El marido de mi hermana (2014)


Richard (Pierce Brosnan) es un profesor de poesía en la Universidad de Cambridge con mucho éxito en su carrera y con las mujeres. Sin embargo, este mujeriego se encuentra en una situación comprometida cuando Kate (Jessica Alba), su última conquista y alumna, le comunica que está embarazada. Sintiendo que no vive la vida que quiere, descubrirá que no está enamorado de la madre de su hijo cuando trate de conquistar a Olivia (Salma Hayek), la hermanastra de Kate. Pronto tendrá que luchar por su felicidad, aunque quizás no le resultará fácil.

Valoración: 5,221.


FICHA

Título Original: Some Kind of Beautiful.
Director: Tom Vaughan.
Guionista: Matthew Newman.
Reparto: Pierce Brosnan, Malcolm McDowell, Salma Hayek, Jessica Alba, Ben McKenzie, Fred Melamed, Merrin Dungey, Ivan Sergei, Duncan Joiner, Marlee Matlin, Lombardo Boyar.
Productores: Remington Chase, Grant Cramer, Kevin Scott Frakes, Richard Barton Lewis, Simon Orange, Raj Brinder Singh, Beau St. Clair.
Música: Stephen Endelman, David Newman.
Fotografía: David Tattersall.
Montaje: Matt Friedman.
Países Participantes: Estados Unidos, Reino Unido.
Año de Producción: 2014.
Duración: 99 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Comedia, Romántica.
Estreno (España): 23 de octubre de 2015.
DVD (Venta): 12 de febrero de 2016.
Distribuidora (España): Flins y Pinículas.
Espectadores (España): 13.554.
Recaudación (España): 74.972,71 €.
Páginas Vistas: 0.
Popularidad: 50 / 55.


COMENTARIO

El mujeriego profesor de Poesía Richard Haig (Pierce Brosnan) se enamora de Olivia (Salma Hayek, en un papel que en principio iba a interpretar Kristin Scott Thomas), una talentosa y algo excéntrica novelista. El problema es que no sabe que es las hermana de Kate (Jessica Alba), la alumna de 21 años a la que ha dejado embarazada. Tom Vaughan (Peligrosamente infiltrada, 2012) dirige esta comedia de enredos románticos escrita por el debutante Matthew Newman. (Anuario Fotogramas 2016: Gerard Alonso i Cassadó).


CRÍTICA

27-10-2015 – JOSU EGUREN

El fin de la comedia

Etiquetada como comedia romántica se estrena una película que, verdaderamente, merece otro tipo de epítetos, todos negativos. En primer lugar porque está lejos de despertar alguna sonrisa, siquiera involuntaria, y en segundo lugar porque se aferra a una definición del romanticismo que juega en contra de las situaciones que deberían producir enredos de tipo cómico.

Lastrada por el desinterés de su director, que malgasta la oportunidad de explotar el equívoco de la escena donde se presenta el trío protagonista (dos hermanas latinas y un Don Juan anglo que ejerce como profesor de poesía romántica en Cambridge), El marido de mi hermana trata de aferrarse al charme que desprenden Pierce Brosnan (Golpe de estado, John Erick Dowdle, 2015) y Salma Hayek, mientras Jessica Alba boicotea una relación que se sumerge en la clandestinidad. Y por si fuera poco aparece un niño, el factor que hace aún más conservador un discurso enfocado en la paternidad responsable, sea cual fuere la franja de público nonagenario al que va dirigido. Herida por su alarmante falta de perspectiva, y hundida por el limitado rango de recursos que maneja el zombi al cargo de la dirección, El marido de mi hermana se desangra en la puesta en escena de un triángulo amoroso sin interés.

De la acumulación de personajes secundarios, que no aportan el menor alivio cómico a una trama muerta desde el paritorio, nace la evidencia de que el guión trata de enterrar en ruido y estereotipos su exasperante banalidad. Sin el menor respeto por las viejas glorias, El marido de mi hermana arroja a Malcolm McDowell y Marlee Matlin a la defensa de papeles que sirven de relleno para que el metraje se alargue hasta la extenuación, y sin haber cumplido otra promesa que la de exhibir el tipo de Jessica Alba en bikini. Un desastre absoluto al que no cabe odiar porque ni tan siquiera para eso da motivos.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR