Lo que de verdad importa (2016)

Cartel oficial español: Lo que de verdad importa (2016)
La vida de Alec Bailey (Oliver Jackson-Cohen) está a punto de desmoronarse. Su tienda de reparaciones eléctricas está a punto de cerrar, debe dinero a gente equivocada, se acuesta con una mujer casada y bebe demasiado. Un día, un hombre que asegura ser su tío le ofrece un trato: él se encarga de sus deudas si Alec se traslada un año a un pueblo de Nueva Escocia. Allí descubrirá que tiene un don para curar y, junto a una joven con cáncer terminal, decidirá si lo acepta o lo rechaza mientras reconsidera el sentido de su vida.

Valoración: 5,828.


TRÁILER DE LA PELÍCULA


FICHA

Título Original: The Healer.
Director: Paco Arango.
Guionista: Paco Arango.
Reparto: Oliver Jackson-Cohen, Camilla Luddington, Jonathan Pryce, Jorge Garcia, Kaitlyn Bernard, Adrian G. Griffiths, Brian Downey, Pasha Ebrahimi, David Rossetti, Jeremy Akerman.
Productores: Paco Arango, Enrique Posner, Alexa Velez, Michael Volpe.
Música: Nathan Wang.
Fotografía: Javier Aguirresarobe.
Montaje: Teresa Font.
Nacionalidad: España.
Año de Producción: 2016.
Duración: 108 minutos.
Calificación por Edades: Apta para todos los públicos.
Género: Comedia.
Estreno (España): 17 de febrero de 2017.
DVD (Venta): 21 de noviembre de 2017.
Distribuidora (España): European Dreams Factory.
Espectadores (España): 429.678.
Recaudación (España): 2.589.805,13 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 161 / 895.

Fotograma de la película: Lo que de verdad importa (2016)

CRÍTICA

17-02-2017 – ANTON MERIKAETXEBARRIA

El poder de curar

A veces, resulta obligado recomendar películas tan solidarias como "Lo que de verdad importa", firmada por el cineasta español -nacido en México- Paco Arango ("Maktub", 2011), con la mirada puesta en los niños enfermos de cáncer. Parte de una sencilla premisa argumental, centrada en los felices equívocos que se producen cuando un joven mecánico descubre que tiene super poderes curativos. Lo cual da pie a una positiva, oportuna y necesaria fábula fantástica, en la que tampoco faltan los personajes altruistas, los comportamientos desinteresados y un saludable sentido del humor.

Fotografiada con tino por el singular camarógrafo eibarrés Javier Aguirresarobe (iluminador de películas al estilo de "Vicky Cristina Barcelona" o "Blue Jasmine", de Woody Allen), esta aleccionadora historia incluye la presencia de niños aquejados de este terrible mal, que ellos afrontan con una entereza realmente admirable. Chiquitajos de un valor invencible, que no quieren morir, que desean estar vivos hasta el final. Muere en vida la persona que deja de luchar, de tener ilusiones, de imaginar proyectos, de aprovechar las oportunidades que ofrece ese haz de pequeñas cosas que es la vida.

Porque hay películas que apuntan a la razón. Y hay películas que apuntan al corazón. Esto último es lo que sucede con "Lo que de verdad importa". Un título que guarda semejanzas con el filme de Antonio Mercero "Planta cuarta" (2003), donde dicha enfermedad era también para sus juveniles protagonistas una manera de vencer. Así pues, no faltan en este drama de la vida cotidiana los aspectos optimistas e incluso alegres. Tampoco los guiños cómplices. Todo bien equilibrado, diseñado para que pasemos un buen rato y de paso, como quien no quiere la cosa, echemos nuestra mirada más generosa sobre ese maravilloso mundo infantil que cree en la inteligencia, en el progreso y en el entendimiento.

Comentarios