Pastel de pera con lavanda (2015)

Cartel: Pastel de pera con lavanda (2015)

Desde la muerte de su marido, Louise Legrand (Virginie Efira) ha tenido que encargarse de la plantación de perales en la Provenza francesa. No ha sido nada sencillo, el banco amenaza con embargarla y los clientes no se fían de sus dotes como agricultora. Además, atropella a Pierre (Benjamin Lavernhe), un tipo extraño y sensible que disfruta citando números primos. Así, Pierre irrumpe en la vida de Louise pensando que ha encontrado un hogar, mientras que ella lo único que quiere es deshacerse de él, aunque no lo tendrá nada fácil.

Valoración: 6,584.


Trailer de la Película



Ficha

Título Original: Le goût des merveilles.
Director: Éric Besnard.
Guionista: Éric Besnard.
Actores: Virginie Efira, Benjamin Lavernhe, Lucie Fagedet, Léo Lorléac'h, Hervé Pierre, Hiam Abbass, Laurent Bateau, Natalie Beder, France Darry, Valentin Merlet, François Bureloup, Franck Adrien, Julien Ratel, Stéphane Di Spirito, Alain Gressot, Christian Valsamidis.
Productores: Patrice Ledoux, Michel Seydoux.
Fotografía: Philippe Guilbert.
Música: Christophe Julien.
Montaje: Yann Dedet.
Diseño de Producción: Bertrand Seitz.
Vestuario: Elisabeth Rousseau.
Nacionalidad: Francia.
País Participante: Francia.
Lugares de Rodaje: Nyons (Francia).
Fechas de Rodaje: De 18 de agosto de 2014 a 3 de octubre de 2014.
Año: 2015.
Duración: 100 minutos.
Calificación por Edades: Apta para todos los públicos.
Género: Romántica, Comedia, Drama.
Estreno (España): 29 de julio de 2016.
Distribuidora: Surtsey Films, S. L.
WEB Oficial: WEB Oficial de la película en España.
Espectadores (España): 5.647.
Recaudación (España): 33.877,21 €.

Fotograma: Pastel de pera con lavanda (2015)

Crítica

30-07-2016 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Dulce perfume de mujer

Con "Pastel de pera con lavanda" estamos ante una curiosa película francesa, centrada en una relación muy especial, entre una joven viuda y un extraño desconocido, situados ambos en el corazón de la hermosa Provenza, con su luz característica y sus perfumados campos en sazón. Pero, es esta peculiar relación entre dos seres humanos tan distintos lo que confiere interés a una historia intimista. De hecho, de lo que se trata aquí es de describir de una forma dulce, sin aristas, el síndrome de Asperger. O sea, un trastorno neurobiológico que forma parte de unas afecciones denominadas trastornos del espectro autista.

Al menos es lo que da a entender el despistante comportamiento de un misterioso desconocido, capaz de transformar por completo la vida de esa mujer y de sus dos hijos, en un conjunto repleto de buenos sentimientos, pero que no resulta impostado ni empalagoso. Es evidente que nada de dicho vínculo funcionaría de no ser por la estupenda interpretación del actor Benjamin Lavernhe, plena de humor, sensibilidad y calor humano, acompañado por el sutil encanto de la actriz Virginie Efira, cuya serena belleza debería custodiarse en un santuario.

Son intérpretes desconocidos, pero perfectamente identificados con sus respectivos personajes, que forman parte esencial de un filme sincero, realizado con discreta elegancia. El amor es como la suerte: hay que salir a su encuentro. Éste parece ser el 'leitmotiv' que impulsa a ambos protagonistas, dispuestos a abrirse sin reservas a enriquecedoras posiblilidades afectivas. En fin, sea como sea, es casi seguro que hemos nacido para recorrer el mundo igual que ángeles, para buscar el cielo a este lado de los cielos. Sin embargo, aquellos que caminan solos -como es el caso de Benjamin Lavernhe- caen a veces en la oscuridad y pierden la gracia. Así que sólo el amor puede levantar a los ángeles caídos.

Comentarios