Comanchería (2016)

Cartel: Comanchería (2016)
Tras la muerte de su madre, dos hermanos (un padre divorciado a cargo de dos hijos y un ex convicto) se enfrentan a la pérdida de su granja familiar en Texas. Para intentar saldar la deuda, conseguir el dinero y no ser desahuciados planearán una serie de atracos a distintas sucursales del mismo banco. Pero no todo será tan fácil como parece, y sus planes se verán truncados por dos agentes de los Ranger de Texas que, lejos de rendirse en su persecución, no pararán hasta atrapar a los atracadores.

Valoración: 7,642.

Tráiler de la Película



Ficha

Título Original: Hell or High Water.
Director: David Mackenzie.
Guionista: Taylor Sheridan.
Reparto: Jeff Bridges, Ben Foster, Chris Pine, Dale Dickey, Gil Birmingham, Katy Mixon, Dylan Kenin, Kevin Rankin, Marin Ireland, William Sterchi, Buck Taylor, Melanie Papalia.
Productores: Peter Berg, Carla Hacken, Sidney Kimmel, Julie Yorn.
Música: Nick Cave, Warren Ellis.
Fotografía: Giles Nuttgens.
Montaje: Jake Roberts.
Nacionalidad: Estados Unidos.
Año de Producción: 2016.
Duración Original: 102 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Thriller.
Estreno (España): 30 de diciembre de 2016.
DVD (Venta): 26 de abril de 2017.
Distribuidora (España): Vertigo Films.
Espectadores (España): 165.603.
Recaudación (España): 992.966,03 €.
Vistas: 0.
Popularidad: 714 / 772.

Fotograma: Comanchería (2016)

Crítica

31-12-2016 – JOSU EGUREN

Contra viento y marea

El último fin de semana de este año tramposo y traicionero se guarda un último as bajo la manga: "Comanchería", un neowestern que transita por las carreteras polvorientas del estado de Texas, donde las bandas de cuatreros han dejado paso a los carroñeros de guante blanco, y las hipotecas subprime son el arma con el que los bancos esquilman una tierra asolada por la crisis económica. Ni John Ford ni Steinbeck ni Tom Joad entran en el plano, pero se les cita: las alusiones indirectas al autor(es) de "Las uvas de la ira" se filtran a través del relato de una venganza que pone a prueba el temperamento de David Mackenzie ("American Playboy", 2009).

El paladar del director escocés captura con exquisita precisión el sabor local de una región que se reparte entre Texas y Nuevo México -en los límites de una antigua cuna y coto de caza para tribus indígenas-, siempre atento a verbalizar en imágenes un texto de Taylor Sheridan que bascula entre los estallidos de violencia y retazos de extrema sensibilidad disfrazados de cinismo. Premiando la excepcional interpretación de Jeff Bridges ("R. I. P. D.: Departamento de Policía Mortal", Robert Schwentke, 2013) y los elaborados lazos de complicidad entre su personaje y el ranger al que da vida Gil Birmingham ("La saga Crepúsculo: Eclipse", David Slade, 2010), la cámara no se recrea en la dinámica del contraplano dotando a la narración de una dimensión panorámica totalmente apropiada para el tratamiento de una historia con una profundidad moral que desborda el reduccionismo psicológico.

Del otro lado, una pareja de hermanos, conjurados en una misión suicida, sirven de puente entre la realidad social y los tics genéricos de una película que se apropia de sus referentes para imprimirse en la retina con un desenlace ante el que Raoul Walsh, Sam Peckinpah y John Sturges asentirían complacidos. Una obra notable que soportará el paso del tiempo embalsamada en la atmosférica banda sonora compuesta por Nick Cave y Warren Ellis.

Comentarios