Entrada destacada

Baby Driver

Baby (Ansel Elgort) es un joven conductor, especializado en fugas, cuya habilidad al volante al ritmo de canciones precisamente seleccionadas le convierte en un valioso activo para la banda de atracadores de bancos que lidera Doc (Kevin Spacey). Su papel en la organización se verá comprometido cuando conozca a Deborah (Lily James), una camarera de la que se enamora. Baby, que empieza a dudar sobre si lo que hace está bien o mal, decidirá dar un último golpe antes de retirarse, un atraco que pondrá en peligro su vida, su amor y su libertad.

Valoración:7,239.


FICHA

Título Original: Baby Driver.
Director: Edgar Wright.
Guionista: Edgar Wright.
Reparto: Kevin Spacey, Jamie Foxx, Ansel Elgort, Lily James, Jon Hamm, Jon Bernthal, Eiza González, Flea, Sky Ferreira, CJ Jones, Lanny Joon, Ben VanderMey.
Productores: Tim Bevan, Eric Fellner, Nira Park.
Música: Steven Price.
Fotografía: Bill Pope.
Montaje: Jonathan Amos, Paul Machliss.
Países Participantes: Reino Unido, Estados Unidos.
Año de Producción: 2…

Fuego en el mar (2016)

Cartel: Fuego en el mar (2016)
Samuel tiene 12 años y vive en una isla en medio del mar. Tiene una vida normal, entre clases en el colegio y sus ratos libres, que aprovecha saliendo de caza con su tirachinas. Le gusta la tierra firme, a pesar de vivir en un lugar en el que todo gira alrededor del mar y de los hombres, mujeres y niños que intentan atravesarlo para llegar hasta allí. Samuel vive en Lampedusa, la gran frontera de Europa, que durante 20 años ha sido la puerta al futuro y la libertad para miles de inmigrantes.

Valoración: 6,562.

TRÁILER DE LA PELÍCULA


FICHA

Título Original: Fuocoammare.
Director: Gianfranco Rosi.
Guionista: Gianfranco Rosi.
Intervenciones: Samuele Pucillo, Mattias Cucina, Samuele Caruana, Pietro Bartolo, Francesco Paterna, Giuseppe Fragapane, Francesco Mannino, Maria Costa, Maria Signorello.
Productores: Roberto Cicutto, Paolo Del Brocco, Camille Lamellé, Serge Lalou, Donatella Palermo, Gianfranco Rosi, Martine Saada.
Música: Stefano Grosso.
Fotografía: Gianfranco Rosi.
Montaje: Jacopo Quadri.
Nacionalidad: Italia.
Año de Producción: 2016.
Duración: 109 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 7 años.
Género: Documental.
Estreno (España): 14 de octubre de 2016.
DVD (Venta): 8 de febrero de 2017.
Distribuidora (España): Caramel Films.
Espectadores (España): 5.605.
Recaudación (España): 28.378,16 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 5 / 11.

Fotograma: Fuego en el mar (2016)

COMENTARIO

Gianfranco Rosi, que ya había ganado el León de Oro de Venecia con "Sacro GRA" en 2013, se alzó con el Oso de Oro de Berlín con este documental observacional que aborda el drama de los inmigrantes africanos que llegan a las costas de la isla de Lampedusa. En la película, esta dura realidad se intercala con escenas cotidianas de los nativos de la isla, entre los que destaca el pequeño Samuel, cuya ingenuidad contrasta con el horror que le rodea. (Anuario Fotogramas 2017: Manu Yáñez).

Fotograma: Fuego en el mar (2016)

CRÍTICA

16-10-2016 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

Naufragio humano

Con "Fuego en el mar" estamos ante un digno documental sobre el drama actual de infinidad de refugiados e inmigrantes sin papeles que huyen con dirección a Europa. Está realizado por el cineasta italiano Gianfranco Rosi y enmarcado en la mayor de las islas del archipiélago siciliano de las Pelagias, en el mar Mediterráneo. Una tragedia vista desde la perspectiva de los lugareños, sazonada de valor, de solidaridad con los seres humanos, impregnada asimismo de un delicado pudor. Se trata de un realizador que huye de los sermones, de las actitudes demagógicas y de los espurios intereses políticos, lo cual siempre es muy de agradecer.

La honestidad, el compromiso con la humanidad entera de que hace gala su máximo responsable, cala hondo en el ánimo del espectador, en una catástrofe en la que tampoco falta la poesía áspera, ensangrentada, junto a un desgarrado grito de esperanza y de vergüenza; el precio de un lugar donde vivir, de una mirada infantil -la de Samuel- y de unos seres humanos anónimos llevando su cruz, muchos de los cuales ni siquiera podrán recoger un simple puñado de tierra... Visiones conmovedoras que atenazan nuestros sentidos y nos encogen el corazón.

La película otorga todo su significado a la dolorosa resonancia de unas imágenes captadas sin tremendismos, con respetuosa discreción. Por lo general, Gianfranco Rosi se mueve aquí entre dos polos cinematográficos complementarios: el de Flaherty ("Nanook el esquimal", 1922), etnógrafo lírico y fraterno, relacionado con la unidad de la condición humana; y el de Buñuel ("Nazarín", 1959), a la hora de rechazar la caridad al uso, en el sentido de que sólo concede crédito a la pureza y a la ternura humana. Sea como sea, estoy seguro que "Fuego en el mar" será uno de los pocos documentales capaces de afrontar el paso del tiempo sin perder ninguno de sus valores.

Fotograma: Fuego en el mar (2016)

02-03-2017 – JOSU EGUREN

Mar rojo

En una de las escenas centrales del documental por el que el italiano Gianfranco Rosi ("Sacro GRA", "El sicario: Room 164") fue galardonado con el Oso de Oro a la mejor película en la clausura del Festival de Berlín 2016, un doctor destacado en el puesto de atención médica del Centro de Recepción de Inmigrantes de Lampedusa analiza la anatomía de una de tantas imágenes que pasan desapercibidas ante los ojos del espectador de telediarios: el ritmo de la exposición es pausado, pero el eco de sus palabras -vacías de demagogia y sensacionalismo- es estremecedor.

Sobre la cubierta y los laterales de un buque destartalado se amontonan decenas de hombres, mujeres y niños que han pagado entre 1.200 y 1.500 dólares a las mafias migratorias que operan en el Mediterráneo. Pero lo más escalofriante es lo que no se ve porque, aunque se intuye, la fotografía no recoge la agonía y el sufrimiento de los pasajeros de tercera clase hacinados en la bodega del barco. A diferencia de otros cineastas, a los que la lógica les urge gritar y señalar culpables, Rosi elige mantener la calma y guiar su cámara por el paisaje abrupto de una isla en la que habitan dos realidades muy próximas: la del tránsito de inmigrantes en ruta hacia un nuevo mundo, y la de los habitantes de un trozo de tierra entre África (113 Km.) y Sicilia (193 Km.) que viven de cara a ese mar rojo que ha servido de tumba a más de 15.000 personas en los últimos 20 años.

Sin un hilo conductor pensado ex profeso para remover las tripas del público, es la figura del pequeño Samuel la que vertebra una narración que, a medida que va tomando conciencia de sí misma, se estructura en torno a imágenes y sonidos que dotan de profundidad y humanidad a las frías estadísticas funerarias. La última secuencia cae a plomo sobre el espectador más curtido, van avisados.

Comentarios