Después de esto (2015)


John (Ulrik Munther) es un adolescente que ha pasado años en un reformatorio. Cometió un error, pagó por ello y ahora vuelve a su hogar con la intención de retomar su vida y olvidarlo todo. Pero la pequeña localidad sueca en la que vive no ha dejado atrás lo que hizo, y su regreso abrirá viejas heridas y sacará lo peor de toda la comunidad. Abandonado por sus amigos, y dejado de lado por su familia, John será víctima de una espiral de violencia, que le obligará a enfrentarse a ella de la única forma que sabe.

Valoración: 6,577.

Tráiler de la Película

Ficha

Título Original: Efterskalv.
Director: Magnus von Horn.
Guionista: Magnus von Horn.
Actores: Ulrik Munther, Mats Blomgren, Sven Ahlström, Stefan Cronwall, Pia Edlund, Loa Ek, Felix Göransson, Oliver Heilmann, Wieslaw Komasa, Rasmus Lindgren, Ellen Mattsson, Inger Nilsson, Jan-Erik Olsson, Cecilia Wilhelmsson.
Productores: Madeleine Ekman, Mariusz Wlodarski.
Música:
Fotografía: Lukasz Zal.
Montaje: Agnieszka Glinska.
Diseño de Producción: Jagna Dobesz, Henrik Ryhlander.
Vestuario: Anna-Karin Cameron.
Nacionalidad: Suecia.
Países Participantes: Suecia, Polonia, Francia.
Lugares de Rodaje: Suecia.
Fechas de Rodaje:
Año de Producción: 2015.
Duración: 102 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 16 años.
Género: Drama, Intriga.
Estreno (España): 7 de octubre de 2016.
DVD (Venta):
Distribuidora (España): Pirámide Films.
Espectadores (España): 825.
Recaudación (España): 4.550,22 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 161 / 635.

Crítica

14-10-2016 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

La hora del perdón

¿Está preparada la sociedad actual para perdonar horrendos crímenes? Es lo que se cuestiona esta austera película sueca, protagonizada por un chaval que regresa a casa tras haber perpetrado un asesinato. Este es el punto de partida de "Después de esto", primera película del director sueco, afincado en Polonia, Magnus von Horn, cuyo argumento se centra en el rechazo general sufrido por el protagonista, así como en sus propios miedos e inseguridades y, cómo no, en las no siempre fáciles relaciones familiares. Inusual detonante argumental de un filme contemporáneo sobre el mal de vivir, que no tiene desperdicio.

Iluminada a base de tonos fríos, con predominio de los azules, por el camarógrafo Lukasz Zal, fotógrafo asimismo de la interesante "Ida" (Pawel Pawlikowski, 2013), el máximo responsable de "Después de esto" demuestra tener muchos redaños a la hora de penetrar con su cámara de entomólogo en las entrañas más íntimas de un muchacho frustrado. Al tiempo, se presta la debida atención al comportamiento de sus amigos y vecinos, de un padre castrante y de los fantasmas agazapados en la conciencia del protagonista, acosado en todo momento por un pasado atroz.

Un personaje tan complejo como el aquí retratado está interpretado con notable convicción por el joven rockero sueco Ulrik Munther ('Until We Meet Again'), en un filme que también se plantea preguntas de hondo calado existencial, al estilo de: ¿La verdad nos hace realmente libres? ¿Es posible que la mentira resulte, en algún caso, imprescindible para alcanzar un buen fin? Y, en todo caso, ¿es necesario perdonar mucho para no olvidar nada? O, como se encargaba de apostillar el mismísimo William Shakespeare: «la clemencia que perdona a los criminales es asesina». La película se revela voluntariamente ambigua al respecto, ya que deja al espectador que formule su propio juicio moral.

Adsense