La promesa de Patrice Leconte (2013)



Un joven de origen humilde (Richard Madden) entra a trabajar como oficinista. Impresionado por su trabajo, el envejecido dueño (Alan Rickman) lo contrata como secretario privado. Con la salud afectada, el propietario se ve confinado en su casa, adonde el joven se traslada para continuar su labor. Allí conoce a la esposa del dueño (Rebecca Hall), mujer joven, bella y reservada. Con el tiempo, ambos se enamorarán apasionadamente, aunque no se atreverán a revelar sus sentimientos, sufriendo a la vez una separación física de 8 años. Adaptación de una novela de Stefan Zweig titulada 'Viaje al pasado'.

Valoración: 5,454.



FICHA

Título Original: Une promesse.
Director: Patrice Leconte.
Guionistas: Patrice Leconte, Jérôme Tonnerre.
Reparto: Alan Rickman, Rebecca Hall, Richard Madden, Maggie Steed, Christelle Cornil, Shannon Tarbet, Jean-Louis Sbille, Andrew McIlroy, Sarah Messens, Toby Murray.
Productores: Olivier Delbosc, Marc Missonnier.
Música: Gabriel Yared.
Fotografía: Eduardo Serra.
Montaje: Joëlle Hache.
Países Participantes: Francia, Bélgica.
Año de Producción: 2013.
Duración: 98 minutos.
Calificación por Edades: Apta para todos los públicos.
Género: Romántica, Drama.
Estreno (España): 6 de noviembre de 2015.
DVD (Venta): 16 de marzo de 2016.
Distribuidora (España): Emon.
Espectadores (España): 6.723.
Recaudación (España): 39.429,67 €.
Páginas Vistas: 0.
Popularidad: 55 / 61.



COMENTARIO

Richard Madden (Robb Stark en la serie Juego de Tronos) consiguió su primer papel protagonista en el cine dando vida a Friedrich Zeitz, ayudante del patrón de una fábrica de acero gravemente enfermo (Alan Rickman), de cuya joven esposa (Rebecca Hall) se enamora. El francés Patrice Leconte (No molestar, 2014) adapta la novela 'Un viaje al pasado', de Stefan Zweig, publicada por primera vez en 1929 y editada en España por Acantilado. (Anuario Fotogramas 2016: Gerard Alonso i Cassadó).



CRÍTICA

11-11-2015 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Amor platónico

Se estrena con cierto retraso esta película romántica del director francés Patrice Leconte (El marido de la peluquera, 1990) que, con el paso de los años y la realización de nuevas películas, se ha ido desinflando como un 'soufflé'. Basada en un espléndido relato de Stefan Zweig, 'Viaje al pasado', el argumento se centra en el amor platónico entre un joven pobre y la joven esposa de un millonario vejestorio, enmarcados en tiempos de la Primera Guerra Mundial. Pero, lo que podría haber sido un melodrama enfebrecido, con la lucha de clases como telón de fondo, se convierte aquí en un esforzado filme de época, interpretado sin garra por un poco inspirado reparto.

En La promesa, el academicismo sustituye a la autenticidad, a la hondura, a la preocupación por la realidad de unas vidas marcadas a sangre y fuego por unas circunstancias adversas, así como por las convenciones sociales, la hipocresía y, por supuesto, el conflicto bélico. A partir de ahí, la película está ambientada de forma correcta, mientras que la escenografía se limita a narrar con cierto orden esa desapasionada relación, hecha de silencios, de miradas, de palabras vanas, en sintonía con el tono melifluo de la historia.

El amor platónico se manifiesta como una frustración de una realidad no consumada. La única ventaja es que se encuentra fuera del tiempo: no envejece nunca. Sea como fuere, las pasiones, como los vientos, son necesarios para poner en movimiento todas las cosas, hasta el punto de que con frecuencia provocan huracanes. Por desgracia, estamos ante una poco estimulante proposición, filmada de forma aseada, eso sí, pero sin indagar a fondo en el sentimiento amoroso, reprimido hasta sus últimas consecuencias. Nada en la película chirría ni desentona. Está realizada de forma aplicada, con mayor o menor solvencia, pero no hay nada en ella que apasiona realmente.