Las furias (2016)

Cartel: Las furias (2016)
Marga (Mercedes Sampietro) es una mujer de casi setenta años que acaba de comunicar a sus hijos que va a vender la casa de verano familiar con el propósito de iniciar un largo y misterioso viaje. Además, les apremia para que vayan hasta allí a recoger cualquier mueble o recuerdo que quieran conservar. Aprovechando esta tesitura, Héctor (Gonzalo de Castro) propone que el fin de semana que se reúnan para deshacer la casa, se celebre allí su boda con la mujer que lleva viviendo 15 años y de la que todo el mundo esperaba que se separaría.

Valoración: 6,424.

Tráiler de la Película



Ficha

Título Original: Las furias.
Director: Miguel del Arco.
Guionista: Miguel del Arco.
Actores: José Sacristán, Mercedes Sampietro, Bárbara Lennie, Gonzalo de Castro, Emma Suárez, Pere Arquillué, Carmen Machi, Macarena Sanz, Elisabet Gelabert, Alberto San Juan, Raúl Prieto.
Productores: Jordi Buxó, Pedro Hernández Santos, Aitor Tejada.
Música: Arnau Vilà.
Fotografía: Raquel Fernández Nuñez.
Montaje: Teresa Font.
Nacionalidad: España.
Año de Producción: 2016.
Duración Original: 127 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Drama.
Estreno (España): 11 de noviembre de 2016.
DVD (Venta): 5 de abril de 2017.
Distribuidora (España): Wanda Films.
Espectadores (España): 7.466.
Recaudación (España): 47.202,62 €.
Popularidad: 671 / 685.

Fotograma: Las furias (2016)

Crítica

13-11-2016 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Más tontos que abundio

El periplo que un melodrama como "Las furias" lleva a cabo es de índole paródica, puesto que se centra en los rifirrafes de una peculiar familia, reunida con carácter de urgencia a instancias de su influyente matriarca. Lo cual da pie a un embrollo de mucho cuidado, filmado como si de una pieza escénica se tratara e interpretado de forma afectada por un irregular reparto. En ese sentido, habría que recomendar a José Sacristán un tono de voz menos engolado a la hora de recitar sus diálogos. Así pues, la palabra es lo que marca la pauta de este debut cinematográfico del reputado director teatral Miguel del Arco.

Uno de sus trabajos más prestigiosos fue la representación de la obra 'Antígona', de Sófocles, con la cual demostró su profundo conocimiento de la mitología griega clásica. En esta ocasión se centra en la famosa 'Teogonía', de Hesíodo, relacionada con una suerte de árbol genealógico de los dioses griegos, trasladado aquí a unos simples mortales, dispuestos a sacar tajada de una sustanciosa herencia urdida contrarreloj. Pero la conclusión del enredo no será tan rocambolesca y chispeante como la película da a entender en la mayor parte de su metraje.

Es obvio que el director emplea una forzado estilo rimbombante a la hora de utilizar la palabra hablada, en detrimento de lo puranmente visual. En ese sentido, echo en falta la fotografía realista del legendario camarógrafo de la 'Nouvelle Vague' Raoul Coutard, colaborador habitual de François Truffaut y Jean-Luc Godard, fallecido el pasado martes a los 92 años, en Labenne, cerca de Baiona. En todo caso, esta farsa tragicómica se queda a medio gas, por culpa de sus tontorrones personajes, sin la ironía de los tipos creados por el hoy olvidado escritor y periodista Ramón Gómez de la Serna, cuando llegaba a la conclusión de que: «En la vida hay que ser un poco tonto porque si no, lo son sólo los demás y no te dejan nada».

Comentarios