domingo, 26 de marzo de 2017

Un hombre llamado Ove (2015)

Cartel oficial español: Un hombre llamado Ove (2015)
Ove (Rolf Lassgård) no es uno de esos vecinos encantadores a los que todo el mundo adora, al contrario. Es un hombre cascarrabias que lleva hasta el extremo su pasión por el orden y la disciplina. A sus 59 años, Ove es un resentido solitario al que el destino no ha tratado bien. Sin embargo, una serie de circunstancias fortuitas empezarán a devolverle la fe en el género humano, a la vez que el resto del barrio se dará cuenta de la importancia que tiene Ove en la comunidad. Y es que nada sería igual sin él.

Valoración: 7,312.


TRÁILER DE LA PELÍCULA


FICHA

Título Original: En man som heter Ove.
Director: Hannes Holm.
Guionista: Hannes Holm.
Reparto: Johan Widerberg, Rolf Lassgård, Bahar Pars, Filip Berg, Zozan Akgün, Stefan Gödicke, Tobias Almborg, Chatarina Larsson, Ida Engvoll, Anna-Lena Brundin, Viktor Baagøe.
Productores: Annica Bellander, Nicklas Wikström Nicastro.
Música: Gaute Storaas.
Fotografía: Göran Hallberg.
Montaje: Fredrik Morheden.
Nacionalidad: Suecia.
Año de Producción: 2015.
Duración: 116 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 7 años.
Género: Comedia.
Estreno (España): 24 de marzo de 2017.
DVD (Venta): 28 de julio de 2017.
Distribuidora (España): Emon.
Espectadores (España): 32.720.
Recaudación (España): 187.910,35 €.
Visitas: 0.
Popularidad: 364 / 912.

Fotograma de la película: Un hombre llamado Ove (2015)

CRÍTICA

26-03-2017 – JOSU EGUREN

El gruñón

Mires a donde mires, ya sea a Francia ("El Sr. Henri comparte piso" Ivan Calbérac, 2015), al norte de Europa ("El gruñón", Dome Karukoski, 2014) o a los Estados Unidos ("St. Vincent", Theodore Melfi, 2014), el rutinario abc de la comedia amarga con choque de caracteres entre el tópico (y arquetípico) viejo misántropo y las nuevas generaciones de su familia, vecinos y/o amigos se repite de manera incansable sin torcer una coma que siembre expectativas o desconcierto en un arco narrativo invariablemente orientado hacia el happy ending regado con gotas de melancolía.

En el caso de "Un hombre llamado Ove" a lo anterior se le suma una dicción fotográfica que hace indistinguible su puesta en escena de la de otras adaptaciones de best sellers nórdicos como "El abuelo que saltó por la ventana y se largó" (2013), de Felix Herngren con la que el noveno largometraje de Hannes Holm ("Los Andersson: Road Movie", 2013) podría intercambiar flashbacks, secundarios y reflexiones nostálgicas sin que el espectador apreciase el menor corte en la edición (que ambas hayan competido por la estatuilla dorada al mejor maquillaje no puede ser casualidad); quizá también porque es lo que pretende, vender un continuo de imágenes y emociones facturadas con el sello de calidad de una cadena de montaje para todos los públicos.

La nominación de "Un hombre llamado Ove" al Oscar a la mejor película de habla no inglesa valida una tendencia que hace necesarios textos literarios tan fácilmente moldeables como este original de Fredrik Backman a partir de de la cual Holm ordena el puzzle de desengaños, traumas y sinsabores que han hecho del protagonista un hombre aciago que acumula varias tentativas de suicidio.

El final no les sorprenderá, pero fíjense bien en un último plano que resume de manera ¿involuntaria? el modelo de Europa al que aspiran políticos como el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem.

No hay comentarios:

Publicar un comentario