Albert (2015)

Fotograma: Albert (2015)

Albert es un niño temido en su pueblo por sus travesuras. Un día, derriba por accidente el monumento más emblemático de la ciudad, una estatua dedicada a un famoso aventurero y capitán de globo. Para resarcirse, Albert decide salir al mundo para convertirse en capitán y volver como un héroe. Para ello, secuestra a su amigo Egon que, a pesar de estar muy molesto con él, le ayudará en su aventura, que les llevará hasta un exótico mercado gitano y a ser víctimas de los planes de un terrible ladrón.

Valoración: 4,025.


Tráiler de la Película



Ficha

Título Original: Albert.
Director: Karsten Kiilerich.
Guionista: Karsten Kiilerich.
Actores: No hay actores (Animación).
Actores de Doblaje (V. O.): Alfred Bjerre Larsen, Oscar Dietz, Asta Nordby, Peter Zhelder, Vibeke Ankjær, Morten Eisner, Erik Holmey, Bodil Jørgensen, Thomas Bo Larsen, Michael Zuckow Mardorf, Kjeld Nørgaard, Allan Olsen, Lars Ranthe, Kurt Ravn, Pauline Rehne, Troels Walther.
Productores: Kim Magnusson, Tivi Magnusson, Anders Mastrup.
Fotografía: No hay (Animación).
Música: Frans Bak, Bent Fabricius-Bjerre.
Montaje: Hans Perk.
Diseño de Producción: Sten Mesterton.
Vestuario: No hay (Animación).
Nacionalidad: Dinamarca.
País Participante: Dinamarca.
Lugares de Rodaje:
Fechas de Rodaje:
Año de Producción: 2015.
Duración: 81 minutos.
Calificación por Edades: Apta para todos los públicos.
Género: Animación, Acción, Aventuras, Comedia, Infantil.
Estreno (España): 10 de junio de 2016.
Distribuidora: Paycom Multimedia, S. L.
Espectadores (España): 5.390.
Recaudación (España): 28.712,50 €.

Cartel: Albert (2015)

Crítica

20-06-2016 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

A volar, joven

Como tantos otros países, Dinamarca se apunta al glorioso género de animación, hoy tan en boga. Por su parte, el realizador danés Karsten Kiilerich, después de "El patito feo y yo", regresa a la gran pantalla con "Albert", dispuesto a narrar las peripecias de un travieso chaval y de su colega de fechorías Egon. Cuando ambos críos destrozan la estatua que representa con orgullo al pueblo donde viven, al fin se las apañan para redimirse de semejante gamberrada con un acto heróico. El viaje en globo que inician a continuación les llevará a participar en un montón de aventuras, en las que también interviene un villano de mucho cuidado.

La cinta reivindica la aventura en estado puro y su protagonista logra de forma espontánea que el público infantil se identifique con él a las primeras de cambio. Sus travesuras iniciales dan paso a un sano compromiso consigo mismo y con los demás, hasta el punto de convertirse en un ejemplo a seguir. Con lo cual se demuestra que los niños, en general, usan las manos hasta que alcanzan la edad en la que saben usar la cabeza. Se trata de una lección que el revoltoso Albert aprende enseguida, con lo cual miel sobre hojuelas.

Sin alcanzar ni de lejos las maravillas de Walt Disney o de Pixar, así como tampoco el encanto poético de las películas de Hayao Miyazaki, "Albert" -más en sintonía con "Peter y el dragón" o "Angry Birds"- se configura como un ingenioso divertimento, frenético y fosforescente, aliñado con un humor familiar e ingenuo y filmado a una velocidad notable, donde los detalles visuales también cuentan.

Su argumento, lejos de ser ñoño o previsible, apela con cariño tanto a las ansiedades de los adultos como a la manera de ser de los niños. En todo caso, el último veredicto lo tiene el público al que va destinado y ya se sabe que el juicio del espectador infantil es mucho más implacable que el de cualquier crítico.

También te puede interesar