Billy Lynn (2016)

Cartel oficial español: Billy Lynn (2016)
Billy Lynn (Joe Alwyn) es un joven soldado de 19 años que, junto con el resto de sus compañeros del pelotón Bravo, se convierte en parte activa de una angustiosa batalla en Irak que goza de una amplia cobertura televisiva. Convertidos en héroes mediáticos, los militares vuelven a casa para realizar una gira promocional por Estados Unidos. Mientras son aclamados por el público, los protagonistas rememoran los momentos más críticos del enfrentamiento que les dio la fama, incluidos los detalles menos glamurosos.

Valoración: 6,054.


TRÁILER DE LA PELÍCULA


FICHA

Título Original: Billy Lynn's Long Halftime Walk.
Director: Ang Lee.
Guionista: Jean-Christophe Castelli.
Reparto: Steve Martin, Vin Diesel, Kristen Stewart, Garrett Hedlund, Joe Alwyn, Chris Tucker, Tim Blake Nelson, Ben Platt, Beau Knapp, Bruce McKinnon, Makenzie Leigh.
Productores: Stephen Cornwell, Ang Lee, Marc Platt, Rhodri Thomas.
Música: Jeff Danna, Mychael Danna.
Fotografía: John Toll.
Montaje: Tim Squyres.
Nacionalidad: Estados Unidos.
Año de Producción: 2016.
Duración: 113 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Bélica.
Estreno (España): 27 de enero de 2017.
DVD (Venta): 24 de mayo de 2017.
Distribuidora (España): Sony Pictures España.
Espectadores (España): 2.210.
Recaudación (España): 13.122,48 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 488 / 922.

Fotograma de la película: Billy Lynn (2016)

CRÍTICA

02-02-2017 – JOSU EGUREN

La balada del soldado

Si como afirmaba Jean-Luc Godard «el cine es la realidad a 24 imágenes por segundo», entonces ¿cómo interpretar "Billy Lynn"?

Atendiendo a los ratios estándar de conversión (24/48/60/120) y dando por buena la sentencia del director de "Adieu au langage" (2014), el experimento cinemático registrado a 120 fps por la cámara de ultradefinición Sony CineAlfa F65 4K bajo supervisión del director de fotografía John Toll sería el resultado de multiplicar por 4 la realidad en la intersección con una novela de Ben Fountain ('Billy Lynn's Long Halftime Walk') que da pie para que Ang Lee ilustre los paralelismos entre los campos de batalla de la guerra de Irak y el campo de minas (sociales y morales) que ha de atravesar una patrulla de soldados supervivientes de regreso a los Estados Unidos.

Lamentablemente el pulso entre profundidad de campo e hiperdefinición resulta en un brusco 'downgrade' al 2D de las tres dimensiones en las que fue concebida la original, con la consiguiente merma de argumentos en el juicio sobre la puesta en escena y los movimientos dentro del plano, que son la fuente del discurso del autor de "Brokeback Mountain" (2005) y "La vida de Pi" (2012).

Sin salas equipadas para garantizar su óptima proyección, el simulacro de "Billy Lynn" le hurta al espectador la posibilidad de apreciar en detalle una exhibición de fuerza (bruta) que se atisba en las composiciones donde Lee afina el contraste para enfatizar la nitidez de la imagen dando como resultado una suerte de extrañamiento psicológico que se suma al de las secuencias en las que utiliza el flashback o las salidas oníricas como vía de fuga.

El despliegue formal de "Billy Lynn" es notable, pero no acierta a arañar la superficie de un conflicto analizado de una manera mucho más sugerente y kamikaze por Dalton Trumbo en "Johnny cogió su fusil" (1971).