Como perros salvajes (2016)

Cartel oficial español: Como perros salvajes (2016)
Tras años en prisión, tres hombres salen a la calle. Sin embargo, su ansiada libertad no es tan dulce como se esperaban, y no encuentran su lugar. Desesperados, aceptan el encargo de un jefe de la mafia: secuestrar al bebé de uno de sus enemigos. Aún a riesgo de que les caiga una pena aún mayor que la anterior, el dinero que está ante ellos les permitiría empezar de cero, por lo que idean un plan. Sin embargo, no todo les saldrá bien, y la policía se interpondrá de nuevo entre ellos y su futuro.

Valoración: 4,585.


TRÁILER DE LA PELÍCULA


FICHA

Título Original: Dog Eat Dog.
Director: Paul Schrader.
Guionista: Matthew Wilder.
Reparto: Willem Dafoe, Nicolas Cage, Omar J. Dorsey, Reynaldo Gallegos, Magi Avila, Louisa Krause, Kayla Perkins, Christopher Matthew Cook, Melissa Bolona, Chelcie Lynn.
Productores: Brian Beckmann, Mark Burman, Gary Hamilton, David Hillary.
Música: Nicci Kasper, Deantoni Parks.
Fotografía: Alexander Dynan.
Montaje: Benjamin Rodriguez Jr.
Nacionalidad: Estados Unidos.
Año de Producción: 2016.
Duración: 93 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 18 años.
Género: Thriller.
Estreno (España): 27 de enero de 2017.
DVD (Venta): 6 de abril de 2017.
Distribuidora (España): Inopia Films, Vercine.
Espectadores (España): 2.702.
Recaudación (España): 15.281,27 €.

Fotograma de la película: Como perros salvajes (2016)

CRÍTICA

27-01-2017 – JOSU EGUREN

Perro come perro

Nacida de una revancha contra el maltrato a "Caza al terrorista" (2014) -los productores le arrebataron la película a Paul Schrader para estrenarla con un remontaje sin su supervisión-, la adaptación de la novela 'Perro come perro', del expresidiario y escritor de culto Edward Bunker, golpea la pantalla con una primera escena ultraviolenta que coloca el ánimo del espectador al borde del delirio.

Es un trozo de metraje que no suma en la caracterización del personaje interpretado por Willem Dafoe -su gestualidad histriónica y el apodo de 'Perro Loco' lo dicen todo- pero al director de "Aflicción" (1998) le permite cortar amarras con la realidad antes de sumegirse en una espiral de adiciones con la que ilustra su teología de la autodestrucción. A pesar de trabajar a partir de un texto ajeno reescrito por el guionista Matthew Wilder, Schrader mantiene vivas e identificables las constantes de una filmografía que atraviesa el valle nihilista de "Como perros salvajes" en perpetuo camino de redención.

La historia de tres exconvictos que se involucran en el secuestro del hijo de un narcotraficante para financiar proyectos de vida futuros alejados del bucle criminal y politoxicómano en el que están atrapados es una excusa válida para el reencuentro de Schrader con dos de sus actores fetiche, aunque es Christopher Matthew Cook el que capta la emaptía de los espectadores más atentos al segundo plano.

No queda del todo claro si lo que retrata Schrader es una amistad enfermiza o a tres individuos solipsistas unidos por afinidades voluntarias pero en la expresión de sus taras, vicios e inseguridades resume un estado de insatisfacción cuasiuniversal que se hace eco en las últimas palabras de Nicolas Cage. Paradójicamente, es una estética confusa y ecléctica la que uniformiza "Como perros salvajes" y le da cierto poso a una película concebida como simple divertimento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario