White God (2014)

Fotograma: White God (2014)

Para controlar la cría de perros, el Gobierno ha puesto un gravamen sobre aquellos que no sean de raza pura. Por ello, muchos dueños han decidido abandonar a sus mascotas para evitar el correspondiente pago. Aunque Lili (Zsófia Psotta) trata de impedir que su padre se deshaga de su mascota, su esfuerzo es en vano. Por su parte, los animales desahuciados se unirán en una gran manada para sobrevivir y se volverán contra sus antiguos amos. Ante este ataque, Lili se convertirá en la única capaz de impedirlo.

Valoración: 6,676.


Tráiler de la Película



Ficha

Título Original: Fehér isten.
Director: Kornél Mundruczó.
Guionistas: Kornél Mundruczó, Viktória Petrányi, Kata Wéber.
Actores: Zsófia Psotta, Sándor Zsótér, Lili Horváth, Szabolcs Thuróczy, Lili Monori, Gergely Bánki, Tamás Polgár, Károly Ascher, Erika Bodnár, Body, Bence Csepeli, János Derzsi, Csaba Faix, Edit Frajt, Alexandra Gallusz, Péter Gothár, László Gálffi, Kornelia Horvath, András Hídvégi, Ferenc Lakatos, Luke.
Productores: Eszter Gyárfás, Viktória Petrányi.
Fotografía: Marcell Rév.
Música: Asher Goldschmidt.
Montaje: Dávid Jancsó.
Diseño de Producción: Márton Ágh.
Diseño de Vestuario: Sabine Greunig.
Países: Hungría, Alemania, Suecia.
Lugares de Rodaje: Budapest (Hungría).
Fechas de Rodaje:
Año: 2014.
Duración: 120 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 16 años.
Género: Drama, Terror.
Estreno: 19-06-2015.
DVD (Venta): 07-10-2015.
Distribuidora: Golem Distribución, S. L.
WEB Oficial: WEB Oficial de la película en España.
Sitio Oficial: Sitio Oficial.
Espectadores: 7.396.
Recaudación: 43.017,78 €.

Póster: White God (2014)

Crítica

23-06-2015 – JOSU EGUREN

Música para la concordia

Pocas semanas antes de su estreno, una oleada de críticas infundadas gestadas al amparo del Movimiento por los Derechos Civiles torpedeó el que sería el último largometraje americano de Samuel Fuller bajo acusaciones tan graves como las de promover el racismo, cuando la película se ha significado por ser una durísima metáfora que denuncia lo contrario. "White dog" (1982) es un caso de censura olvidado por el tiempo, pero sirve como ejemplo del alarmante grado de incomprensión lectora del que son víctimas las obras de arte que utilizan las figuras retóricas de pensamiento como vehículo de expresión. La alegoría, que es una incitación al peligro casi más tentadora para los cazadores de brujas que los tuits bañados de humor negro, es el fundamento del sexto trabajo del húngaro Kornél Mundruczó, un director mimado en Cannes, donde "White god" fue premiada como mejor película en la sección 'Un certain regard'.

Enfocando una Europa en la que el odio a las minorías se ha infiltrado en todos los niveles del discurso político, Mundruczó escenifica la xenofobia latente en las sociedades occidentales a través de la relación entre un perro de raza impura y una adolescente que siente cómo la edad de la inocencia se desmorona a su alrededor.

Orgulloso de una autonomía de la que hace estandarte para proclamar su apuesta por el cine de autor, Mundruczó no puede escapar a la influencia de la filmografía Disney ("La dama y el vagabundo", Clyde Geronimi, Wilfred Jackson, Hamilton Luske, 1955), en especial cuando trata las relaciones antropopáticas entre animales desde el punto de vista de un perro que podría haber sido parte del triunvirato protagonista de "El viaje increíble" (1963), de Fletcher Markle.

Sobreactuada en lo dramático, "White god" arrebata con una secuencia de acción en la que Mundruczó exhibe su poder para definir el espacio a través un simple barrido de cámara, aunque más adelante surjan las dudas al analizar un plano final en el que se confunde lo ético con lo estético.