El caso Fritz Bauer (2015)

Cartel: El caso Fritz Bauer (2015)
En 1957, el fiscal general Fritz Bauer (Burghart Klaußner) recibe información sobre el paradero de Adolf Eichmann (Michael Schenk), uno de los oficiales de más alto rango de las SS. Eichmann se convertirá en el principal objetivo de Bauer, un judío cuya misión desde que volvió del exilio es llevar ante los tribunales a los criminales nazis. Sin embargo se topará con el aún reciente estado alemán, que no quiere remover ese oscuro capítulo de su historia. Esto le obligará a informar al Mossad israelí, cometiendo un delito de traición.

Valoración: 7,191.


Tráiler de la Película



Ficha

Título Original: Der Staat gegen Fritz Bauer.
Director: Lars Kraume.
Guionistas: Lars Kraume, Olivier Guez.
Actores: Rüdiger Klink, Burghart Klaußner, Andrej Kaminsky, Jörg Schüttauf, Carolin Stähler, Sebastian Blomberg, Michael Schenk, Stefan Gebelhoff, Pierre Shrady, Götz Schubert, Laura Tonke, Arndt Schwering-Sohnrey, Daniel Krauss, Nikolai Will, Ronald Zehrfeld, Stephan Grossmann, Lavinia Kiesler, Nicole Johannhanwahr-Balk.
Productor: Thomas Kufus.
Fotografía: Jens Harant.
Música: Christoph M. Kaiser, Julian Maas.
Montaje: Barbara Gies.
Diseño de Producción: Cora Pratz.
Vestuario: Esther Walz.
País Participante: Alemania.
Lugares de Rodaje: Cologne, Düsseldorf, Bad Honnef, Mönchengladbach, Königswinter, Hürth, Frankfurt am Main (Alemania); Israel.
Fechas de Rodaje: 23 de octubre de 2014.
Año: 2015.
Duración: 105 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Drama.
Estreno (España): 29-04-2016.
DVD (Venta):
Distribuidora: Caramel Films, S. L.
WEB Oficial: WEB Oficial de la película en España.
Espectadores (España): 0.
Recaudación (España): 0 €.
Visitas: 0.
Popularidad (Puesto): 291 / 430.

Fotograma: El caso Fritz Bauer (2015)

Crítica

30-04-2016 – JOSU EGUREN

Alta traición

Tras la capitulación definitiva de las fuerzas de Eje, y doce años después la puesta en escena de los Juicios de Núremberg, la sociedad alemana ya había elegido el camino de la reconstrucción que habría de devolverle su estatus de superpotencia en un tiempo récord. La posibilidad de una reconciliación fundada sobre las bases de la memoria histórica cedió ante los efectos de un milagro económico que reforzó las políticas de amnesia selectiva del CDU. En el contexto de un sistema infectado de raíz por una intrincada red de leales al régimen nazi (mientras al otro lado del muro numerosos criminales de guerra eran asimilados por la Stasi), el fiscal general Fritz Bauer peleó de manera incansable por sentar ante la justicia a los responsables del genocidio, sin otro apoyo que el aliento moral del presidente del Estado Federal de Hesse, Georg August Zinn.

Atado de manos por un marco jurídico que le impedía solicitar la colaboración de la Interpol para perseguir en el extranjero a los acusados de crímenes políticos (el guión nos recuerda que la CIA, los servicios secretos alemanes, incluso el Mosad, obedeciían a estrategias geopolíticas). Fritz Bauer tomó la decisión de contactar con el servicio secreto israelí para planificar una operación secreta que tenía como objetivo la extradición de Adolf Eichmann, el teniente coronel de la SS que planificó y supervisó la logística de los campos de exterminio.

Sin detenerse a juzgar a los paraísos sudamericanos en los que vivieron impunemente genocidas de la talla de Josef Mengele, Ludolf von Alvensleben y Walter Rauff, Fritz Bauer se aplica en el examen de conciencia del pueblo alemán, aunque lejos de la severidad analítica con la que se empleó Hannah Arendt. Para dotar al 'thriller' de una dimensión humana. Lars Kraume se asoma a la intimidad homosexual de Bauer y su ayudante Karl Angermann, una decisión comprensible que debilita sus líneas de fuerza para encajar "El caso Fritz Bauer" en el subgénero de películas 'Premio del público'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario