La calle de la amargura (2015)


Dora (Nora Velázquez) y Adela (Patricia Reyes Spíndola) son dos prostitutas de edad avanzada a las que cada vez más escasea el trabajo. Mientras la primera tiene problemas en casa con una problemática hija adolescente y un marido homosexual que la ignora, la segunda vive sus últimos años en soledad. Una noche reciben el encargo de satisfacer a dos luchadores enanos y, en un plan para robarles sus ganancias, les narcotizan. Sin embargo, la dosis que les administran resulta mortal, por lo que, asustadas y confusas, serán detenidas.

Valoración: 6,257.

Tráiler de la Película

Ficha

Título Original: La calle de la amargura.
Director: Arturo Ripstein.
Guionista: Paz Alicia Garciadiego.
Actores: Alberto Estrella, Lety Gómez, Silvia Pasquel, Arcelia Ramírez, Patricia Reyes Spíndola, Alejandro Suárez, Nora Velázquez.
Productores: Walter Navas, Arturo Ripstein.
Música:
Fotografía: Alejandro Cantú.
Montaje: Carlos Puente, Arturo Ripstein.
Dirección Artística: Marisa Pecanins.
Vestuario: Laura García de la Mora.
Nacionalidad: México.
Países Participantes: México, España.
Lugares de Rodaje:
Fechas de Rodaje: De 10 de noviembre de 2014 a 12 de diciembre de 2014.
Año de Producción: 2015.
Duración: 100 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 16 años.
Género: Drama, Crimen.
Estreno (España): 27 de noviembre de 2015.
DVD (Venta): 17 de febrero de 2016.
Distribuidora (España): Wanda Films.
Espectadores (España): 2.490.
Recaudación (España): 12.414,33 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 299 / 640.

Comentario

Dos prostitutas maduras (Patricia Reyes Spíndola y Nora Velázquez), en una delicada situación económica, deciden dar un golpe atracando a dos luchadores enanos enmascarados. Pero cometen un error con la dosis de somnífero administrada y los acaban matando. El mexicano Arturo Ripstein ("La perdición de los hombres") rueda en blanco y negro este trágico cuento que indaga en las miserias de su país y con el que ganó los premios al Mejor Director y a la Mejor Dirección Artística en el Festival de Gijón. (Anuario Fotogramas 2016: Gerard Alonso i Cassadó).

Crítica

30-11-2015 – JOSU EGUREN

Memoria de dos putas tristes

Al hacer memoria sobre el cine de Arturo Ripstein es imposible ignorar que su filmografía ha estado siempre teñida de rencor y múltiples desengaños, que no son tanto los de los personajes que la habitan como los del propio director mexicano que vuelve la vista hacia su patria para arrojar sobre ella una mirada profundamente desencantada. Con un pie sobre el esperpento valleinclanesco y otro sobre el recuerdo del Buñuel mexicano (el de "Los olvidados" y "El ángel exterminador"), Ripstein recorre el lumpen de la capital siguiendo desde la distancia el rastro de dos prostitutas que están en las antípodas estéticas y morales de la ingenuidad de Cabiria. La conexión de la película con la realidad va mucho más allá de los hechos que la inspiran (el asesinato de una pareja de luchadores enanos -la Parkita y el Espectrito Jr.- a manos de dos prostitutas) y, a pesar de que el expresionismo de su blanco y negro pueda ser interpretado como una llamada de abstracción, termina concretándose en imágenes poderosísimas que desnudan la miseria del presente de sus artificios.

Encuadrados en largos planos secuencia, que los liberan de las interrupciones del montaje, los personajes de Ripstein vagan por las sombras de esa calle Amargura de la que no existe escapatoria. El autor de "Profundo carmesí" y "Las razones del corazón" ama México tanto como lo odia, y ambos sentimientos quedan reflejados en una película sobre la que vomita acidez y grotescas dosis de ternura; están en el texto de Paz Alicia Garciadiego (a la que Ripstein lleva unido artística y sentimentalmente durante los últimos treinta años), pero sobre todo están en los cuerpos de Nora Velázquez y Patricia Reyes Espíndola, dos mujeres esculpidas por la violencia en cuyos rostros se funde la crueldad más viva y perversa con la gracia mística de las madonnas rafaelitas.

Adsense