2010. "De Echevarría a Etxeberria" arranca haciendo memoria sobre el origen de unas siglas con 829 muertos a sus espaldas, pero como prólogo exhibe una secuencia a modo introductorio que nos sitúa en el corazón de la patria natural y sentimental de Ander Iriarte, un director que emigró a Barcelona escapando de la atmósfera congestionada de su Oiartzun natal. El espectador que conozca las 'particularidades' de los pueblos fanatizados por la ideología más radical y extemporánea apenas se sentirá sorprendido por la proyección de unas imágenes en las que Iriarte documenta la cotidianidad de los rituales proetarras. Un megáfono, que podría ser el de 'El gran dictador', anuncia que las txoznas del pueblo se cerrarán durante la proyección en la plaza pública de un pequeño documental homenaje a Herrira. Una masa de zombies acude a la llamada. Tras el pase se escuchan aplausos, gritos en favor de la independencia de Euskal Herria y vítores a ETA. Podría confundirse con exaltación morbosa, pero en realidad es contexto, y una prueba de que el viaje hasta la razón que ha emprendido su director es mucho más complejo y violento de lo que un extraño podría imaginar. A partir de ese momento entramos en la dinámica de los testimonios que entre la mitología, el terrorismo conversacional, el negacionismo y la memorias sesgadas encuentran el equilibrio en las exactas reflexiones del antropólogo Joseba Zulaika. También fueron comunes y persisten las violaciones de los Derechos humanos por parte del Estado, como bien hace en recordar. Es difícil sentir empatía por algunos de los terroristas que hablan a cámara, pero la emoción llega cuando una de ellas trata de encontrar sentido a todo el dolor causado por la violencia. No hay respuesta posible y el silencio es la peor sentencia.