Taxi Teherán (2015)

Cartel: Taxi Teherán (2015)
Un taxi recorre las vibrantes y coloridas calles de Teherán. A él se suben todo tipo de pasajeros, a cual más diverso. En este reducido espacio, cada uno expresa abiertamente su opinión, mientras son entrevistados por el conductor, que no es otro que el director del film, Jafar Panahi. Su cámara, colocada en el salpicadero del vehículo, captura el espíritu de la sociedad iraní, el drama y la comedia de sus gentes, a través de este viaje en el que el taxi hace las veces de estudio de cine móvil.

Valoración: 5,193.


Tráiler de la Película



Ficha

Título Original: Taxi.
Director: Jafar Panahi.
Guionista: Jafar Panahi.
Actores: No hay actores (Documental).
Intervenciones: Jafar Panahi.
Productor: Jafar Panahi.
Fotografía: Jafar Panahi.
Música:
Montaje: Jafar Panahi.
Diseño de Producción:
Vestuario:
País Participante: Irán.
Lugares de Rodaje: Teherán (Irán).
Fechas de Rodaje:
Año: 2015.
Duración: 82 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 7 años.
Género: Comedia, Documental, Drama.
Estreno (España): 09-10-2015.
Película Online (España): Disponible a partir del 03-02-2016 (Filmin).
DVD (Venta): 03-02-2016.
Distribuidora: Wanda Visión, S. A.
WEB Oficial: WEB Oficial de la película en España.
Espectadores (España): 41.624.
Recaudación (España): 249.645,96 €.
Calificación: 7,130.
Visitas: 0.
Calificación Película 2015 (Puesto): 26 / 207.
Calificación Película (Puesto): 38 / 346.
Valoración Película 2015 (Puesto): 99 / 207.
Valoración Película (Puesto): 147 / 346.
Popularidad Película (Puesto): 293 / 293.

Fotograma: Taxi Teherán (2015)

Crítica

13-10-2015 – JOSU EGUREN

Ciudadano X

Si se analiza el último largometraje ganador del Oso de Oro en el Festival de Berlín de un modo descontextualizado, es lógico que surjan dudas sobre los medios que utiliza Jafar Panahi para burlar la dictadura del punto de vista y la cárcel del encuadre. Una Black Magic calzada sobre un pequeño trípode en el salpicadero de un viejo taxi, la lente de una discreta cámara fotográfica y un iPhone en modo vídeo se alternan en el rodaje de una ficción con textura documental que podría encajar en el género del 'realismo sórdido', una etiqueta proscrita por los censores cinematográficos del régimen de Teherán.

En el montaje se aprecian numerosos cortes, pero la voluntad de su director es simular la unidad espacial y narrativa de un plano secuencia que capture los ecos de la realidad que bulle en las calles de una ciudad sometida a las reglas dictadas por la jerarquía de la República Islámica. Si bien el tono puede confundirse con el de una comedia de costumbres, cada uno de los actores no profesionales que sube a bordo del taxi conducido por Panahi trae noticias de las duras condiciones a las que se ven sometidos los sectores más críticos con la política de Ahmadineyad.

Al igual que en "This is Not a Film" (2011), una obra filmada por Motjaba Mirtahmasb durante el arresto de Panahi en el tiempo en que fue condenado a 6 años de prisión y 20 sin poder ejercer la profesión a la que ha vivido entregado casi tres décadas, las imágenes y los diálogos proponen una reflexión sobre la difusa frontera que separa ficción y documental.

La apuesta crece con la aparición de su sobrina, como el resto de pasajeros es un personaje rescatado de una filmografía en la que destacan "Sangre y oro" (2003), "El círculo" (2000) y "El espejo" (1997); porque a través de su mirada inocente, pero inquisitiva, Panahi consigue conciliar discurso crítico y metalenguaje. Una 'no' película ejemplar que describe el cine como mecanismo de supervivencia.