Gold, la gran estafa (2016)

Fotograma de la película: Gold, la gran estafa (2016)

Kenny Wells (Matthew McConaughey) es un hombre criado en la industria minera que, al igual que su padre, no tiene miedo de excavar la montaña hasta encontrar su fortuna. Pero en un negocio en el que la suerte juega un factor clave, ésta nunca ha sonreído a Kenny. Sin embargo, no se rinde, y vende sus últimas posesiones para marcharse hasta la selva de Borneo a encontrar oro. Tras hacer el mayor hallazgo de la historia, tendrá que lidiar con políticos corruptos, traidores y banqueros hipócritas dispuestos a robarle.

Valoración: 6,485.

TRÁILER DE LA PELÍCULA


FICHA

Título Original: Gold.
Director: Stephen Gaghan.
Guionistas: Patrick Massett, John Zinman.
Reparto: Bruce Greenwood, Matthew McConaughey, Edgar Ramirez, Bryce Dallas Howard, Corey Stoll, Timothy Simons, Michael Landes, Toby Kebbell, Craig T. Nelson, Rachael Taylor, Stacy Keach.
Productores: Patrick Massett, Matthew McConaughey, Michael Nozik, Teddy Schwarzman, John Zinman.
Música: Daniel Pemberton.
Fotografía: Robert Elswit.
Montaje: Douglas Crise, Rick Grayson.
Nacionalidad: Estados Unidos.
Año de Producción: 2016.
Duración: 121 minutos.
Calificación por Edades: No recomendada para menores de 12 años.
Género: Acción.
Estreno (España): 10 de marzo de 2017.
DVD (Venta): 1 de septiembre de 2017.
Distribuidora (España): Tripictures.
Espectadores (España): 41.446.
Recaudación (España): 248.288,61 €.
Visitas: 2.
Popularidad: 4 / 898.

Cartel oficial español: Gold, la gran estafa (2016)

CRÍTICA

12-03-2017 – JOSU EGUREN

La pirámide dorada

De historias reales y grandes estafas, en ruta hacia la ensoñación del éxito a través de un subgénero que en muy poco tiempo se ha empeñado en abusar de lugares comunes y figuras narrativas estereotipadas. La pirámide dorada de Kenny Wells y Michael Dacosta, trasuntos de la pareja formada por David Walsh -un hombre de negocios canadiense caído de desgracia- y Michael de Guzman -el geólogo filipino que certificó el hallazgo del yacimiento de oro más rico del planeta (el 8% de las reservas mundiales) en un pedazo de tierra baldía de la jungla indonesia-, se construye alrededor de la relación entre dos hombres atrapados por una mentira cifrada en 6.000 millones de dólares, en un tiempo en el que ya se barruntaba la explosión de la gran burbuja tecnológica y agentes del mercado de la talla de Lehman Brothers validaban operaciones sospechosas sin ningún tipo de rigor.

Si el patrón oro es por definición un sistema monetario que se sostiene sobre un bien tangible, lo paradójico es que el personaje al que se entrega Matthew McConaughey ("Los hombres libres de Jones", Gary Ross, 2016) fuese capaz de apalancar el interés de una compañía que apenas cotizaba por valor de dos dólares canadienses basándose exclusivamente en el humo de sus palabras.

Los vectores políticos, que en "Syriana" (2005) eran la sustancia del discurso de Stephen Gaghan, en "Gold" pasan a segundo o tercer plano cuando la narración se infecta de un ritmo enfebrecido en el que las dobleces y los engaños torpedean la lógica de su arco argumental. Todo se presta a girar en torno a la celebración de un personaje en el que McConaughey empeña su físico, mientras Édgar Ramírez "Point Break (Sin límites)", Ericson Core, 2015) y su novia -interpretada por Bryce Dallas Howard- observan asombrados su transformación en un Jordan Belfort con sobrepeso, angustiado por la necesidad de justificar el Oscar que le otorgaron por "Dallas Buyers Club" (Jean-Marc Vallée, 2013).