Mi vida a los sesenta (2014)


Luise Jansen (Iris Berben) es una mujer de sesenta años con un gran éxito profesional pero sin nada de suerte en el amor. Su vida da un vuelco cuando recibe la jubilación. Con la enorme cantidad de tiempo libre que tiene, decide quedarse embarazada y tener un bebe. Un día se encuentra a Frans Winther (Edgar Selge), un hombre obsesionado con la eterna juventud que sufre de un grave trastorno de espalda. Luise le acompaña al hospital y pronto descubre que Frans es el padre del donante de esperma que le va a ayudar a ser madre.

Valoración: 5,443.

Tráiler de la Película

Ficha

Título Original: Miss Sixty.
Directora: Sigrid Hoerner.
Guionista: Jane Ainscough.
Actores: Iris Berben, Edgar Selge, Carmen-Maja Antoni, Björn von der Wellen, Jördis Richter, Christoph Franken, Götz Schubert, Kirsten Block, Michael Gwisdek, Liliane Amuat, Jonathan Neo Völk, Max Wolter, William Mackenzie, Navid Navid, Stephan Grossmann, Arno Kempf, Sandra Kirschbaum, Tahmee Theiler, Anja Karmanski, Steffen Münster, Mabel June Moeller, Nikolai Will.
Productores: Corinna Eich, Sigrid Hoerner, Helge Sasse.
Música: Max Knoth.
Fotografía: Matthias Fleischer.
Montaje: Mona Bräuer.
Diseño de Producción: Thorsten Sabel.
Vestuario: Ute Paffendorf.
Nacionalidad: Alemania.
País Participante: Alemania.
Lugares de Rodaje: Colonia (Alemania).
Fechas de Rodaje:
Año de Producción: 2014.
Duración: 98 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 7 años.
Género: Comedia, Romántica.
Estreno (España): 5 de agosto de 2016.
DVD (Venta): 9 de enero de 2017.
Distribuidora (España): Vercine.
Espectadores (España): 13.653.
Recaudación (España): 79.805,39 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 205 / 634.

Crítica

10-08-2016 – JOSU EGUREN

Cuando menos te lo esperas

"Mi vida a los sesenta" surge como consecuencia de una realidad insoslayable: la pirámide demográfica invertida de las sociedades occidentales, y su reflejo en la edad media del público habitual en las sesiones vespertinas. A esos espectadores se dirige una película enunciada en el verbo característico de las comedias románticas adolescentes aunque matizada por las singularidades propias de la edad de sus protagonistas: el dueño de una galería de arte y una prejubilada forzosa que se despide de la oficina en la que ha fichado durante tres décadas sin dejar atrás un solo amigo.

Forzando un choque casual entre ambos, la directora alemana Sigrid Hoerner desgrana los pasos posteriores a un desencuentro que llega cuando menos se lo espera el personaje interpretado por Iris Berben, determinada en el propósito de convertirse en madre soltera a una edad límite. De la otra parte, Edgar Selge compone ya el tópico hombre-niño peterpanesco eternamente embriagado del recuerdo de una juventud que dejó atrás hace mucho. Son el yin y el yang de un romance entre opuestos donde Hoerner interviene para estrechar la distancia que los separa mediante el recurso a los diálogos afilados y el humor físico.

Haciendo valer una fórmula de eficacia limitada, que consiste en machihembrar las piezas cómicas del guión mediante transiciones musicales hasta completar un desenlace previsible, Hoerner se estrena en un género al que incorpora una serie de interesantes reflexiones sobre la maternidad (¿cómo? ¿cuándo? ¿qué significa?) sumada al severo escrutinio de comportamientos machistas que ha menudo pasan desapercibidos.

Sirviéndose de una puesta en escena ligera y flexible, la directora alemana lleva a puerto un romance que reniega de la calidez 'otoñal' para empaparse de la efervescencia de la primavera tardía.

Adsense