De-mentes criminales (Masterminds) (2015)

Cartel oficial español: De-mentes criminales (Masterminds) (2015)
David Ghantt (Zach Galifianakis), un atípico antihéroe, va a intentar cometer uno de los mayores robos de la historia de Estados Unidos. Este conductor de un furgón blindado se enamora de su compañera Kelly Campbell (Kristen Wiig) que, tras dejar su trabajo, es incitada por Steve Chambers (Owen Wilson), un granuja local y convence a David para vaciar la cámara acorazada de la ciudad de Charlotte. Tras llevarse 17 millones de dólares y dárselos a Steve, David huye a México, pero tendrá que regresar a Carolina para rescatar a su verdadero amor.

Valoración: 5,336.


TRÁILER DE LA PELÍCULA


FICHA

Título Original: Masterminds.
Director: Jared Hess.
Guionistas: Chris Bowman, Hubbel Palmer, Emily Spivey.
Reparto: Owen Wilson, Jason Sudeikis, Zach Galifianakis, Kristen Wiig, Kate McKinnon, Leslie Jones, Mary Elizabeth Ellis, Rhoda Griffis, Ken Marino, Devin Ratray, Jon Daly, Daniel Zacapa.
Productores: John Goldwyn, Lorne Michaels.
Música: Geoff Zanelli.
Fotografía: Erik Wilson.
Montaje: Keith Brachmann, David Rennie.
Nacionalidad: Estados Unidos.
Año de Producción: 2015.
Duración: 95 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Comedia.
Estreno (España): 4 de enero de 2017.
DVD (Venta): 2 de junio de 2017.
Distribuidora (España): Tripictures.
Espectadores (España): 71.119.
Recaudación (España): 426.405,14 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 311 / 910.

Fotograma de la película: De-mentes criminales (Masterminds) (2015)

CRÍTICA

07-01-2017 – JOSU EGUREN

El gran robo al camión blindado

Como era de esperar, tampoco "De-mentes criminales" escapa al tradicional carrusel fotográfico con el que se cierran las películas basadas en historias reales (en este caso, el de uno de los mayores robos en efectivo de la historia de Estados Unidos). El breve ¿qué fue de? que acompaña a la respectiva ficha policial de los aludidos se ha convertido en un elemento canónico que, en no pocas ocasiones, deja en evidencia el alcance de la ficción respecto a la realidad.

Ocurre en la última comedia dirigida por Jared Hess ("Gentlemen Broncos", 2009) que, en el contraste entre Zach Galifianakis y el personaje que interpreta, deja notar un tosco pero eficaz subrayado de los tópicos con los que se describe la flora y fauna de la América profunda. Los clásicos peinados tipo mullet, que han resistido la injerencia de modas y tendencias en los parques de caravanas, son la expresión psicológica de unos personajes de inteligencia límite que existen en paralelo a los protagonistas de "Quemar después de leer" (2008), de los hermanos Coen, aunque en este caso Hess no hace más que aplicar el trazo grueso para descongestionar una narrativa que avanza a golpe de gags.

Con la torpeza como ingrediente principal de secuencias más fieles a los hechos de lo que el espectador puede llegar a imaginar, "De-mentes criminales" construye una suerte de relato cómico del final de una década en la que se fraguaron escándalos como los de Enron y Bernard Madoff, y saltó a la fama la historia del célebre estafador Steven Jay Russell.

Con Galifianakis y Kristen Wiig ("Cazafantasmas", Paul Feig, 2016) como proas de una película guionizada por dos de los autores de la adaptación televisiva de "Napoleón Dynamite", son Jason Sudeikis y Kate McKinnon los que redimen de la inocuidad a una comedia satisfecha de haber reunido un reparto de altura pero incapaz de gestionar todo el talento que acumulan sus estrellas.

Comentarios