Sin hijos (2015)

Cartel: Sin hijos (2015)
Gabriel (Diego Peretti) lleva separado desde hace cuatro años y tiene como centro de su vida el cuidado de su hija Sofía (Guadalupe Manent). La aparición de Vicky (Maribel Verdú), una mujer hermosa e independiente y antiguo amor de la adolescencia, hará que esta entrega total se tambaleé cuando comience a verse con ella, ya que Vicky afirma que nunca saldrá con un hombre con hijos. Esto provocará que cada vez que su nueva novia llegue a su casa se vea envuelto en una sucesión de mentiras para ocultar la existencia de la pequeña Sofía.

Calificación: 5,971.


Tráiler de la Película



Ficha

Título Original: Sin hijos.
Director: Ariel Winograd.
Guionista: Mariano Vera.
Actores: Diego Peretti, Maribel Verdú, Guadalupe Manent, Horacio Fontova, Martín Piroyansky, Marina Bellati, Pablo Rago, Guillermo Arengo, Jorgelina Aruzzi, Erika de Sautu Riestra, Lucía Maciel, Esteban Menis, Carla Pandolfi, Iair Said.
Productores: Juan Vera, Juan Pablo Galli, Alejandro Cacetta.
Fotografía: Félix Monti.
Música: Darío Eskenazi.
Montaje: Alejandro Brodersohn.
Dirección Artística: Daniel Gimelberg.
Vestuario: Mónica Toschi.
Países Participantes: Argentina, España.
Lugares de Rodaje: Buenos Aires (Argentina).
Fechas de Rodaje: De 12-01-2015 a 20-02-2015.
Año: 2015.
Duración: 97 minutos.
Calificación por Edades: Apta para todos los públicos.
Género: Comedia, Romántica.
Estreno (España): 14-08-2015.
DVD (Venta): 27-01-2016.
Distribuidora: Sildavia Cinema, S. L.
WEB Oficial: WEB Oficial de la película en España.
Espectadores (España): 38.777.
Recaudación (España): 229.594,19 €.
Valoración: 5,865.
Visitas: 6.
Popularidad (Puesto): 37 / 395.

Fotograma: Sin hijos (2015)

Crítica

20-08-2015 – ANTÓN MERIKAETXEBARRIA

La niña repipi

Las poco habituales relaciones sentimentales entre un padre separado y una independiente muchacha que no desea ser mamá son el punto de partida de "Sin hijos". Regularceja comedia argentina, firmada por el máximo responsable de "Mi primera boda" (2011), que en las interpretaciones de Diego Peretti y Maribel Verdú tiene su mejor aval. Interviene asimismo una niña de ocho años (Guadalupe Manent), convertida en el tercer ángulo de un triángulo amoroso un tanto descafeinado, a pesar de la buena voluntad demostrada por Ariel Winograd a la hora de conferir visos de autenticidad a los cambiantes estados anímicos de este impredecible trío.

En su día, el mismísimo Alfred Hitchcock dejó bien claro que -y citamos textualmente- «hay que evitar hacer películas con niños, con perros o con Charles Laughton». Con este último realizó dos de sus filmes menos interesantes: "La posada de Jamaica" (1939) y "El proceso Paradine" (1947). Obviamente, no es necesario tomar al pie de la letra tan rotunda afirmación. Sin embargo, al menos por lo que respecta a la forma de actuar, de hablar y de comportarse por parte de la repipi actriz infantil Guadalupe Manent, aquí no le faltaba razón al respecto.

Desde luego hay que ser extremadamente cuidadoso en lo tocante a la dirección de actores infantiles, a los que a menudo se les enjareta maneras de actuar más propias de la edad adulta que otra cosa. Es el caso de "Sin hijos", a pesar de algunos diálogos chispeantes y del tono amable de una anécdota de corte familiar, tan fácil de ver como de olvidar. Hay quien opina que solamente los artistas y los niños ven la vida tal como es. Por desgracia, ni el voluntarioso Ariel Winograd, ni la meritoria Guadalupe Manent hacen buena dicha observación. La película podía haber tenido gancho. Pero, vistos los resultados, el espectador pronto se da cuenta de que el encanto de los personajes desaparece como por ensalmo.

Comentarios