Una segunda oportunidad (2014)

Cartel: Una segunda oportunidad (2014)
Andreas (Nikolaj Coster-Waldau) y Simón (Ulrich Thomsen) son dos policías que tienen vidas muy opuestas. Mientras el primero disfruta de su felicidad junto a su mujer y su hijo, el segundo acaba de divorciarse y encuentra el alivio a sus penas en el fondo de una botella. Todo cambiará cuando tengan que intervenir en una pelea entre una pareja de yonquis y encuentren a un bebé en un armario. A partir de entonces, Andreas, el hombre íntegro, deberá enfrentarse a su impotencia y a su ideal de justicia, que cada vez se vuelve más difuso.

Valoración: 5,596.


Tráiler de la Película



Ficha

Título Original: En chance til.
Directora: Susanne Bier.
Guionista: Anders Thomas Jensen.
Actores: Nikolaj Coster-Waldau, Ulrich Thomsen, Nikolaj Lie Kaas, Thomas Bo Larsen, Roland Møller, Peter Haber, Maria Bonnevie, Molly Blixt Egelind, Ewa Fröling, Bodil Jørgensen, Mille Lehfeldt, Ole Dupont, May Andersen, Charlotte Fich, Claus Riis Østergaard, Kirsten Lehfeldt, Sarah Juel Werner, Frederik Meldal Nørgaard, Ida Dwinger.
Productor: Sisse Graum Jørgensen.
Fotografía: Michael Snyman.
Música: Johan Söderqvist.
Montaje: Pernille Bech Christensen.
Dirección Artística: Gilles Balabaud, Louise Lönborg, Jacob Stig Olsson.
Vestuario: Signe Sejlund.
Países Participantes: Dinamarca, Suecia.
Lugares de Rodaje:
Fechas de Rodaje: De noviembre de 2013 a enero de 2014.
Año: 2014.
Duración: 102 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 16 años.
Género: Drama.
Estreno (España): 11-09-2015.
Película Online (España): Filmin.
DVD (Venta): 02-03-2016.
Distribuidora: Golem Distribución, S. L.
WEB Oficial: WEB Oficial de la película en España.
Sitio Oficial: Sitio Oficial.
Espectadores (España): 14.638.
Recaudación (España): 83.321,87 €.
Visitas: 46.
Popularidad (Puesto): 1 / 421.

Fotograma: Una segunda oportunidad (2014)

Comentario

Abonada a los melodramas más extremos, la danesa Susanne Bier ("En un mundo mejor", 2010; "Hermanos", 2004) retrata un momento de crisis en la vida de un policía encarnado por Nikolaj Coster-Waldau. Por un lado, está felizmente casado (con Marie Bonnevie) y por el otro se lleva bien con su compañero alcohólico (Ulrich Thomsen), pero todo se desequilibra durante una intervención en el piso de unos yonquis (Nikolaj Lie Kaas y Lykke May Andersen), donde descubren un bebé escondido en un armario. (Anuario Fotogramas 2016: Philipp Engel).

Fotograma: Una segunda oportunidad (2014)

Crítica

14-09-2015 – ANTÓN MERIKAETXEBARRIA

Marcado a fuego

Tras "Amor es todo lo que necesitas" (2012), la directora danesa Susanne Bier estrena este irregular melodrama familiar, centrado en el descenso a los infiernos de un honrado policía y feliz padre de familia, al fin marcado a fuego por culpa de una funesta decisión, la cual le conducirá a un callejón sin salida. Así pues, ribetes del cine negro se insertan con cierta dificultad en "Una segunda oportunidad", donde los llamados dilemas morales, en relación con el intercambio de bebés, cuentan mucho. Así pues, tremebundo desfile de personajes trágicos, interpretado por un reparto que cuenta ya con una extensa trayectoria en el mundo del cine europeo.

Un tono descarnado, propenso en ocasiones a las relaciones sentimentales salidas de madre, conforma la función, plasmada por la inquieta cineasta nórdica sin la sutil convicción demostrada en títulos al estilo de "Te quiero para siempre" (2002), "En un mundo mejor" (2010) y "Cosas que perdimos con el fuego" (2007). A la cuidada emotividad con que se conducían los hombres y mujeres presentes en esas considerables películas, da paso en "Una segunda oportunidad" la más tosca introspección psicológica que quepa imaginar.

Las secuencias de la vida privada del protagonista llegan a cansar, lo mismo que el desfile de personajes atrabiliarios, atrapados por la cámara de forma naturalista, sin que tampoco los acentos críticos, relacionados con el examen de una sociedad que se muestra incapaz de comprender que empieza a decaer cuando lo superfluo se hace imprescindible, resulten especialmente memorables. No da más de sí este desasogante dramón, donde únicamente hay que guardar para el recuerdo la excelente interpretación de Nikolaj Coster-Waldau (los buenos aficionados al cine seguro que lo recuerdan por su papel de villano en "Headhunters", Morten Tyldum, 2011), capaz de expresar con perspicacia la misteriosa debilidad de los rostros humanos.