Logan (2017)

Cartel oficial español: Logan (2017)
Es el año 2029 y los mutantes están prácticamente extintos. Entre los que sobreviven se encuentra un retraído y abatido Logan (Hugh Jackman), que pasa sus días en una remota zona de la frontera con México junto a Caliban (Stephen Merchant) y un enfermo Charles Xavier (Patrick Stewart). Sin embargo, su retiro se verá alterado cuando reciba la tarea de guiar a una extraordinaria niña a un lugar seguro. Por el camino, se enfrentará a fuerzas oscuras y a un villano de su pasado en una misión a vida o muerte en la que cumplirá, por fin, su destino.

Valoración: 7,548.


TRÁILER DE LA PELÍCULA


FICHA

Título Original: Logan.
Director: James Mangold.
Guionistas: Scott Frank, Michael Green, James Mangold.
Reparto: Patrick Stewart, Hugh Jackman, Richard E. Grant, Boyd Holbrook, Dafne Keen, Stephen Merchant, Elizabeth Rodriguez, Eriq La Salle, Elise Neal, Reynaldo Gallegos, Al Coronel, Doris Morgado.
Productores: Simon Kinberg, Lauren Shuler Donner.
Música: Marco Beltrami.
Fotografía: John Mathieson.
Montaje: Michael McCusker, Dirk Westervelt.
Nacionalidad: Estados Unidos.
Año de Producción: 2017.
Duración: 137 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 16 años.
Género: Acción.
Estreno (España): 3 de marzo de 2017.
DVD (Venta): 5 de julio de 2017.
Distribuidora (España): 20th Century FOX España.
Espectadores (España): 1.096.106.
Recaudación (España): 6.658.000,81 €.
Visitas: 2.
Popularidad: 2 / 912.

Fotograma de la película: Logan (2017)

CRÍTICA

08-03-2017 – JOSU EGUREN

El gran duelo

El énfasis en lo crepuscular, que se corresponde con los surcos que el paso del tiempo ha ido arañando sobre la cara de Hugh Jackman ("Eddie el Águila", Dexter Fletcher, 2016), marca el tono del final de una trilogía que comenzó a gestarse en los intestinos de la primera entrega de "X-Men" (Bryan Singer), en el año 2000. Los guiños disimulados a "Raíces profundas" (George Stevens, 1953) -a la que se cita de manera evidente- y la reverencia continua de James Mangold a referentes tan icónicos como "Sin perdón" (Clint Eastwood, 1992) se integran en el ADN de una entrega que hibrida el sabor fronterizo del western con una lectura parcial de 'El viejo Logan', de Mark Millar y Steve McNiven.

Estamos por tanto ante una despedida que dejará una huella durante el lapso de tiempo que transcurra entre el adiós del actor australiano y las noticias del casting para el reboot, que se activarán tan pronto como la maquinaria promocional haya roído el cadáver de "Logan" y sus despojos. Y así es como la película pasará a engrosar el podio del universo X-Men, obviando el debate en torno a la posibilidad de que merced a la entrega y el talento de Jackman el personaje podría haber alcanzado cotas que se han atisbado muy discretamente -pienso en tramas narrativas como la relación truncada entre Lobezno y Jean Grey, o el esbozo de 'Arma-X', de Barry Windsor Smith-.

La distancia sideral entre las adaptaciones cinematográficas y los picos de series como "Uncanny X-Men", "Wolverine" y "Kitty Pryde & Wolverine" queda disimulada bajo la herrumbre y el polvo tóxicos que cubren la superficie de un "Logan" viejo, cansado, mermado en sus facultades y al cuidado de un Charles Xavier decrépito y moribundo. Estallidos de violencia extrema, gestos serios y un poso dramático por encima del habitual en el cine de superhéroes llevan de la mano a "Logan" hacia ese cementerio de elefantes en las puertas de la mitología fanática.