Zootrópolis (2016)

Zootrópolis (2016)

Zootrópolis es una ciudad casi única para los animales antropomórficos por la disposición de sus barrios, desde Tundra Town hasta Sahara Square. Pero para Judy Hopps lo más especial es ser nombrada la primera detective femenina del cuerpo de policía. Para demostrar lo buena que es se meterá de lleno en un caso tan difícil que tendrá que contar con la ayuda y apoyo del sagaz y tunante zorro Nick Wilde. Juntos se convertirán en el blanco de una conspiración de la que tendrán que escapar indemnes.

Valoración: 7,549.

Zootrópolis (2016)

FICHA

Título original: Zootopia.
Directores: Jared Bush, Byron Howard, Rich Moore.
Guionistas: Jared Bush, Phil Johnston.
Reparto: No hay actores (Animación).
Productor: Clark Spencer.
Música: Michael Giacchino.
Fotografía: Nathan Warner.
Montaje: Jeremy Milton, Fabienne Rawley.
País participante: Estados Unidos.
Año de producción: 2016.
Duración: 108 minutos.
Calificación por edades: Apta para todos los públicos.
Género: Animación, Aventuras, Comedia, Infantil.
Estreno (España): 12 de febrero de 2016.
Blu-ray (Venta): 15 de junio de 2016.
Distribuidora (España): Disney España.
Espectadores (España): 2.376.248.
Recaudación (España): 13.676.985,85 €.

Zootrópolis (2016)

COMENTARIO

Tras el éxito de "Frozen. El Reino del Hielo" (Chris Buck, Jennifer Lee, 2013) y "Big Hero 6" (Don Hall, Chris Williams, 2014), Disney estrena otra aplaudida película de animación. "Zootrópolis" se ambienta en una ciudad en la que los mamíferos viven en armonía y en la que una conejita llamada Judy Hopps entra a trabajar en el cuerpo de policía, monopolizado hasta la fecha por machos grandes y rudos. Judy entablará amistad con un zorro canalla llamado Nick, que la ayudará a investigar quién se esconde tras la misteriosa desaparición de mamíferos depredadores. (Anuario Fotogramas 2017: Gerard A. Cassadó).

Zootrópolis (2016)

CRÍTICA

17-02-2016 – JOSU EGUREN

La crisis carnívora

En estos días en los que la ficción con subtexto político está bajo sospecha, la primera escena de "Zootrópolis" nos ofrece un ejemplo perfecto sobre contexto y representación con la puesta en escena de una función escolar cargada de violencia irónica y sobreactuada ante una multitud de adultos atolondrados.

A los amantes del orden les aliviará saber que la protagonista de "Zootrópolis" es una conejita que crece para convertirse en la primera agente de su especie en un cuerpo de policía donde prima la fuerza bruta frente a la inteligencia, pese al consejo de sus progenitores, que le recomiendan la elección de una vida plácida, segura y mediocre: lo que la mueve no es un febril impulso de rebeldía sino un sentido de la justicia más allá del deber.

"Zootrópolis" es una batalla sorda contra los estereotipos que alcanza tanto a la construcción de los personajes (héroes y villanos) como a los códigos del género en el que se inserta. Con alusiones constantes a la filmografía animal de Disney, y un gag recurrente en el que interviene la memoria de "El padrino" (1972), de Francis Ford Coppola, el guion de "Zootrópolis" deriva en una revisitación de las novelas de Raymond Chandler guiada por la química que desprende la pareja formada por Judy Hopps y su depredador natural, el zorro Nick Wilde.

Los constantes guiños cinéfilos y seriéfilos allanan el camino hacia la atención del público adulto, pero lo realmente interesante es la elegancia con la que sus directores, Byron Howard ("Enredados", 2010) y Rich Moore, ilustran una lección sobre el manejo de la opinión pública que podría utilizarse para explicar casi cualquier ejemplo de alarma social. Humor blanco con finas puñaladas a la moralidad conservadora quizá algo lastrado por la necesidad de cerrarse en falso abriendo la posibilidad a un continuará que, a juzgar por el resultado final, resulta bastante obvio.

Zootrópolis (2016)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Comentarios