Embarazados (2016)



Alina (Alexandra Jiménez) y Fran (Paco León) son una pareja que se siente muy feliz. A ella se le ha despertado el instinto maternal y para saber si pueden concebir, Fran se hace un examen donde descubre que sus espermatozoides son vagos, escasos y anormales, mientras que ella está premenopáusica a los 37. Ambos se encontrarán con una difícil decisión, él entre ser padre y comenzar algo nuevo o seguir su vieja vida, y ella ser madre o mantener a su gran amor. Cada uno tendrá que hacer una elección que les marcará para siempre.

Valoración: 5,210.


FICHA


Título Original: Embarazados.
Directora: Juana Macías.
Guionistas: Juana Macías, Juan Moreno, Anna R. Costa.
Reparto: Paco León, Alexandra Jiménez, Alberto Amarilla, Ernesto Sevilla, Elisa Mouliaá, Karra Elejalde, Ingrid García Jonsson, Iñaki Font, Goizalde Núñez, Ainhoa Aierbe.
Productores: José Carmona, Ana Figueroa, Juan Moreno, Guillermo Sempere, Koldo Zuazua.
Música: Pascal Gaigne.
Fotografía: Guillermo Sempere.
Montaje: Juana Macías, María Macías.
País Participante: España.
Año de Producción: 2016.
Duración: 100 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Comedia, Drama, Romántica.
Estreno (España): 29 de enero de 2016.
DVD (Venta): 12 de julio de 2016.
Distribuidora (España): Disney España.
Espectadores (España): 203.498.
Recaudación (España): 1.221.887,78 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 71 / 88.


CRÍTICA


02-02-2016 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

El bebé de la discordia

Es curioso comprobar cómo comedias españolas de enredos costumbristas se convierten al fin en agridulces reflexiones sobre las relaciones de pareja. En Embarazados se trata de narrar los dimes y diretes de Fran y Alina, dos seres con opiniones diferentes a la hora de tener hijos. Esta savia romántica es la médula sentimental que baña de forma incesante a los cuarentones personajes y al momento en el que viven. Tiempos históricos que los forman y los deforman, que les inyectan ilusiones y se acaban por transformar en decepciones. La película de Juana Macías se convierte así en la crónica de un viaje hacia la fecundación in vitro.

Al mismo tiempo, habla del reloj biológico que clama por la maternidad y de los cambios que se operan en una mujer que, poco a poco, irá viendo como la margarita de sus sueños se deshoja sin compasión y sin remedio. Porque la vida de los protagonistas se consume por los senderos del anhelo perdido, de la voz sin aliento que clama por cambiar el mundo, cuando el mundo, implacable, es quien cambia a las personas. Al menos eso es lo que intenta comunicar esta comedieta urbana, ambientada en la ciudad de San Sebastián que, por su elegancia y belleza, se merecía algo mejor.

Pero, el meollo de la cuestión está en el anhelado estado de buena esperanza por parte de la premenopáusica Alina, cuya inquebrantable decisión vital convierte su deseo de ser mamá en un auténtico bebé de la discordia. Porque el inefable Fran, con su semen de fogueo, se comporta con el mismo tacto que un ciego en una orgía. Apoyada en dos simpáticos intérpretes -Alexandra Jiménez (Los miércoles no existen, Peris Romano, 2015), dispuesta a vivir gozosamente su maternidad, y Paco León (Carmina y amén., 2014), empeñado en ligar con todo quisqui e incapaz de proteger su hogar de la destrucción-, la realizadora utiliza un humor a la brocha gorda, que en buena medida da al traste con un embrollo familiar de medio pelo.