Eat That Question: Frank Zappa en sus propias palabras (2016)

Cartel: Eat That Question: Frank Zappa en sus propias palabras (2016)
Este documental ofrece al espectador la oportunidad de acercarse en profundidad a la figura de Frank Zappa, músico, productor, librepensador e iconoclasta. A través de imágenes inéditas, la película invita a participar de la provocación de este inclasificable artista, que desde la publicación en 1966 de su primer álbum, 'Freak Out!', se convirtió en uno de los cantantes pop de referencia en lo que a voces opositoras se refiere, y cuya forma de entender el mundo es, incluso hoy, de actualidad.

Valoración: 6,111.

Tráiler de la Película - VOSE



Ficha

Título Original: Eat That Question: Frank Zappa in His Own Words.
Director: Thorsten Schütte.
Guionista: Thorsten Schütte.
Actores: No hay actores (Documental).
Intervenciones: Frank Zappa, Theodore Bikel, Arlene Francis, Keith Moon, Steve Allen, Pierre Boulez, Napoleon Murphy Brock, Katie Couric, Mike Douglas, George Duke.
Productor: Estelle Fialon.
Música:
Fotografía:
Montaje: Willibald Wonneberger.
Nacionalidad: Francia.
Año de Producción: 2016.
Duración Original: 93 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 7 años.
Género: Documental.
Estreno (España): 4 de noviembre de 2016.
DVD (Venta): 1 de marzo de 2017.
Distribuidora (España): Sony Pictures España.
Espectadores (España): 0.
Recaudación (España): 0 €.
Popularidad: 225 / 677.

Fotograma: Eat That Question: Frank Zappa en sus propias palabras (2016)

Crítica

09-11-2016 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Zappa en Bilbao

Bilbao fue una de las principales ciudades en las que actuó el rompedor compositor, guitarrista, cantante, productor discográfico y director de cine Frank Zappa (1940-1993). Lo hizo en el pabellón de deportes de La Casilla, el 13 de mayo de 1988. Un rockero inclasificable, al que entrevistan un montón de peculiares presentadores, dispuestos en todo momento a etiquetar al indomable artista.

En ese sentido, "Eat That Question" se acerca al personaje de forma incondicional, al que apoya Pierre Boulez, reconocido director de música clásica, que siempre admiró al autor de 'Watermelon in Easter Hay', 'Elvis Has Just Left the Building', y 'Montana'.

El filme de Thorsten Schütte (autor de "Namibia. Generation X", 2005), no tan conseguido como el de los Beatles que tuvimos ocasión de disfrutar hace un par de semanas, tiene el suficiente interés como para que los seguidores del personaje presten la debida atención a "Eat That Question". Falta -de forma bastante inexplicable- la vertiente más rockera de Zappa, con lo cual la película de Schütte evidencia una clara falta de rigor. Se pone el acento, eso sí, en las opiniones de un músico que, según sus propias palabras, «no deseaba ser recordado».

Así pues, se puede soltar el cuerpo y espabilar la mente con un documental no tan vanguardista como el artista retratado, pero mucho menos loco de lo que algunos creen. Honesto con su arte y comprometido en el plano político y social, a Frank Zappa uno le recuerda con afecto, sobre todo cuando, al final de su corta vida, fue captado por las cámaras sin trampa ni cartón. Entonces, una sonrisa y una lágrima rueda despacio por la mejilla del que suscribe y se hace luz en los labios. Las canciones, el sonar de las guitarras y los trepidantes ritmos se diluyen y queda el recuerdo de un instante. Ese instante de melancolía que se ha hecho canción. Fuera, la sirena de una ambulancia rasga el aire húmedo del otoño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario