Ático sin ascensor (2014)

Cartel: Ático sin ascensor (2014)
Un largo fin de semana en la vida de una pareja mayor de Nueva York que intenta vender su apartamento del East Village en el que han vivido más de 40 años. Ruth Carver (Diane Keaton) es una profesora retirada y Alex Carver (Morgan Freeman) es un artista que, aunque están tan enamorados como siempre, ahora planean mudarse a un nuevo apartamento. Mientras esperan ofertas, recordarán juntos todos los momentos que han vivido allí. Pero el destino se entrometerá en dos ocasiones, reflejando el caos y la confusión del Nueva York en el que viven.

Valoración: 5,831.

TRÁILER DE LA PELÍCULA


FICHA

Título Original: 5 Flights Up.
Director: Richard Loncraine.
Guionista: Charlie Peters.
Reparto: Diane Keaton, Morgan Freeman, Cynthia Nixon, Carrie Preston, Alysia Reiner, Claire van der Boom, Sterling Jerins, Josh Pais, Miriam Shor, Korey Jackson, Maddie Corman, Joanna Adler, Liza J. Bennett.
Productores: Curtis Burch, Lori McCreary, Tracy Mercer, Charlie Peters.
Música: David Newman.
Fotografía: Jonathan Freeman.
Montaje: Andrew Marcus.
Nacionalidad: Estados Unidos.
Año de Producción: 2014.
Duración: 92 minutos.
Calificación por Edades: Apta para todos los públicos.
Género: Comedia.
Estreno (España): 4 de septiembre de 2015.
DVD (Venta): 16 de febrero de 2016.
Distribuidora (España): A Contracorriente Films.
Espectadores (España): 116.982.
Recaudación (España): 741.535,68 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 242 / 880.

Fotograma: Ático sin ascensor (2014)

COMENTARIO

Un "Ático sin ascensor" en el East Village neoyorquino deja de ser un ideal romántico cuando se llega a la edad de los ya septuagenarios Diane Keaton y Morgan Freeman, una pareja bicolor que tuvo en su día que lidiar con las miradas reprobatorias de algunos vecinos y ahora se enfrenta a la nostalgia del hogar perdido, a la gentrificación del barrio y a otros problemas, como la enfermedad de su mascota o la inevitable irrupción de extraños en sus vidas. (Anuario Fotogramas 2016: Philipp Engel).

Fotograma: Ático sin ascensor (2014)

CRÍTICA

08-09-2015 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Barrio de hipsters

Dos intérpretes del bien ganado prestigio de Morgan Freeman y Diane Keaton insuflan vida a "Ático sin ascensor", en la que un matrimonio interracial decide cambiar de hogar, tras un montón de años viviendo en un acogedor apartamento del populoso barrio neoyorquino de Brooklyn. Lo cual da pie a un cálido enredo costumbrista, donde una agente inmobiliaria también tiene mucho que decir; lo mismo que un terrier con pedigrí, dispuesto a liarla a las primeras de cambio. Con estos mimbres, el director británico Richard Loncraine ("Wimbledon", 2004) ha filmado una agradable comedia familiar, que se ve con una sonrisa en los labios.

El hiperactivo Morgan Freeman ("Ted 2", Seth MacFarlane, 2015) interpreta a un reputado pintor, mientras que la incansable Diane Keaton ("La gran boda", Justin Zackham, 2013), exmusa de Woody Allen, encarna a una maestra jubilada, para quienes subir las escaleras que les conducen a su coqueto pisito se ha convertido en un verdadero calvario. Sea como sea, ambos se lían la manta a la cabeza, empeñados como están en encontrar un nuevo hogar, esta vez con ascensor, en un entorno repleto de 'hipsters'. O sea, jóvenes que están contra las convenciones sociales, asociadas a lo 'vintage', lo alternativo y lo independendiente.

La película se convierte así en un amable divertimento, en el que su autor incluye rejuvenecedores 'flashbacks' con la intención de recuperar los verdes años de los protagonistas. Por otra parte, toda una serie de personajes secundarios perfilan un tragicómico retrato social relacionado con la especulación inmobiliaria y con individuos que se enriquecen a costa del empobrecimiento de otros. En definitiva, "Ático sin ascensor" es una sensible fábula crepuscular, protagonizada por una veterana pareja enamorada, conscientes ambos de que el amor es la esencia del ser humano: Un fuego que los dos llevan dentro y que nada ni nadie puede sofocar ni apagar.

Fotograma: Ático sin ascensor (2014)

09-03-2017 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Nido de amor

Un hombre y una mujer, pertenecientes a la tercera edad, con 40 años de feliz matrimonio, se convierten en dos seres dignos de la primera edad por lo que respecta a seguir manteniendo sus ilusiones intactas más allá del paso del tiempo y del cambio del contorno. Y eso que su vida cambia por completo cuando deciden deshacerse del apartamento que ocupan en el populoso barrio neoyorquino de Brooklyn. El desfile de hipsters (jóvenes bohemios) y de una pintoresca fauna humana es lo que proporciona encanto a esta fábula humanista, interpretada con sentido del humor por Diane Keaton y Morgan Freeman.

Algún que otro puyazo a las inmobiliarias yanquis -que se puede extrapolar a otros ámbitos, incluido el nuestro- confiere acento crítico a "Ático sin ascensor", realizada de forma fluida y atractiva por el correcto cineasta británico Richard Loncraine, del que los buenos aficionados seguro que recuerdan la también estimable "Ricardo III (1995). Pero, lo sustancial de esta película se sustenta en el desconcierto de la veterana pareja protagonista -ella maestra de escuela, él pintor- a la hora de abandonar su nido de amor, que se eleva cinco pisos sobre el duro suelo. Y sin ascensor.

Sin que aporte ninguna novedad ética ni estética, "5 Flights Up" (su título original) recuerda sin embargo a esas agradables comedias clásicas que se filmaban por las 'majors' de Hollywood en la época dorada del cine. No tiene más valor que enternecer y lo consigue a pies juntillas. Claro que si entretiene se debe a dos cosas: a un sencillo guión en el que todo encaja y a unos actores de calidad que sostienen con su personalidad todo el entramado de la película, que se convierte así en un retrato amable y cálido de unos entrañables personajes otoñales, capaces de plantearnos la siguiente pregunta: «¿Cómo saberlo todo sin envejecer?».

Comentarios