Múltiple (2016)

Cartel oficial español: Múltiple (2016)
Kevin Wendell (James McAvoy) le ha demostrado a su psiquiatra de confianza, la Dra. Karen Fletcher (Betty Buckley), que posee 23 personalidades diferentes. Por si esto fuera poco, una más está emergiendo para controlar a todas las demás. Ésta obliga a Kevin a raptar a tres chicas inocentes, entre las que se encuentra la decidida y observadora Casey Cooke (Anya Taylor-Joy). Las jóvenes, al igual que Kevin, intentarán sobrevivir en una constante lucha contra el resto de personajes que pueblan la psique de su raptor, cuyos compartimentos mentales se derrumban.

Valoración: 6,960.


TRÁILER DE LA PELÍCULA


FICHA

Título Original: Split.
Director: M. Night Shyamalan.
Guionista: M. Night Shyamalan.
Reparto: Kim Director, James McAvoy, Anya Taylor-Joy, Betty Buckley, Jessica Sula, Brad William Henke, Neal Huff, Haley Lu Richardson, Sebastian Arcelus, Rosemary Howard, Lyne Renee.
Productores: Marc Bienstock, Jason Blum, M. Night Shyamalan.
Música: West Dylan Thordson.
Fotografía: Mike Gioulakis.
Montaje: Luke Ciarrocchi.
Nacionalidad: Estados Unidos.
Año de Producción: 2016.
Duración: 117 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 16 años.
Género: Thriller.
Estreno (España): 27 de enero de 2017.
DVD (Venta): 7 de junio de 2017.
Distribuidora (España): Universal Spain.
Espectadores (España): 907.860.
Recaudación (España): 5.516.765,74 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 123 / 911.

Fotograma de la película: Múltiple (2016)

CRÍTICA

30-01-2017 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

La presa fácil

Con "Múltiple" recuperamos al director de origen hindú M. Night Shyamalan ("La visita", 2015) más inquietante, puesto que describe una trama protagonizada por un depredador, encarnado por el versátil actor escocés James McAvoy ("X-Men: Apocalipsis", 2016), que se desdobla en un montón de personalidades diferentes. Y, como suele ocurrir en estos casos, un lóbrego sótano es el lugar en el que oculta a tres chicas, tras haberla narcotizado -no con la maldita burundanga-, pero sí con una droga muy efectiva. Se trata de un aterrador 'hunter' (cazador), retratado a través de una escenografía tensa, detallista y fluida, logrando una intriga proclive a las más siniestras pesadillas.

El filme está realizado utilizando una estética próxima a la añorada serie B, con lo cual se demuestra que sigue vivita y coleando. Sin llegar a la complejidad de otros títulos parecidos, la película de este reputado cultivador de 'fantastique' se revela como un ejercicio sobre la soledad, sobre los demonios íntimos y los traumas infantiles. Porque Kevin, Denis, Patricia, Jade... es un sujeto múltiple en pos de su identidad, indiferente ante este pensamiento esencial: Hemos nacido para recorrer el mundo igual que los ángeles, para buscar el cielo a este lado de los cielos.

A veces, aquellos que caminan solos caen en la oscuridad y pierden la gracia. Sólo el amor puede levantar a los ángeles caídos, ya que sólo dos juntos pueden entrar en el paraíso. Esta idea, así como su abismal protagonista, está expresada mediante un tratamiento visual que se decanta con las debidas distancias, hacia la psicopatía. En su conjunto, el filme responde de forma soterrada a la poética de los seres monstruosos. Un poco al estilo de "Psicosis" (Alfred Hitchcock, 1960), "En nombre de Caín" (Brian de Palma, 1992) y "Stoker" (Park Chan-wook, 2013), reconvertido en otro martillazo sobre la ya resquebrajada superficie de ese espejo al que llamamos realidad.

Comentarios